¿Dónde se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales?

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. O quizás, en estos momentos, te encuentres inmerso en un proceso de pago. Para que tengas toda la información sobre el tema, te contamos al detalle en qué consiste esta tasa.
Educación Financiera30 agosto, 202254613 min
Blog Ruralvía » Educación Financiera » Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP)

En una transacción de compraventa de un inmueble intervienen múltiples impuestos. Algunos deben ser afrontados por el vendedor y de otros, debe hacerse cargo el comprador, como sucede con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. ¿Cuándo y dónde se paga? ¿Quién debe hacerlo? ¿Cuál es el plazo para efectuarlo? En este artículo respondemos a estas y otras preguntas sobre el ITP para que no te quedes con ninguna duda.

¿Qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP)?

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales recogido en el Real Decreto Legislativo 1/1993 del 24 de septiembre es, como su propio nombre indica, un impuesto que grava las transmisiones de bienes inmuebles o bienes muebles. Por ejemplo, la compraventa de una vivienda, de un vehículo o la ampliación de capital.

En resumen, este impuesto grava sobre:

  1. Transmisiones patrimoniales onerosas
  2. Actos jurídicos documentados
  3. Constitución de sociedades

Esta tasa se paga directamente a Hacienda cuando se lleva a cabo la transacción y la recaudación corre a cargo de la propia comunidad autónoma en la que se está realizando la acción. Dependiendo de cada comunidad, este impuesto puede variar en cuanto a cantidad o plazos. Los casos más habituales son los de compraventa, tanto de inmuebles como de vehículos de segunda mano, donde el comprador debe pagar el impuesto de forma obligatoria. La cuota se calcula con un porcentaje del precio total del bien adquirido.

Antes de conocer el resto de detalles de este impuesto, es fundamental tener claro que el ITP difiere del impuesto sobre sucesiones y donaciones. Mientras el impuesto de sucesiones grava en operaciones realizadas tanto entre vivos como en herencias (sin contraprestación), en el caso del ITP se lleva a cabo para acciones que llevan un coste (no gratuitas).

¿Quién paga el impuesto de transmisiones patrimoniales?

El sujeto pasivo del ITP, es decir, la persona obligada al pago, variará dependiendo del tipo de transmisión:

  • Transmisiones de bienes y derechos. El sujeto pasivo, sería la persona que adquiere el bien (inmueble) o el derecho. Desde la publicación del RD-Ley 17/2018, y en el caso de las hipotecas, es la entidad financiera la que se hará cargo del impuesto.
  • En este caso sería el arrendatario, el usuario que está utilizando una vivienda o inmueble en régimen de alquiler.
  • Constitución de derechos reales. La persona obligada a realizar el pago es aquella a la que se le ha realizado el traspaso de un derecho, por ejemplo, de superficie, de servidumbre…
  • Concesión administrativa. El sujeto pasivo es la persona que explota un bien o servicio al ser el beneficiario de una concesión administrativa.

Aunque también existen excepciones sobre los pagos. Quedan exentos de efectuarlo: el Estado, la Iglesia, los partidos políticos o, las Reales Academias.

¿Cuándo se paga el ITP?

El impuesto ITP se ejecuta desde el día en el que se ha formalizado la transmisión del bien o servicio y se abonará en un plazo posterior a 30 días hábiles desde dicha fecha, es decir, desde que se inicia el proceso.

¿Se puede repartir en varias cuotas?

Muchas personas se preguntan si el pago del ITP se puede repartir en varios plazos y la respuesta es sí, pero con excepciones en cada comunidad autónoma. Por ejemplo, en Madrid, para fraccionar el pago para transmisiones patrimoniales onerosas, el aplazamiento se concederá en aquellos casos donde se adquiera una vivienda menor a 120 m².

¿Cuánto se paga por el ITP? ¿Cómo se realiza el cálculo?

Para saber la cantidad a pagar por el ITP, debes saber el porcentaje que se va a aplicar sobre la base imponible, es decir, sobre el valor total del bien o el derecho que se está trasmitiendo. Para conocer este valor, el sujeto pasivo puede solicitar la información a la Hacienda autonómica o consultarlo por internet.

Por otro lado, el porcentaje a aplicar dependerá exclusivamente de cada comunidad autónoma. En caso de no estar correctamente fijado, se aplican los siguientes:

  • Del 6% para la transmisión de inmueble y la constitución o cesión de derechos.
  • Del 1% para la constitución de derechos reales de garantía, préstamos o pensiones fianzas.

Estos son los tipos de ITP para trasmisión de inmuebles en 2022:

CCAA ITP Tipo general
Andalucía 7%
Aragón 8-10%
Asturias 8-10%
Baleares 8-11,5%
Canarias 6,5%
Cantabria 10%
Castilla y León 8-10%
Castilla-la Mancha 9%
Cataluña 10-11%
C. Valenciana 10%
Extremadura 8-11%
Galicia 9%
C. Madrid 6%
Murcia 8%
C.F. Navarra 6%
País Vasco 7%
La Rioja 7%

¿Dónde se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales?

El pago de este impuesto se realiza en la Delegación de Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma donde se esté llevando a cabo el trámite. Para realizar el proceso correctamente, es necesario presentar el DNI, la copia o el original de los documentos del bien o derecho en cuestión y un formulario. Dependiendo de la operación será:

  • Modelo 600. Para transmisiones patrimoniales onerosas o societarias-actos jurídicos documentales.
  • Modelo 620. Para la transmisión de coches, barcos o, por ejemplo, aeronaves ya utilizadas.

¿Es posible pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales por internet?

Sí, también es posible. Toda esta documentación antes mencionada se puede presentar de forma online, a través de la web oficial de la Agencia Tributaria de la comunidad autónoma en la que se esté ejecutando el trámite.

¿Qué pasa si no pago el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales?

El impago o la no declaración correspondiente en la oficina asignada de la comunidad autónoma provocará un proceso de inspección que tiene como finalidad verificar el cumplimiento de las obligaciones tributarias. Como consecuencia, si el ITP no se declara, al usuario se le exigirá el importe del impuesto, además de unos intereses por el retraso y una sanción añadida sobre la tasa inicial del ITP.

Si aún tienes dudas o necesitas más información, recuerda que estaremos encantados de atenderte en cualquiera de nuestras oficinas de las diferentes entidades de Grupo Caja Rural o a través de nuestro número de teléfono. ¡Te esperamos!

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}