fbpx
 

Tecnología¿Quieres pedir un préstamo personal? Usa el simulador de tu entidad

Si estás pensando pedir un préstamo personal es importante que sepas en qué consiste este producto, que comprendas sus diferencias con un crédito y, además, te hagas una idea de la cuota a pagar gracias al simulador de tu entidad financiera.
7 marzo, 2019254613 min

Antes de pedir un préstamo personal será imprescindible saber bien qué es y qué deberás tener en cuenta a la hora de contratarlo. Esta información te ayudará a elegir el que más se adecúe a tus necesidades. Gracias a la tecnología, hoy podemos encontrar simuladores online que nos permiten hacernos una idea de cuál sería el coste del préstamo que deseas solicitar.

 

Pero, vamos a empezar por diferencias los términos, préstamo y crédito, porque se utilizan como sinónimos y realmente no lo son. Por lo que hablar de préstamo personal cuando nos referimos a un crédito es un error.

 

Diferencias entre préstamo personal y crédito

Aunque ambos productos facilitan el acceso a la financiación que se necesite en un determinado momento, presentan algunas diferencias.

 

Un préstamo personal es un contrato suscrito entre una entidad financiera y un cliente por el que el cliente recibe la cantidad de dinero que haya solicitado en su totalidad. En función de las condiciones pactadas, el cliente deberá devolver dicha cantidad junto con los intereses en un determinado periodo de tiempo.

 

En el caso de pedir un crédito, el dinero que solicites no lo recibes de una sola vez, sino en función de tus necesidades. A través de una cuenta o una tarjeta de crédito, podrás ir disponiendo de las cantidades que estimes en cada momento. Habitualmente, sólo se paga intereses por el dinero dispuesto y una comisión mínima sobre el saldo no dispuesto.

 

Otra de las diferencias entre el préstamo y el crédito es que, aunque ambos productos se conceden durante un plazo, los créditos cuando vence dicho plazo, se pueden renovar o ampliar. Normalmente, el crédito se renueva anualmente.

 

¿Préstamo personal o crédito?

La flexibilidad, los intereses y la finalidad son, por tanto, las principales diferencias entre estos dos productos financieros. Un crédito es más flexible que un préstamo; el crédito suele tener mayores intereses, aunque sólo se pagan por el dinero dispuesto; y suelen solicitarse por motivos diferentes.

 

Por sus propias características, solicitar un préstamo personal es más adecuado cuando necesitamos financiar compras de altos importes, como la adquisición de una vivienda, por ejemplo. Un crédito personal se pide cuando en un momento puntual tenemos una falta de liquidez. Digamos que pedir un crédito nos permite contar con un colchón en un momento dado.

 

Recomendaciones a seguir

En cualquier caso, antes de acudir a pedir financiación a una entidad bancaria deberás planificar y analizar bien la decisión. Entre los requisitos a  tener en cuenta para pedir un préstamo personal, destacamos la importancia de contar con un trabajo estable y que tu situación económica sea solvente, para evitar que no puedas hacer frente al pago de las cuotas con las consecuencias que ello conlleva.

 

Por supuesto, antes de la firma del contrato, revisa todas las ofertas disponibles a través del documento de Información Normalizada Europea (INE); infórmate sobre las comisiones financieras que se aplicarán a tu préstamo y lee toda la documentación que te facilite tu entidad. Además, tómate tu tiempo para analizar tu situación financiera. Así, evitarás pedir más dinero del que realmente necesitas. Para ello, puedes utilizar distintos simuladores. Por ejemplo, el simulador del Banco de España o los que ponemos a tu disposición las distintas entidades que formamos parte del Grupo Caja Rural.

 

Revisa qué préstamos personales tienen disponibles en tu entidad:

¿Te gustaría ver las opciones en otra entidad de Grupo Caja Rural? Búscala en nuestro mapa aquí.