fbpx
 

Empresas¿Renting o leasing? Diferencias y ventajas

Renting o leasing, ¿cuál elegir? Te contamos en qué consisten y cuáles son las ventajas de estas dos modalidades de arrendamiento financiero para que tú decidas
4 marzo, 202080916 min

Renting y leasing son dos términos que hacen referencia a distintas fórmulas de arrendamiento de bienes de equipo o inmuebles. No hay una mejor que otra, simplemente dependerá de las necesidades personales de cada uno, en un determinado momento. Por ello, vamos a ver en qué consisten y cuáles son sus diferencias, para que puedas elegir renting o leasing en función de tus intereses.

¿Qué diferencias existen entre renting y leasing?

Lo primero que debes saber es que leasing sólo puede ofrecerse a empresas o autónomos, ya que permite únicamente la adquisición de bienes afectos a actividades económicas. Basado en el arrendamiento financiero, el leasing consiste en un alquiler con opción a compra. Es decir, al finalizar la duración del contrato, el titular puede adquirir la propiedad del bien.

El renting, destinado tanto a particulares como a profesionales, es un contrato de alquiler a largo plazo en el que se pacta una cuota fija mensual durante toda la vida del contrato de alquiler. En este caso, no existe la posibilidad de compra al finalizar el contrato. Sin embargo, en el renting de vehículos, la cuota mensual incluye no sólo su uso, sino todos los gastos relacionados, como pueden ser los impuestos, el seguro, las reparaciones y el cambio de neumáticos, entre otras coberturas.

Renting o leasing, ¿cuál elegir?

Las entidades que formamos Grupo Caja Rural ofrecemos a nuestros clientes ambas opciones de financiación.

Esta fórmula de financiación de bienes muebles e inmuebles abarca medio o largo plazo y está dirigida a empresas y autónomos que desarrollan una actividad industrial, comercial o de servicios.

Las entidades financieras de Grupo Caja Rural compramos el bien que lpreviamente ha elegido el cliente, y lo pone a su disposición mediante cómodas cuotas mensuales o trimestrales.

Este sistema de financiación, Rural Leasing, ofrece múltiples ventajas para el empresario o autónomo. Por ejemplo:

  1. El cliente será quien elija el bien que se desea financiar y con qué proveedor se quiere adquirir.
  2. Las tareas del área de tesorería de la empresa se simplifican.  Además, se ahorra tiempo y costes durante la operación.
  3. Se puede financiar hasta el 100% del valor de la inversión a medio y largo plazo. En el caso de que se trate de un bien mueble, el mínimo de la financiación será dos años, mientras que si se trata de un bien inmueble, el plazo mínimo será de 10 años.
  4. Entre las principales ventajas fiscales, se pueden destacar:
    • El cliente de la entidad de Grupo Caja Rural no tendrá que pagar el IVA de la compraventa, que corre a cargo de la entidad de leasing.
    • Se reduce el coste financiero-fiscal de la operación ya que el cliente podrá deducir, de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades o IRPF del arrendatario, hasta el doble de la amortización fiscal. En el caso de las Pequeñas Y Medianas Empresas, PYMES, la dedución podrá alcanzar el triple de la amortización fiscal.
  5.  El pago de la cuota periódica del leasing se abona, en definitiva, gracias a la misma rentabilidad que se consigue gracias al bien adquirido.
  6. Las entidades de Grupo Caja Rural ofrecemos al cliente la posibilidad de adquirir el bien en propiedad una vez se finaliza el contrato leasing.
  7. Los clientes no sufren los efectos de la obsolescencia del bien, ya que durante el periodo de leasing la propiedad es de la entidad financiera.

Este servicio que ofrecemos las entidades de Grupo Caja Rural permite a nuestros clientes acceder al uso de equipamiento, vehículos y maquinaria para el desarrollo de sus negocios, sin necesidad de tener que comprarlos.

Gracias a Rural Renting, los clientes optan a una modalidad de alquiler a largo plazo que les da la posibilidad de mejorar la producción y la rentabilidad de sus empresas, a un coste mucho más reducido que la adquisición total del bien. A cambio, en el cliente tendrá el compromiso de abonar una cuota fija mensual durante un plazo determinado.

En Grupo Caja Rural ofrecemos dos tipos de renting: para vehículos y para bienes de equipo.

  1. Renting de vehículos. En Grupo Caja Rural ofrecemos, a través de Rural Renting de vehículos, un servicio completo de gestión y administración para el uso del mismo.Las principales condiciones del servicio, disponible para grandes empresas, PYMES y autónomos, son:
    • El alquiler de vehículos oscila entre 12 y 60 meses
    • El kilometraje máximo del vehículo durante el renting será hasta 200.000 km.
    • La gestión integral de la flota incluye, principalmente, los trámites de matriculación, transporte y entrega del vehículo, el mantenimiento integral del vehículo donde se incorpora el cambio de neumáticos, las prestaciones de seguro y la asistencia en carretera con la posibilidad de contar con un vehículo de sustitución.
  2. Renting de bienes de equipo. Esta modalidad de alquiler a largo plazo se dirige a bienes con un gran componente tecnológico y en continuo avance, como por ejemplo ordenadores, dispositivos móviles y otros sistemas de comunicaciones, equipos médicos, carretillas elevadoras, máquinas de obras públicas, equipos de seguridad, copiadoras… Es decir, todo tipo de maquinaría industrial y equipamientos para empresas que desean impulsar o actualizar sus negocios.Algunas de sus ventajas más apreciadas por los clientes de Grupo Caja Rural, además de la posibilidad de financiar hasta el 100% de la inversión, son:
    • La cuota periódica por el alquiler se computa como gasto corriente y es más reducida que el gasto que supondría comprar el equipo o la maquinaria. Este desembolso gradual y de menor cantidad posibilita que los recursos financieros de la empresa se puedan destinar a otro tipo de inversiones.
    • Desde el primer momento se detalla la cuota mensual y los trámites necesitarios, por lo cual las labores de contabilidad se simplifican al máximo y se puede realizar una planificación y un control del gasto más exhaustivo.
    • Los equipos que se alquilan a través de Rural Renting son elegidos por el cliente desde el primer momento.
El renting, una modalidad en auge

A 31 de enero de 2020, España cuenta con 21.472 matriculaciones de vehículos en renting, es decir, un 4,04 por ciento más que en enero de 2019. Es decir, en España, arrancamos el año con un parque de vehículos en renting superior a las 712.000 unidades. Estos datos, facilitados por la Asociación Española de Renting de Vehículos, confirman la tendencia en auge de esta modalidad de alquiler a largo plazo.

¿Por qué crece en España el número de vehículos adquiridos a través de renting?

Las posibles o causas son numerosas, pero podemos poner sobre relieve las crecientes restricciones a los vehículos diésel, el deseo de estrenar vehículo con más frecuencia que hace años, y la necesidad de las empresas a adecuar la flota de vehículos a las dimensiones del negocio.

Son importantes, también, las ventajas fiscales que ofrecen los vehículos de renting a la hora de tributar, gracias a las deducciones aplicables, muy interesantes para grandes, pequeñas y medianas empresas, así como para autónomos o emprendedores.

Si estás interesado en alguna de estas dos opciones de financiación, busca tu Caja Rural en nuestro mapa digital y entra a conocer su oferta comercial. También te puedes acercar a una oficina y te asesoraremos personalmente sobre las distintas posibilidades, adaptándonos siempre a tus necesidades.