AhorroAhorra gasolina con una conducción eficiente

Te ofrecemos seis trucos para reducir tu consumo de combustible a través de una conducción eficiente.
15 enero, 20192628 min

Con los precios de los combustibles al alza y la necesidad de reducir las emisiones contaminantes es necesario conducir de una forma más eficiente. Todos los conductores creemos conducir de la manera más óptima. Lo cierto es que todos tenemos vicios que nos hacen gastar más gasolina de la cuenta.

 

Inmersos en el mes del ahorro por excelencia, con la temida cuesta de enero haciendo ya de las suyas, y la resaca navideña coleando, nos hemos propuesto ofrecerte una serie de trucos y consejos que te permitan reducir el consumo de gasolina en tu vehículo.

 

Cómo ahorrar combustible

Ahorrar gasolina es imprescindible, además de para ayudar a tu bolsillo, para colaborar en el cuidado del medio ambiente. Y, por raro que te suene, es más fácil de lo que puedes pensar. Es posible que, para algunos conductores sólo sea necesario modificar ciertos hábitos al volante. Para otros, en cambio, será imprescindible poner en práctica alguna que otra medida más como, por ejemplo, mantener el vehículo en buenas condiciones, pasando las correspondientes revisiones periódicas.

 

Veamos qué puedes hacer para ahorrar gasolina y, además de dar un respiro a tu bolsillo, contribuir a un desarrollo sostenible.

 

  1. Controla la presión de los neumáticos

Según datos de RACE, conducir con unos neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la correcta reduce el rendimiento del combustible, entre un 2 y un 4 por ciento en zonas urbanas y suburbanas, respectivamente. Por ello, lo primero que tienes que hacer para ahorrar gasolina es conducir siempre con los neumáticos con la presión indicada por el fabricante.

 

  1. No cargues el coche más de la cuenta

Racionalizar el volumen y el reparto de la carga también ayuda a que el gasto de combustible sea menor. Más allá de la falta de espacio que puede haber en el coche cuando tratamos de meter más de lo previsto, conducir con 100 kilos de peso innecesario a bordo hace que el consumo de gasolina se eleve un 6 por ciento en un coche de tamaño medio.

 

  1. Pisa los pedales cuando toque

Otro de los vicios más comunes de los conductores, y que está ligado a un consumo innecesario de gasolina, es arrancar el motor del vehículo pisando el acelerador. ¡Error! En este sentido, los expertos recomiendan iniciar la marcha inmediatamente después de arrancarlo en los motores gasolina y en los diésel, esperar unos segundos.

 

Cambiar de marcha correctamente también es importante. Resérvate la primera marcha sólo para el inicio y cambiar a segunda marcha a los dos segundos o a los seis metros aproximadamente.

 

  1. Circula a una velocidad uniforme

Evita los acelerones y los frenazos e intenta que la velocidad sea lo más uniforme posible. Frena suavemente con el pedal del freno y reduce de marcha lo más tarde posible. También según datos de RACE, si circulas a más de 20 kilómetros/hora aproximadamente con una marcha metida y no pisas el acelerador, el consumo es nulo. Sin embargo, el consumo oscila entre 0,5 y 0,7 litros/hora a ralentí.

 

Imagínate que has puesto punto muerto, pero está el motor al ralentí. En 10 minutos, el consumo es de 0,13 litros/100km. Por ello, cuando la parada vaya a ser prolongada, no olvides apagar el motor.

 

  1. Optimiza el cambio de marcha

Lo más aconsejable para reducir el consumo de gasolina es circular el mayor tiempo posible en las relaciones más largas y a bajas revoluciones. Tanto, que en ciudad se recomienda utilizar siempre la cuarta o la quinta marcha.

 

Es posible que tu vehículo no tenga cuentarrevoluciones, en este caso, la velocidad debe ser tu punto de referencia. A partir de 30km/h, mete tercera y cambia a cuarta a los 40km/h. La quinta se recomienda a partir de 50km/h y la sexta, a partir de 60km/h.

 

  1. Frena con el motor cuando sea posible

Si antes de frenar, levantas el pie del acelerador, el consumo se detendrá. Esto permite aumentar el rendimiento en un dos por ciento aproximadamente.

 

Otra recomendación es aprovechar las bajadas, adelantando el cambio de marcha y circulando a bajas revoluciones. En las subidas, al contrario. Retrasa el cambio de marcha todo lo posible. Y recuerda, nunca pises a fondo el acelerador.