El indicador CRISEBU prevé un crecimiento del 6% del PIB para 2022

Cajaviva, Fundación Caja Rural y el Equipo de Coyuntura de la UBU han dado las claves de la evolución de la economía en la presentación de una nueva edición de su Boletín de Coyuntura Económica, así como las previsiones de crecimiento para 2022 con su indicador CRISEBU.
Prensa7 febrero, 20223479 min

Cajaviva, Fundación Caja Rural y el Equipo de Coyuntura de la Universidad de Burgos han presentado su Boletín de Coyuntura Económica. Una foto fija de la evolución de la economía y de las previsiones para 2022.

En sus 17 ediciones, el Boletín de Coyuntura Económica de Burgos se ha consolidado como una herramienta fundamental para el análisis de la economía burgalesa.

Dentro de este informe también se recoge las previsiones del indicador sintético CRISEBU. Esta herramienta establecía a principios de 2021 una tasa de crecimiento en torno al 5% para ese año, algo que se finalizado el ejercicio se cumplió.

Para este 2022 se mantiene un crecimiento del PIB del 6,0%, teniendo en cuenta el buen funcionamiento de los principales indicadores económicos en la segunda mitad del año. Estas previsiones, suponen que en 2022 la situación económica de Burgos se cerrará con niveles similares a los que existían antes de la pandemia.

EMPLEO

El dato más destacado en relación con el empleo medido por afiliación a la Seguridad Social en Burgos es que se ha recuperado durante el año 2021 el empleo perdido por la pandemia en el año 2020.

En Burgos es reseñable la recuperación en el sector industrial tan importante para la economía provincial y que mantiene su peso porcentual en el empleo de Burgos.

Tanto la destrucción de empleo por la pandemia de 2020, como la recuperación en 2021 se hace con un diferencial muy significativo con el conjunto de la economía nacional. En Burgos hay 421 afiliados más, un 0,3% superior al existente al inicio de la pandemia. Teniendo en cuenta que en España es del 2,4% más, supondría tener más de 3.500 afiliados más, si la evolución hubiera seguido la media nacional.

Burgos podría haber tenido 1.000 cotizantes más al año de haber seguido la tendencia nacional

En el supuesto que en Burgos hubiera crecido en empleo al mismo ritmo que a nivel nacional habría unos 22.000 cotizantes adicionales, desde el inicio de siglo ahora. Este incremento de empleo tendría un efecto muy significativo sobre la población, el principal problema socioeconómico de Burgos y Castilla y León e implicaría tener uno 45.700 habitantes más en la provincia de Burgos.

EVOLUCIÓN DEL TURISMO EN BURGOS 2005-2021

Según el estudio monográfico sobre el turismo en la provincia de Burgos de este Boletín de Coyuntura Económica, el peso del turismo en el PIB de Burgos retrocedió al 4,3% en 2020. Ocho puntos menos que en 2019 cuando su aportación fue del 12,4%. El turismo concentra el 85,0% de la caída interanual de los afiliados y el 56,0% de los afectados por un ERTE. La caída del empleo medio en el turismo a 31 de diciembre de 2020 ha sido del 38,1%, mientras que en el resto de los sectores fue del 2,5%.

· Principales conclusiones:

  • Una de las fortalezas de Burgos en cuanto al turismo son sus tres declaraciones de Patrimonio de la Humanidad: la Catedral de Burgos, el Camino de Santiago y los Yacimientos de Atapuerca. También la inclusión del Geoparque de las Loras en la Red Mundial de Parques Geológicos, el primero en Castilla y León.
  • La oferta de establecimientos turísticos de Burgos se ha mantenido estable desde 2005, en torno a los 190. El importante descenso de la actividad en 2020 a causa de la pandemia, se va recuperando en 2021,
  • Se ha producido un incremento medio anual del 1,9% de los viajeros que visitan Burgos en el periodo 2005-20019. Las pernoctaciones también crecen con 1,8%. Los alojamientos turísticos con los que más han experimentado ese incremento en las pernoctaciones con un crecimiento medio del 10,7%, seguido de los alojamientos de turismo rural (5%) y los establecimientos hoteleros (1,7%).
  • Burgos se consolida como un destino de turismo interior. Del más de 1,1 millones de viajeros que visitaron Burgos en 2019 el 66,7% fueron nacionales, frente al 33,3% de extranjeros. Los viajeros de Madrid, Castilla y León y Cataluña los que más visitan la provincia burgalesa.
  • La duración media de las pernoctaciones en Burgos es de 1,6 días, mientras que en Segovia es de 2,7, en Palencia de 2,1 y León de 1,87.
  • La Catedral sigue siendo el punto de interés más visitado, seguido del Museo de la Evolución Humana. En la provincia el Monasterio de Santo Domingo de Silos, la Colegiata de Covarrubias o el Pasadizo Rural de Lerma son los más visitados.
  • Los turistas muestran un grado muy alto de satisfacción global con Burgos como destino turístico (4,5 sobre 5) y el 98,9% lo recomendaría.

·Propuestas de mejora:

  • Impulsar la marca turística de Burgos.
  • Fomentar la innovación y el emprendimiento en el sector.
  • Introducir y promocionar las nuevas tecnologías aplicadas al turismo.
  • Buscar una gestión turística sostenible y responsable. Fomentar la certificación en Calidad Turística.
  • Elaborar e impulsar una estrategia de turismo accesible.