fbpx
 

ActualidadDescubre cómo actuar si han suplantado tu identidad

Los delitos de identidad están a la orden del día. ¿En qué consisten? ¿Cómo podemos defendernos si nos exigen el cobro de un pago que no hemos realizado?
16 abril, 20219619 min

Siempre que cedemos nuestros datos para disfrutar de un servicio, ya sea en la vida real o en internet, corremos el riesgo de que una persona los sustraiga con fines delictivos. En el caso de que recibamos una llamada pidiéndonos un ingreso inesperado, tenemos un buen indicador de que el delito contra nuestra identidad ha sucedido y debemos actuar para revertir la situación.

 

El Informe Anual de Fraude 2019-2020, de la Asociación de Empresas Españolas contra el Fraude, defiende que la suplantación de identidad es el delito que más se comete en nuestro país, con la Comunidad de Madrid como protagonista. En total, los asociados de la AEECF destacan que, en el año de la pandemia mundial, los 3 tipos de fraudes más habituales que sufrieron fueron el fraude por suplantación de identidad (67%), los ataques de phishing (22%) y el fraude documental (11%).

 

En estas condiciones, tenemos que buscar nuevas técnicas para proteger nuestra información y nuestra privacidad de los ataques ajenos. En este artículo aprenderemos en qué consiste el delito de suplantación de identidad y qué consejos podemos aplicar para denunciarlo cuando nos ha tocado vivirlo en primera persona.

 

¿Qué es un delito de suplantación de identidad?

La suplantación de identidad es una actividad malintencionada que consiste en hacerse pasar por otra persona para lograr un beneficio económico o social. Entre las prácticas más comunes se encuentra cometer algún tipo de fraude, para provocar impagos por suplantación de identidad, obtener datos de forma ilegal, cometer ciberbullying o hacer grooming a menores de edad.

 

Un ejemplo de ello es cuando un delincuente crea un perfil falso en una red social para hacerse pasar por una organización, e incluso envía correos electrónicos en su nombre solicitando datos personales a la víctima. En casos más avanzados, existen ciberataques dirigidos a las cuentas de las empresas, que engañan a los directivos o empleados para lograr transferencias millonarias hacia una cuenta oculta en otra parte del mundo.

 

Los delincuentes informáticos preparan estrategias cada vez más sofisticadas para conseguir la información de los usuarios, así que es vital llevar a cabo una serie de medidas para proteger nuestra privacidad en acciones cotidianas, como hacer compras online con seguridad. Esto nos garantizará una capa extra de protección frente a cualquier intento de robo de datos.

 

¿Qué hacer si te llaman porque eres moroso por suplantación de identidad?

Este tipo de suplantación de identidad se produce, generalmente, cuando alguien se hace con tus claves digitales o con tu cartera y contrata un servicio de terceros sin tu consentimiento. Lo normal es que unos meses después recibas la llamada de un operador de cobro de impagos pidiéndote una factura pendiente, pero tú no tienes ni idea. ¿Quieres saber cómo defenderte frente a este delito?

 

  • El primer paso consiste en interponer una denuncia. En ella tienes que detallar lo sucedido, escribiendo los datos de la compañía contratada e incluyendo la factura completa para que no haya dudas sobre el caso.

 

  • Después, contacta con la empresa de servicios. Busca el número de reclamaciones de la compañía de servicios y llámales para explicarles que tú no has sido quien ha hablado con ellos y que ya has interpuesto la denuncia. En el caso de que no respondan o no te faciliten una solución, siempre puedes enviar un correo certificado con una carta dirigida al domicilio social de la entidad.

 

  • Adjunta una copia de la denuncia. Una tercera vía consiste en consultar su página web para encontrar otro contacto, como un chat online o un buzón de sugerencias. No olvides, en estos dos casos, adjuntar una copia de la denuncia para que entiendan que vas en serio con tu acción legal.

 

  • Por último, reclama a la Junta Arbitral de Consumo. Tienes que esperar treinta días después de los cuatro pasos anteriores. Si ves que no contestan a tu petición, tienes que presentar una reclamación a este organismo del Ministerio de Consumo.

 

También puedes pedir un informe de solvencia. Después de este período ya estarás en una lista de morosos como Asnef, así que una buena idea consiste en pedir un informe de solvencia a una empresa especializada. Esto te ayudará a saber en qué listados de morosidad te encuentras y qué pasos puedes dar de ahora en adelante.