¿Compensa comprar un coche eléctrico? ¿Es 2022 un buen año para invertir en él?

Ante la situación actual en la que el precio del combustible no deja de aumentar, cada vez más usuarios se plantean dejar atrás los vehículos tradicionales y pasarse a los coches eléctricos.
Sostenibilidad22 abril, 2022124513 min

Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Compensa comprar un coche eléctrico
 

¿Merece la pena comprar un coche eléctrico?

Los coches con motor a combustible parecen tener sus días contados, sobre todo si tenemos en cuenta que el sector de los vehículos eléctricos avanza a pasos agigantados. Sin embargo, todavía hay quienes se preguntan si compensa comprar un coche eléctrico.

Lo cierto es que, aunque hoy por hoy la compra de un vehículo eléctrico exige un mayor desembolso inicial, lo normal es que este se amortice rápidamente. Es más, actualmente esta recuperación de la inversión inicial es más acelerada, ya que a lo largo de este 2022 no ha dejado de aumentar el precio del combustible debido a diferentes motivos, como el conflicto bélico que se está viviendo entre Rusia y Ucrania, por lo que el ahorro que ya te suponga en este aspecto será más que significante.

También tienes que tener en cuenta que existen ayudas públicas dirigidas a fomentar la compra de coches eléctricos. Por ejemplo, uno de los programas más destacables en este sentido es el Plan el MOVES III, que ha puesto en marcha el Gobierno. El Plan MOVES III ofrece ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos, hasta 7.000 euros la adquisición de un vehículo eléctrico y hasta un 70% de la inversión necesaria para instalar puntos de recarga en tu hogar o en tu garaje comunitario.

¿Por qué comprar un vehículo eléctrico?

Existen multitud de razones por las que comprar un vehículo de estas características es una buena idea y que tienes que tener en cuenta al comprar un coche eléctrico.

⮞ Menor ruido y menor emisión de calor

Al no contar con un motor que vibre cuando funciona, no emite ruidos ni desprende calor alguno. Lo único apreciable es un zumbido leve y el contacto de los neumáticos con el asfalto, además del viento contra la carrocería.

⮞ Facilidad de conducción

Los coches eléctricos no necesitan embragues o cambios de marcha, como sí ocurre con los coches a combustión. Es decir, lo único que el usuario tiene que hacer es acelerar y frenar. Desde luego, mucho más sencillo de manejar.

⮞ Buenas prestaciones en ciudad

Los vehículos eléctricos no están sujetos a ciertos peajes urbanos que se están implementando cada vez con más frecuencia, no disponen de ninguna restricción para circular por ciudades con protocolo anticontaminación, y además tienen una gran agilidad para moverse por entornos urbanos al disponer de una aceleración instantánea.

⮞ Eficiencia energética

Los vehículos con motor a combustión tienen una eficiencia aproximada del 50%, ya que gran parte de la energía generada por el motor se pierde, por ejemplo, en la emisión de calor. En cambio, un vehículo eléctrico es capaz de aprovechar hasta el 90% de la energía que genera.

Beneficios del coche eléctrico enchufable

Por otro lado, aparte de las ventajas ya descritas que ofrecen los vehículos eléctricos, existen otros beneficios que desde luego tienes que tener en cuenta a la hora de decantarse por un coche enchufable frente a uno con motor a combustión.

  • Mantenimiento: el mantenimiento de un coche eléctrico es mucho más sencillo y económico que el de los vehículos a combustible. Un buen ejemplo es el caso del motor: mientras que uno tradicional está formado por miles de piezas a fricción que se someten a altas temperaturas, el motor eléctrico no precisa de mantenimiento al no tener miles partes que se calientan y sufren rozamiento entre ellas. Unido a esto, las baterías de los vehículos enchufables tampoco necesitan mantenimiento y pueden llegar a tener una vida útil de hasta 10 años.
  • Contaminación: Los vehículos eléctricos no emiten ningún gas ni partícula contaminante para el medioambiente. De hecho, ni siquiera disponen de tubo de escape al no funcionar mediante combustión. En comparación, un automóvil convencional puede llegar a emitir durante su vida útil hasta 25 toneladas de dióxido de carbono.
  • Proceso de fabricación sostenible: Si bien es cierto que no pocas veces se ha puesto en duda la sostenibilidad del proceso de fabricación de los coches enchufables, este también parece ser menos contaminante que el de los tradicionales. De acuerdo con uno de los últimos estudios de la universidad de Yale, en concreto del departamento School of the Envoriment, los vehículos eléctricos son mucho menos contaminantes a la larga que los coches a combustión, tanto directa como directamente. Es decir, durante su uso y también durante su producción y fabricación.
  • Ahorro: Ahorro de los vehículos eléctricos frente a otro tipo de coches también es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, y que hacen que valga la pena adquirir un coche eléctrico. Incluso tras la reciente subida del precio de la luz, sigue saliendo más rentable recargar un coche eléctrico que hacer uso de uno a combustión, más aún si tenemos en cuenta que el costo de la gasolina y del diésel es cada vez mayor.

Por ejemplo, tomando como referencia los precios del diésel actuales, recargar 50 litros cuesta aproximadamente 92 euros, mientras que en el caso de la gasolina unos 90 euros. En ambos casos, recorrer 100 km tiene un gasto bastante superior a los 10 euros, mientras que si estamos hablando de un coche eléctrico actualmente puede llegar a ser hasta el doble de económico, sobre todo si te decantas por recargarlo en tu propio hogar.

Préstamos que ofrecen las entidades de Caja Rural para que cambies de coche

Las entidades de Grupo Caja Rural están comprometidas con el cuidado del medioambiente, la transición ecológica y la sostenibilidad en general. En este sentido, desde las cooperativas de crédito se intenta facilitar la liquidez necesaria para la renovación de los coches, entre particulares y empresas, por vehículos eléctricos.

Con el objetivo en el que los vehículos eléctricos jueguen un papel protagonista, y teniendo presente que la inversión inicial que tienen que realizar los clientes puede ser bastante elevada, las entidades de Grupo Caja Rural ofrecen diferentes préstamos orientados a cambiar de coche.

En esta misma línea, en la cooperativa de crédito que tú elijas podrás encontrar, también, un seguro para tu coche. No dudes en acudir a la entidad de Grupo Caja Rural que te resulte más cercana y solicita la información que necesites. ¡Sin compromiso!