fbpx
 

Vivir enComprar y repoblar aldeas abandonadas en España

Las aldeas abandonadas representan una gran oportunidad para luchar contra la despoblación. Hoy te explicamos cómo puedes comprar una y qué papel tendrán en la repoblación de la ‘España vaciada’.
21 abril, 202123559 min

Las personas que viven en la ciudad pueden disfrutar de muchas ventajas, como un acceso fácil a los servicios o la posibilidad de tener varios medios de transporte para llegar al trabajo. Sin embargo, muchas veces echan en falta lo que sí hay en el medio rural: aire libre, espacios abiertos para que los niños corran y un ambiente cercano que invita a la relajación. Vivir en una de las aldeas abandonadas de España es una buena solución para ellas.

 

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en nuestro país hay más de 3.000 pueblos y aldeas abandonadas que están buscando nuevos pobladores. La Xunta de Galicia ya ha propuesto la creación de un portal web para vender este tipo de entidades en la región, con el objetivo de luchar contra la despoblación y ofrecer alternativas para evitar la sobrepoblación de los núcleos urbanos.

 

En este artículo vamos a repasar esta y otras iniciativas que pretenden acercar el encanto de los entornos naturales de las aldeas hasta aquellas personas interesadas en comprarlas o vivir en ellas. Te invitamos a descubrir una opción nueva, excitante y preciosa para encontrar una nueva vivienda situada en el campo.

 

Las aldeas abandonadas en Galicia: iniciativas para evitar la despoblación

La necesidad de una estrategia de repoblación rural ha llevado a varias comunidades autónomas a comenzar con sus propios planes para vender o alquilar estos espacios habitables. Este es el caso de la Xunta de Galicia, que ha propuesto la creación de un catálogo digital para poner en contacto a propietarios y compradores interesados en rehabilitar las 4.000 aldeas abandonadas que se encuentran en el territorio.

 

El objetivo será utilizar esta página web como una plataforma donde los municipios podrán adjuntar la descripción de las casas, la referencia catastral, la superficie o el precio de venta y alquiler para todos los interesados. Además, se adjuntarán fotografías, planos y datos adicionales como el número de estancias o la eficiencia energética para saber si los inquilinos pueden convertir su casa en un auténtico hogar sostenible y autosuficiente.

 

El proyecto aún está en progreso, pero una de las ventajas es que permitiría prosperar nuevos negocios en entornos rurales para combatir la despoblación, un reto al que se enfrentan cada vez más Gobiernos y ciudadanos de todo el país. La convivencia en aldeas abandonadas podría crear nuevos núcleos económicos que no solo generarían riqueza para la provincia, sino que podrían motivar un auténtico movimiento social en otras partes de España.

 

Las aldeas abandonadas en España: una gran oportunidad de negocio

En nuestro país, aldeasabandonadas.com es el portal web que se encarga de las ventas de este tipo de entidades. A través de él es posible adquirir aldeas abandonadas repartidas por el norte, en territorios como Lugo, A Coruña o Pontevedra; pero también en comunidades autónomas como Andalucía, la Comunidad Valenciana, Baleares o Aragón.

 

Normalmente, el proceso para adquirir una aldea abandonada requiere de varios trámites como ir a comprobar las condiciones del entorno y completar el papeleo referente a altas de servicios, cambios de nombre, notaría o registros oficiales. Los motivos más comunes para tomar esta decisión pasan por montar un negocio de turismo rural o dar empleo a varios trabajadores para aprovechar los recursos naturales de la tierra. En ocasiones, incluso, los interesados son personas que quieren buscar un espacio libre de ruido para trabajar a distancia con dispositivos como su ordenador portátil o su teléfono móvil.

 

Eso sí, hay veces en los que el alquiler de la aldea abandonada es temporal. El propietario decide poner una oferta para que los futuros contratados mantengan las casas durante un período determinado (como cinco décadas) a cambio de un trato justo para ellos: permitirles vivir en ellas sin tener que pagar por los inmuebles. Esta modalidad es muy común en aquellas que han sufrido un gran deterioro por los efectos del tiempo o aquellas que ya no consiguen un beneficio de los bosques o del campo.

 

En cualquier caso, existen varias opciones para todas las personas que quieran vivir en una casa abandonada. Iniciativas públicas o privadas, como las de la Xunta de Galicia o el portal de Aldeas Abandonadas, proponen métodos de compraventa que aprovechan las nuevas tecnologías para llegar a miles de posibles compradores. Es solo cuestión de tiempo que cada vez más comunidades españolas apuesten por poner estas aldeas a disposición del público dentro de sus territorios.