Prepara tu casa contra el frío invernal con estos sencillos trucos

Las bajadas de temperatura ya se comienzan a apreciar en el ambiente y se acerca el momento de desempolvar los abrigos de invierno. Pero ¿qué hay del frío en las viviendas? ¿Cómo podemos evitar que se cuele el frío y mantener el calor en nuestro hogar? En este post te mostramos algunos trucos para que puedas disfrutar del máximo confort dentro de casa sin excederte en el consumo de calefacción.
Sostenibilidad15 diciembre, 2022102112 min
Blog Ruralvía » Sostenibilidad » cómo combatir el frío en casa

 

La bajada de las temperaturas, la lluvia, la nieve o la menor exposición a la luz solar de esta época son solo algunos de los factores meteorológicos que nos indican que el invierno está ya más cerca de lo que parece. De hecho, es en esta época cuando comenzamos a preparar nuestros hogares para prevenir la llegada del frío. Sin embargo, ante el constante aumento de los precios de la luz y el gas, cada vez son más las personas que se encuentran inquietas ante el gasto energético que tendrán que asumir durante estos próximos meses. Por esta razón, a continuación, te mostramos algunos consejos muy efectivos para que puedas mantener el calor en tu hogar durante este invierno y evitar que las bajas temperaturas se cuelen en tu casa.

¿Frío en casa? ¡Localiza los puentes térmicos!

Seguramente más de una vez hayas tenido que arroparte con una manta o preparar una taza de café o té para calentar tu cuerpo mientras estás en casa. Hoy en día, encender la calefacción es un acto que nos pensamos con mayor detenimiento, debido al elevado gasto que supone su uso. Por ello, conviene que sepas que existen algunos trucos que te pueden servir para concentrar el calor en tu hogar, y es aquí donde entra en juego la localización de los puentes térmicos.

Si todavía no conoces este término, se trata de aquellos puntos ubicados en los marcos de las ventanas, en los cajones de las persianas o en la fachada. En definitiva, todas aquellas zonas en las que es más fácil que la energía se escape, afectando al confort y la temperatura del interior de las viviendas. Para evitar que esto suceda, es importante que refuerces los escapes de aire de tu hogar con un aislamiento térmico adecuado. De esta forma, crearás una barrera entre el exterior y el interior de tu casa y aumentarás la concentración del calor. Esta solución te ayudará a ahorrar en calefacción durante los días más fríos del año.

¿Es posible combatir el frío sin tirar de calefacción?

Por supuesto que es posible, pero para ello tendrás que aprovechar esos momentos “manitas” que todos tenemos para aplicar pequeños tips en casa que impidan que el calor se escape de tu hogar. Un ejemplo para las casas que no tienen un aislamiento eficaz en las puertas o ventanas, es utilizar cinta adhesiva o burletes. En cuanto al suelo, las alfombras son una gran alternativa para combatir el frío, puesto que son malas conductoras de energía y funcionan como una barrera térmica.

Otra de las soluciones para no tener que realizar ninguna obra en casa es la de aprovechar al máximo la luz solar que entra de forma directa en tu hogar. De esta manera, facilitarás el aumento de la temperatura a la vez que evitas que se generen corrientes de aire que provoquen una pérdida del calor obtenido a lo largo del día. En el caso de que tengas la posibilidad de invertir algo de dinero, los sistemas de climatización sostenibles, que funcionan por aerotermia, geotermia o biomasa, son un gran recurso para el ahorro de energía a largo plazo.

Aplica estos consejos para combatir el frío en tu casa

A la hora de luchar contra el frío en el hogar es importante tener en cuenta algunas recomendaciones que te pueden ayudar a evitar malgastar la calefacción durante el invierno. A continuación, recopilamos algunos de los consejos más relevantes para impedir que el frío se apodere de tu vivienda:

➤ Saca el máximo partido a la luz solar

Para que puedas aprovechar el calor natural que te llega a través del sol es de vital importancia mantener las ventanas cerradas, pudiendo ventilar un máximo de 10 minutos al día. De esta forma, evitarás que el calor que se ha ido acumulando en tu casa se escape más de la cuenta.

➤ Mantén adecuadamente los radiadores y no los cubras

Evita poner aparatos o muebles delante de los radiadores, ya que estos obstáculos pueden absorber el calor producido por la calefacción. No obstante, en el caso de que tu vivienda sea de techos altos, sí podrías colocar una estantería encima de la calefacción para que el calor se canalice mejor y se concentre en el ambiente de la estancia.

➤ Localiza las corrientes de aire

Intenta identificar cuáles son las partes de tu casa más frías o por dónde pueden entrar corrientes de aire que rompan la climatización del interior del hogar. Una vez detectadas, es importante sellar estos escapes de aire con materiales de aislamiento como pueden ser la cinta adhesiva o la silicona.

➤ Alfombras y cortinas contra el frío

Utiliza distintos tejidos de gran grosor para evitar que tu casa se enfríe, como por ejemplo alfombras para los pies o cortinas de un tejido grueso con forro térmico, que permitan lidiar con el frío y las pérdidas de calor.

➤ Potencia el aislamiento de las paredes

Hoy en día, las nuevas construcciones ya suelen estar preparadas para aislar el frío desde la fachada, pero si vives en un domicilio antiguo es posible que el frío entre a través de las propias paredes, por lo que un buen sistema de aislamiento podría fomentar el calor en tu hogar. Este tipo de aislamiento puede conllevar obras, por ello, una alternativa que puedes probar es la de forrar las paredes más frías con distintas estanterías de libros, que son grandes aislantes, o elementos semejantes para evitar que el frío penetre en el interior de tu vivienda.

Ahora que ya conoces estos consejos solo hace falta que los pongas en práctica. Estamos seguros de que te serán útiles a la hora de poder reducir el consumo de la calefacción sin renunciar al confort de tu hogar. De la misma manera, también te aconsejamos que, si en esta época del año vas a realizar algún viaje en coche, realices una preparación previa teniendo en cuenta las inclemencias del tiempo para prevenir situaciones complicadas. Porque ante las condiciones meteorológicas adversas que presenta esta época, lo más importante es la prevención, la seguridad y la protección.