fbpx
 

ActualidadTecnología del futuro: drones autónomos, vehículos autónomos y Smart Cities

La tecnología del futuro está cambiando la forma que tenemos de comunicarnos. Descubre la innovación que nos espera: drones autónomos, vehículos autónomos y Smart Cities.
10 septiembre, 202012429 min

Hoy en día, estamos rodeados de dispositivos conectados a internet que producen millones de datos por segundo. El portal de estadísticas online Statista afirma que en 2025 existirán cerca de 38,6 mil millones de dispositivos, casi el doble que en 2018. Esto evidencia la necesidad de prepararnos para una tecnología del futuro que va a cambiar nuestra forma de entender la realidad: el 5G y el Edge Computing.

 

El internet 5G tiene muchas implicaciones en nuestra vida diaria. Estamos hablando de una innovación tecnológica del Internet de las Cosas (ioT) capaz de interconectar aparatos y personas en cuestión de segundos. En un futuro próximo, por ejemplo, no será extraño ver intervenciones quirúrgicas teleasistidas, conducir nuevas flotas de vehículos autónomos y coordinar trabajos agrícolas a través de sensores.

 

El Edge Computing es el segundo fenómeno que, unido al Internet 5G, revolucionará la industria dentro de unos años. Consiste en la computarización absoluta de cualquier dispositivo, como ya estamos viendo con los drones autónomos, que son capaces de  interpretar cualquier dato en tiempo real y actuar en consecuencia.

 

Cómo cambiará la tecnología del futuro con el Edge Computing

Estas tecnologías plantean un sistema de transporte interconectado, ágil y dinámico que puede aportar numerosos beneficios no solo sociales sino también medioambientales. Por un lado, el Edge Computing puede servir a las empresas para entender los comportamientos y las emociones de las personas y fabricar productos específicos que cubran sus necesidades.

 

Pero, por otro lado, también permite centralizar los procesos en una sola base de operaciones, ahorrando esfuerzos y procesos repetidos. Piensa en un vehículo autónomo, que es capaz de ahorrar una gran cantidad de carburante prediciendo la ruta que tiene que seguir y si existe alguna estación de aparcamiento libre antes de llegar a su calle.

 

Como puedes observar, el procedimiento que sigue el Edge Computing permite procesar al instante todos los datos que recoge el dispositivo en tiempo real. El siguiente nivel, el Fog Computing, pretende unir toda esta información (como los nodos de una densa niebla) para que las compañías tomen decisiones al momento.

 

Cisco, Intel, Microsoft y Dell EMD han creado la OpenFog Consortium con el objetivo de preparar este camino y proponer ideas para conectar el 5G, el Edge Computing y el Cloud Computing en un solo punto que optimice el proceso de recopilación de datos.

 

Se espera que esta tecnología del futuro pueda aplicarse también a las Smart Cities, proyectos de ciudades sostenibles económica, social y medioambientalmente, que pondrán sus pilares en la automatización de datos. A fin de cuentas, en 2050, cerca de un 85% de la población mundial vivirá en urbes y las personas tendremos que adaptarnos a un uso más concienciado de nuestro entorno.

 

Las empresas que trabajan por la tecnología del futuro

Imagina un vehículo con frenado de emergencia, que analiza los obstáculos del camino, bloquea el ruido interno en la cabina y monitoriza el tráfico. Es uno de los proyectos que tiene Ford para sus coches, y que ya está implementando en algunos modelos.

 

Nvidia, empresa especializada en procesamiento gráfico, tiene una plataforma llamada EGX, que permite a sus clientes realizar procesamientos de datos inmediatos para automatizar procesos como enviar correos electrónicos, cerrar carritos de la compra o trackear la localización de los usuarios.

 

La combinación de Edge Computing e Inteligencia artificial permitirá a las grandes empresas tecnológicas proponer soluciones a muchos problemas del futuro. Qualcomm, el fabricante de chips para teléfonos móviles, ya ha inventado un sistema para que las cámaras del móvil puedan realizar fotos de forma automática según el rostro de la persona o la forma de los objetos.

 

Además, los grandes marketplaces de transportes como Uber ya están preparando sus propias flotas. Amazon ha tenido la iniciativa de enviar los productos a sus usuarios a través de un dron autónomo que puede conducirse a sí mismo hasta el balcón o la puerta del destinatario.

 

La tecnología del futuro es apasionante, porque maneja una serie de términos innovadores que permitirán interconectar gran parte de los dispositivos que existen en el mundo. Ya se están llevando a cabo muchas implementaciones en el IA de los objetos, así que solo es cuestión de tiempo que veamos cómo afectarán los cambios más grandes a nuestro día a día como ciudadanos.