¿Qué es el pacto de rentas y cómo puede afectar a tu empresa?

Descubre en este post en qué consiste el pacto de rentas que se está negociando desde el Gobierno para paliar la crisis y la inflación, y cómo puede afectarte.
Empresas13 mayo, 202225015 min

Blog Ruralvía » Empresas » Pacto de rentas
 
Ante la crisis motivada por el aumento de la inflación que estamos viviendo durante este 2022, el Gobierno Español planea poner en marcha una política de rentas. ¿En qué consiste esto? ¿Cómo te afecta como empleado? ¿Y como empresa?

¿Qué es el pacto de rentas que propone el Gobierno?

El llamado pacto de renta salarial propuesto por el actual Gobierno tiene como objetivo aumentar los sueldos de los trabajadores de una manera acordada y limitada, proporcionando estabilidad entre los costes salariales y los beneficios empresariales. De esta manera, esta política de rentas afectaría tanto al aumento de los sueldos de los empleados, como a los márgenes de los beneficios de las empresas.

El Ejecutivo busca conseguir esto mediante diálogo social entre los diferentes sindicatos y las patronales. Es decir, se pretende que los agentes sociales lleguen a un acuerdo con ambas partes para lograr establecer un Plan Nacional que cuente con un pacto de rentas. Su finalidad es proporcionar estabilidad a la sociedad, mejorar y acelerar la recuperación económica fomentando el empleo y el poder adquisitivo de los trabajadores.

Esto se hace aún más apremiante si tenemos en cuenta que actualmente vivimos en un contexto en el que la inflación no deja de aumentar.

Así, el objetivo último del pacto de renta salarial es repartir de una manera más equitativa los costes de la crisis e inflación que estamos viviendo, dándole protección a la capacidad adquisitiva de los salarios. De todos modos, como ya comentamos, para que esto sea posible es necesario que los sindicatos y las patronales lleguen a un acuerdo que ambas partes consideren beneficioso.

Esta medida, al igual que otras tomadas durante la crisis de la Covid-19, como los ERTE, pretende beneficiar a las rentas más vulnerables con el apoyo de las empresas. De esta forma, los peores efectos de las crisis son menos acusados para todos aquellos que no cuenten con una gran solvencia económica.

¿Qué relación tiene este pacto de rentas con el incremento de la inflación?

A nadie le pasa desapercibido que, desde el pasado mes de julio del 2021, la crisis ocasionada por la inflación no ha dejado de agravarse de manera constante y alarmante. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE), en febrero de este año la inflación aumentó hasta el 7,6% en España, y tan solo un mes después, en marzo, llegó hasta el 9,8%, unos niveles que no se alcanzaban en España desde 1985. En esta misma línea, en Europa los niveles de inflación llegaron el pasado mes hasta el 7,5%, según la Eurostat o la oficina estadística de la Unión Europa. Esto coloca al mes de marzo como el quinto en el que aumentan los precios de manera generalizada.

Esta subida tan acusada de la inflación ha hecho que el costo general de vida aumente, encareciéndose en especial la electricidad, los combustibles y los alimentos. Como consecuencia, la solvencia económica de los consumidores se ve cada vez más amenazada, algo que no parece que vaya a remitir pronto.

Es en dicho contexto en el que nace la propuesta de establecer un pacto de renta salarial por parte del Ejecutivo: si se aumentan de manera general los sueldos de los trabajadores, su poder adquisitivo no disminuye ante la situación actual. Se intenta evitar de este modo que la inflación siga afectando tanto a los salarios como a los precios finales de los productos, poniendo freno así a la espiral y a la crisis inflacionista.

⮞ Contexto bélico: incremento del precio de la energía y materias primas

Si bien es cierto que durante la pandemia originada por la Covid-19 la situación económica mundial empeoró, parecía que recientemente se estaba volviendo poco a la normalidad. Sin embargo, a finales del pasado febrero estas esperanzas se truncaron por completo cuando Rusia invadió Ucrania, desencadenando una guerra que no se veía en Europa desde el conflicto bélico de los Balcanes.

Es más, de acuerdo con el Ministerio de Economía español, el 73% de la inflación de marzo es consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania, ya que está teniendo especial impacto en el coste de la energía y de ciertas materias primas, como en el grano. Esto se debe a que tanto Rusia como Ucrania eran los principales exportadores a Europa, entre otras cosas, de gas natural y de maíz, lo que ha provocado que con el estallido de la guerra su precio no deje de crecer.

Por ejemplo, desde finales del año pasado, el coste de la gasolina ha aumentado en un 23%, y el del diésel un 34%, según los datos aportados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. De igual modo, el precio del kWh ha batido récords este año, subiendo hasta en un 95% durante el primer trimestre de 2022, de acuerdo a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Todo esto ha provocado que la crisis por inflación se agrave de manera considerable.

⮞ ¿Cómo afecta a tu empresa?

Las empresas poseen un importante papel el desarrollo de un plan de rentas, puesto que son las encargadas de aumentar el sueldo a sus trabajadores como una medida para mejorar sus condiciones de vida en una situación tan complicada como la que estamos viviendo. En este sentido, el pacto de renta supondría disminuir el margen de beneficios de las empresas españolas, para así equilibrar el costo económico de la inflación entre empleados y patronal.

Lo cierto es que todavía habrá que esperar para conocer si el pacto de rentas saldrá adelante, puesto que las negociaciones todavía siguen llevándose a cabo. De todos modos, parece que de momento se ha complicado su desarrollo, ya que las posturas entre sindicatos y empresas parecen estar bastante alejadas, hasta el punto de que ya han advertido de que puede que no se llegue a un acuerdo común.

Recursos financieros de las entidades de Grupo Caja Rural para cuidar tus ahorros y salud financiera

Ante una situación tan delicada como la que venimos describiendo a lo largo de este artículo, no es de extrañar que cada vez más personas busquen maneras de cuidar sus ahorros y buscan opciones como la inversión, a pesar de ser una alternativa que lleva asociado siempre un riesgo de, incluso, perder la inversión incial.

Desde las entidades de Grupo Caja Rural somos conscientes de esto mismo, pero también sabemos que invertir implica un riesgo, que puede suponer la pérdida del capital. Por eso ponemos a disposición de todos ellos un equipo experto y profesional de asesores. Estos profesionales no solo estarán al lado del cliente desde el primer momento, sino que se encargarán de realizar un estudio de sus propias circunstancias y posibilidades, para después presentarles su perfil de riesgo y cuáles son las opciones disponibles en la entidad para invertir su capital.

Si estás interesado en comenzar a invertir o en conocer tus propias posibilidades para lanzarte a ello, no dudes en consultar la página web de tu entidad de Grupo Caja Rural más cercana o acercarte a cualquiera de sus oficinas. ¡Te esperamos con las puertas abiertas!