Rentas vitalicias: en qué consisten y cómo funcionan

La calidad de vida que tendremos tras la jubilación es una de las principales preocupaciones para muchas personas.
Educación Financiera30 septiembre, 202282514 min

Blog Ruralvía » Educación Financiera » Rentas vitalicias: qué son y funcionamiento
 
Las complicaciones económicas derivadas tras épocas de crisis como la de 2008 o la actual hacen que sea más difícil lograr el bienestar deseado solo con la pensión de jubilación.

En este contexto, se dispara el interés por la renta vitalicia, una fórmula que te permite asegurarte de que tus ahorros te durarán para toda la vida. En este post te contamos en qué consiste la renta vitalicia y qué ventajas tiene.

¿Qué es una renta vitalicia?

La jubilación es una de las principales preocupaciones actuales para muchos jóvenes que perciben un horizonte cada vez más complejo en este sentido. Por ello, no es de extrañar que, en paralelo, aumente el interés por productos como la renta vitalicia.

Pero ¿qué es exactamente? La renta vitalicia es un seguro de ahorro para asegurar una cuantía económica mínima independientemente de las circunstancias externas. Es decir, la renta vitalicia garantiza que su titular recibirá una cantidad de dinero periódicamente hasta el momento de su fallecimiento.

⮞ Significado de “carácter vitalicio”

La Real Academia Española define “vitalicio” como “que dura desde que se obtiene hasta el fin de la vida”. En el caso de una renta vitalicia, el significado está muy claro: a cambio de una cantidad de dinero acordada previamente con la aseguradora, ésta se compromete a otorgar una renta a la persona que haya realizado dicha aportación durante toda su vida.

¿Cómo funcionan las rentas vitalicias?

Las personas que apuestan por una renta vitalicia suelen hacerlo a modo de inversión. Para disfrutar de ellas, es necesario aportar una prima única, que es una cantidad de dinero fija y puntual, no una cuota mensual periódica.

Así, la prima única suele ser una cantidad económica más elevada; generalmente, parte de los ahorros obtenidos tras una vida de trabajo. A cambio, la aseguradora se compromete a otorgarte una cuantía mensual fija desde el momento en el que formalices tu jubilación hasta el final de tu vida.

Por ello, lo más habitual es que, quien decide contratar este tipo de producto, lo haga en una edad relativamente cercana a la jubilación.

Además, en caso de fallecimiento, el dinero que haya en el seguro se repartirá entre los beneficiarios designados por el titular que haya contratado la renta vitalicia.

Modalidades de este tipo de rentas

En primer lugar, distinguimos dos tipos:

⮞ Según el momento en que se empiecen a percibir los beneficios

  • Inmediatas: son aquellas que se empiezan a cobrar nada más depositar la prima única.
  • Diferidas: en este caso, la primera cantidad económica se cobra a partir de una fecha futura que se haya acordado con la aseguradora. Por lo general, este tipo de rentas ofrecen cuantías más elevadas.

⮞ Según las condiciones económicas

  • De capital cedido: permite cobrar una renta más alta, pero el titular no puede rescatar el dinero que ya haya invertido.
  • De capital reservado: en este caso sí es posible cancelar la renta vitalicia en cualquier momento, aunque la cuantía a percibir se reduce.
  • Mixta: combina las dos modalidades previas. Generalmente, se puede cancelar y recuperar la inversión según el valor de mercado. No obstante, en caso de fallecimiento, los herederos reciben únicamente un porcentaje, no la cuantía íntegra.

¿Es lo mismo renta vitalicia que pensión vitalicia?

Tal y como lo entendemos, a efectos prácticos podríamos decir que son sinónimos. Sin embargo, hay algunas pequeñas variaciones que debes tener en cuenta:

  • La renta vitalicia es como un seguro económico de vida, más que un activo financiero, por lo que suele contratarse con una aseguradora. A modo de compensación por ese “dinero prestado”, la empresa te otorga una renta vitalicia todos los meses.
  • En cambio, la pensión vitalicia está más asociada a un plan de pensiones, algo que se contrata con una entidad financiera, puesto que es un activo financiero. En este caso, el aporte económico es de una cuota mensual o anual, no de una cantidad inicial única.

Ventajas y riesgos de una renta vitalicia

Como cualquier otra inversión, las rentas vitalicias tienen una serie de ventajas, pero también conllevan ciertos riesgos que debes asumir. Algunos de los pros más destacados son:

  • No requiere una inversión mensual, sino un aporte inicial único.
  • Garantiza el cobro de una cuantía mensual fija durante toda la vida.
  • Su cobro no está sujeto a las fluctuaciones de mercado.
  • Es posible designar un beneficiario para asegurar que recibe la renta en caso de fallecimiento del titular.

Y estos son algunos de los inconvenientes más reseñables:

  • La rentabilidad suele ser baja.
  • Es necesario contar con una cantidad inicial bastante alta para que la cuantía de la renta sea mínimamente considerable.
  • Los beneficios tributarios son notables solo a partir de los 70 años, aproximadamente.

Rentas vitalicias: dudas frecuentes

A continuación, respondemos algunas de las dudas más habituales que suelen surgir entre los usuarios que están pensando en contratar un seguro que les otorgue una renta vitalicia:

⮞ ¿Cuánto dinero se cobra por una renta vitalicia?

Depende de determinados factores en el momento de contratarlo, como tu edad o la cuantía de la prima única que aportes. Asimismo, depende de las condiciones que te ofrezca cada entidad bancaria.

Para que te hagas una idea, según un estudio de AFI realizado en 2018, una persona de 67 años que aporte unos 55.000 euros de prima única cobraría unos 350 euros mensuales.

⮞ ¿Es posible heredar una renta vitalicia? Si es así, ¿en qué condiciones?

Sí, siempre que el titular haya contratado un plan de renta vitalicia que lo permita. Por ejemplo, si optas por una renta vitalicia de capital cedido, tus herederos no percibirán ninguna cuantía por renta vitalicia.

En cambio, si escoges una modalidad o un plan en el que sí tengan derecho a ello, deberás designar a un beneficiario, que no tiene por qué coincidir con tus herederos legítimos en caso de haberlos. Las condiciones dependen del tipo de seguro contratado.

⮞ ¿Cómo tributa una renta vitalicia?

Las rentas vitalicias tributan como rendimiento de capital mobiliario, pero el porcentaje depende del plazo, tal y como especifica la Ley 35/2006. Por ejemplo, si tienes más de 70 años, tendrás exento el 92%, y solo tendrás que tributar como capital mobiliario el 8%. En cambio, si tienes menos de 40 años cuando recibas la renta, solo tendrás exento el 60%.

Seguros RGA: tu futuro en las mejores manos

Como puedes comprobar, contar con seguros ventajosos y que ofrezcan buenas condiciones es clave para garantizar una buena calidad de vida en cualquier momento. En Grupo Caja Rural te ofrecemos la posibilidad de hacerlo a través de nuestros seguros RGA, o a través de uno de nuestros planes de pensiones adaptado a tu situación y casuística particular.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}