Pluriactividad: así puedes ser autónomo y trabajador por cuenta ajena al mismo tiempo

La posibilidad de compaginar el trabajo por cuenta ajena en una empresa con la cotización como autónomo se conoce como pluriactividad. En España, cerca del 7% de los autónomos se encuentran en esta situación, de los cuales la mayoría son jóvenes menores de 25 años. En este artículo, te contamos qué requisitos debes cumplir para compatibilizar ambos tipos de cotización.
Empresas17 marzo, 2023162013 min
Blog Ruralvía » Empresas » Pluriactividad

Las personas que están dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) también pueden compatibilizar su actividad profesional con un trabajo por cuenta ajena. Es lo que conocemos como pluriactividad, una situación que es posible, pero ante la que es preciso cumplir determinados requisitos. A continuación, te explicamos cómo se puede compaginar el trabajo por cuenta ajena con la cotización como autónomos.

Pluriactividad: ¿Puede un autónomo trabajar por cuenta ajena?

Esta es una de las dudas más habituales entre determinados perfiles profesionales, como los freelances, que están interesados en mantener ambas modalidades. Una cuestión que adquiere cada vez más peso debido al incremento de nómadas digitales, trabajadores con una gran movilidad entre los que es más habitual conciliar su trabajo en una empresa con su actividad como autónomos.

La respuesta es que sí, es posible. Según establece el Real Decreto-ley 13/2022, se puede ser autónomo y trabajador por cuenta ajena simultáneamente, y se contemplan dos situaciones. Por un lado, que el asalariado tenga una jornada laboral a tiempo completo o que esté contratado a tiempo parcial superior al 50%. A continuación, analizamos la diferencia.

Cómo funciona la doble cotización

Los trabajadores autónomos que también sean asalariados cotizan por partida doble. Es decir, pagan la cuota de autónomos en el RETA, según el tramo correspondiente a sus ingresos, y también cotizan a la Seguridad Social como empleados de una empresa. Ante esta doble cotización, los trabajadores en pluriactividad gozan de determinados beneficios fiscales.

  • Nuevos autónomos con jornada completa: en este caso, la base de cotización se reduce al 50% de la base mínima durante los primeros 18 meses. Después, la reducción será de hasta el 75%. Es decir, durante el primer año y medio pagarían alrededor de 130 euros de cuota de autónomos y cerca de 450 euros de base, cantidades que subirían a los 200 y 670 euros tras esos 18 meses.
  • Nuevos autónomos con jornada parcial superior al 50%: la reducción de la base de cotización será de hasta el 75% los primeros 18 meses, y del 85% a partir de entonces. En esta situación, podrán optar a una base de unos 670 euros el primer año y medio, con una cuota mensual de unos 200 euros, que se convertirían en 760 y 230 euros aproximadamente pasado ese tiempo.

En ninguno de estos casos se puede complementar para los autónomos que estén pagando la tarifa plana. Además, hay que cumplir dos requisitos: ser la primera vez en darse de alta en el RETA e iniciar la pluriactividad después de estar inscrito como autónomo.

Devolución por exceso de cotización

Los trabajadores en régimen de pluriactividad tienen derecho a solicitar la devolución de cuotas por exceso de cotización, puesto que están pagando dos veces a la Seguridad Social.

No obstante, desde el 1 de enero ha habido un cambio en este aspecto, y es que se ha incrementado la cantidad a partir de la cual pueden solicitar el 50% de su exceso de cotización correspondiente a la suma de las bases como trabajador autónomo y por cuenta ajena.

Tras la Ley 31/2022, esta cuantía debe superar los 15.266,72 euros al año, lo que supone un 9,5% más que en 2022.

¿Cuánto se paga a hacienda por pluriactividad?

Otro aspecto al que afecta la situación de pluriactividad es la declaración del IRPF y la presentación de las declaraciones trimestrales de impuestos. Es decir, lo que pagamos a Hacienda. Hay que tener en cuenta que, como asalariado, el IRPF se declara como rendimientos del trabajo.

En cambio, por la parte de autónomos hay que presentar el IVA y el IRPF trimestralmente, incluyendo los rendimientos que genera la actividad profesional por la que se cotiza en el RETA.

Por tanto, la base imponible del IRPF se calcula sumando los rendimientos del trabajo por cuenta propia y ajena.

¿Cómo afecta la doble cotización a la jubilación?

Otra de las ventajas de la pluriactividad es que es posible cobrar dos pensiones de jubilación simultaneas, siempre y cuando hayas cotizado un mínimo de 15 años en ambos regímenes.

En caso de no llegar al mínimo de 15 años, la cotización en el régimen donde hayas estado menos tiempo se suma a la base reguladora del régimen por el cual obtienes la pensión.

Escenarios de pluriactividad

Existen varias situaciones de pluriactividad, siendo estas las más frecuentes:

Desempeñar dos o más actividades como autónomo

Hay que matizar que esto no se consideraría pluriactividad como tal, ya que solamente se cotiza en el régimen de trabajadores autónomos. Aun así, los autónomos que duplican su actividad pueden hacerlo pagando una sola cuota si así lo notifican en el IAE.

Ser asalariado y realizar una actividad secundaria por cuenta propia

Es decir, los trabajadores por cuenta ajena que, de manera ocasional, realizan alguna actividad por cuenta propia. Por ejemplo, un freelance que, de manera no habitual, haga algunos trabajos esporádicos por cuenta propia, si bien su actividad principal es su trabajo como asalariado.

Estar empleado por cuenta ajena y ser autónomo al mismo tiempo

Esta es la definición más completa de pluriactividad, en la que el desempeño de la actividad como autónomo y como asalariado es equiparable, tanto en tiempo como en ingresos.

Las entidades de Grupo Caja Rural acompaña a sus clientes con asesoramiento fiscal

La fiscalidad de los autónomos en situación de pluriactividad es compleja, ya que hay que tener en cuenta diversas variables a la hora de cotizar en cada régimen. Las entidades de Grupo Caja Rural facilitan a sus clientes el servicio de asesoría fiscal que mejor se adecúe a la situación individual de cada uno.

Además, los clientes pueden elegir entre un conjunto de seguros especialmente pensados para proteger el negocio de emprendedores, autónomos y empresas de cualquier tamaño.

Por tanto, si estás interesado en conocer todos los beneficios que ofrecen las entidades de Grupo Caja Rural para autónomos y emprendedores, puedes acudir a cualquiera de las oficinas de la entidad que te interese y recibirás una atención personalizada para tu necesidad.

Artículos Relacionados