Todo lo que necesitas saber sobre las ventanas solares: cómo funcionan y cuáles son sus beneficios

Las personas están cada vez más concienciadas sobre la necesidad de proteger el medio ambiente y aprovechar todos los recursos naturales.
Sostenibilidad28 septiembre, 202271812 min

Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Ventanas solares cómo funcionan y beneficios
 
En este contexto, los sectores industriales deben tener la capacidad de adaptarse para optimizar las fuentes de energía renovables. Un ejemplo es el de la construcción y decoración, donde el auge de las ventanas solares sigue imparable.

En este artículo te contamos qué son las ventanas solares, cuáles son sus características y qué beneficios aportan frente a las placas solares.

¿Qué son las ventanas solares?

La definición de este concepto es simple pero bastante lógica: son ventanas con capacidad para absorber la luz solar y convertirla en energía. Gracias a esta acumulación de energía, es posible realizar un doble aprovechamiento de este tipo de instalaciones: por un lado, permite reducir el consumo energético de terceras fuentes y, por otro lado, aporta la luminosidad propia de una ventana tradicional.

El funcionamiento es sencillo: a través de unos puntos cuánticos, absorben la luz, que se traslada hacia unas baterías de almacenamiento a través de unos conductores. A través de estas baterías, la luz se transforma en energía eléctrica para suministrar a otras partes de la casa o la oficina. Pero, como te podrás imaginar, existe una amplia variedad de opciones disponibles, y no todas ofrecen el mismo rendimiento.

⮞ Diferencias entre ventana y panel solar

En este punto, una de las dudas más habituales es qué diferencias hay entre una ventana y un panel solar. Un panel solar es una estructura que se coloca encima de una superficie, generalmente el tejado, para capturar la radiación solar y transformarla en energía y electricidad. Esta construcción se ubica encima de otra superficie, teniendo en cuenta aspectos como el tamaño o la orientación.

En cambio, la ventana solar está formada por un vidrio especial capaz de capturar la luz del sol al tiempo que deja pasar la luz para iluminar una estancia. Sin embargo, no es necesario colocar una estructura adicional para ello, sino que es el propio cristal el que captura y transforma los rayos de luz.

⮞ Ventajas principales de las ventanas solares

La apuesta por las ventanas solares frente a los paneles reporta una serie de ventajas:

  • En los grandes edificios, hay más superficie que se puede aprovechar para instalar vidrios solares. Especialmente, en los edificios de oficinas, colegios o grandes centros que apuestan por llenar la fachada de ventanas para aportar mayor luminosidad al centro.
  • Es una opción más estética, ya que su apariencia es la misma que si se tratase de una ventana normal. A diferencia de los paneles solares, no se perciben como artefactos añadidos, sino que están integradas dentro de los edificios y no rompen la armonía estética.
  • Ofrecen mayor versatilidad a la hora de adaptar el tamaño y forma en cada edificio. De hecho, resulta más sencillo diseñar una ventana solar a medida que un panel solar, que debe tener unas medidas estandarizadas.
  • Actúan como aislantes térmicos y acústicos, especialmente aquellas ventanas solares que tienen silicio.

Vidrio solar y cristal fotovoltaico: ¿funcionan realmente?

Uno de los principales inconvenientes que tienen las ventanas solares hoy en día es que, por el momento, su implantación no está muy extendida en nuestro país. De hecho, estamos en un momento en el que empezamos a normalizar el uso de paneles solares, un elemento más básico y que lleva mucho tiempo en el mercado, pero los conceptos que evolucionan a los paneles tienen aún un largo camino por delante.

Ante la duda sobre si el vidrio fotovoltaico tiene utilidad real, la respuesta es que sí, pero hay que matizar algunos aspectos. En primer lugar, el uso de este tipo de material está más optimizado en el caso de grandes edificios que dispongan de una alta superficie donde colocar estos vidrios a modo de ventanas.

Además, el coste de las ventanas es mayor que el de los paneles solares hoy en día, si bien los próximos avances están encaminados a abaratar el acceso a esta alternativa para cualquier hogar.

Por otro lado, la eficacia de las ventanas solares depende, en gran parte, del grado de transparencia que ofrezcan. Cuanto más transparentes son, menos cantidad de energía solar pueden procesar. De hecho, se están desarrollando varios proyectos actuales para lograr una eficacia óptima en vidrios con mayor transparencia.

Fachadas, tejados y toldos fotovoltaicos

La versatilidad de la que hablábamos hace que el vidrio fotovoltaico tenga una mayor diversidad de aplicaciones en los edificios. De hecho, aunque mayoritariamente se hable de ventanas solares, lo cierto es que este tipo de cristal no tiene por qué reducirse solo a las ventanas.

Así, podemos encontrar fachadas o tejados solares en los que se sustituya el vidrio normal por un cristal fotovoltaico.  Y, yendo un paso más allá, también hay algunas compañías que comercializan toldos fotovoltaicos, que no dejan de ser una lona a la que se ha incorporado un panel solar o un vidrio fotovoltaico.

De hecho, también se está investigando en la posibilidad de crear paneles solares híbridos para exteriores, que combinen la energía solar con la térmica.

El rol de las ventanas solares en la arquitectura sostenible

El diseño de viviendas sostenibles continúa mostrando una tendencia alcista. De hecho, según el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España, la demanda de viviendas energéticas ha aumentado en un 30% el último año. Otro estudio elaborado por Solvia y Fotocasa revela que más del 95% de los españoles que planean mudarse considera importante que su nueva casa sea, en algún modo, sostenible.

Los beneficios de ahorrar energía son cada vez mayores, tanto desde el punto de vista económico como ambiental. Sin embargo, el alto coste de algunos materiales sigue siendo un hándicap difícil de salvar para muchas personas que quieren convertir su vivienda en un hogar sostenible pero no pueden hacer frente al gasto inicial que supone dicha inversión.

En Grupo Caja Rural sabemos lo importante que es conjugar la sostenibilidad a la hora de comprar una vivienda nueva o transformar la tuya propia. Si este es tu caso y necesitas afrontar este gasto imprevisto de forma segura, te recomendamos informarte sobre los préstamos de los que disponemos. Gracias a las buenas condiciones con las que cuentan, no tendrás que renunciar a la sostenibilidad en tu propia casa.