ODS: Promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible

Dentro de los 17 objetivos para el desarrollo, el ODS 8 pretende atajar de lleno el cambio de modelo productivo. ¿Estamos cumpliendo las metas en España?
Sostenibilidad24 enero, 2022179511 min
Blog Ruralvía » Sostenibilidad » ODS 8

 

Como venimos relatando en artículos anteriores sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la ONU aprobó la Agenda 2030 hace ya 7 años, una estrategia que busca construir una sociedad global más justa y donde el crecimiento económico esté directamente vinculado al respeto del medioambiente y la justicia social.

¿Qué es la economía sostenible?

Según la definición elaborada por la Real Academia de la Lengua Española, la economía sostenible es el patrón de crecimiento que concilia el desarrollo económico, social y ambiental en una economía productiva y competitiva, capaz de favorecer el empleo de calidad, la igualdad de oportunidades y la cohesión social.

A su vez, una economía sostenible debe garantizar el respeto ambiental y el uso racional de los recursos naturales. De este modo, podremos satisfacer las necesidades de las generaciones presentes, sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras.

Los ODS son el medio diseñado por Naciones Unidas para que fines, como la economía sostenible, sean una realidad en un futuro próximo. Así, aglutinándolos todos en la agenda 2030, la ONU fija un horizonte a medio plazo para que los estados tengan el tiempo suficiente para comprometerse de forma definitiva.

 

ODS 8: ¿En qué consiste y cuáles son sus metas?

Dentro de un total de 17 objetivos para el desarrollo, el objetivo número ocho pretende atajar de lleno el cambio de modelo productivo. En otras palabras, el ODS 8 busca “promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos”.

Dentro de los datos que aporta Naciones Unidas para justificar la necesidad de caminar hacia un modelo económico más sostenible, destacan las siguientes cifras:

  • Según datos del año 2016, el 61% de los empleos de todo el mundo se llevaban a cabo sin ningún tipo de regulación.
  • La brecha salarial de género sigue siendo una realidad en 40 de los 45 países estudiados: los varones perciben ingresos un 12,5% más altos que sus compañeras.
  • Las mujeres de todo el mundo representan un 63% en la tasa de población activa. Por el contrario, los hombres tienen una tasa de participación en el empleo del 94%.
  • De no cambiar nada, para alcanzar la igualdad salarial necesitaríamos aún 68 años. Actualmente la diferencia entre las ganancias de hombres y mujeres se sitúa en un 23%.
  • Las tareas de cuidado de niños y mayores siguen siendo desarrolladas principalmente por mujeres. Ellas se ocupan de este trabajo no remunerado 2,6 veces más que los hombres.
  • De cara al año 2030, necesitaremos crear 470 millones empleos en todo el planeta, para así satisfacer a los jóvenes que se incorporen al mercado laboral.

Reducir la precariedad laboral y con ella la desigualdad de clase y género es, en definitiva, la ambición que define a este octavo objetivo. Pero ¿Cuáles son las metas concretas que Naciones Unidas busca alcanzar para que, finalmente, nuestro sistema económico sea sostenible? Estas son algunas de las subrayadas en su página web:

  • Lograr que el producto interior bruto de los países en vías de desarrollo alcance, por lo menos, un 7% anual.
  • Mejorar la productividad económica a través de modelos socialmente diversos e innovadores desde el punto de vista tecnológico.
  • Desvincular la productividad y el crecimiento económico del maltrato a los ecosistemas. En la próxima década, el sistema productivo debe caminar hacia un consumo sostenible de los recursos naturales.
  • Lograr pleno empleo para mujeres, jóvenes y personas con discapacidad.
  • Atajar el fracaso escolar y desarrollar políticas para mejorar la emancipación juvenil.
  • Terminar con la trata de personas y prohibir cualquier tipo de trabajo infantil o reclutamiento de niños soldados.
  • Preservar y defender los derechos laborales. Ofrecer condiciones de empleo dignas para todos los trabajadores, incluidas las personas migrantes.
  • Desarrollar propuestas de turismo sostenible donde no solo importe el beneficio económico, sino también el impacto positivo en el entorno.
  • Defender desde las instituciones la inclusión financiera y el acceso a un servicio bancario de calidad para todos los usuarios.

 

¿Existe algún país que haya cumplido el ODS 8?

Como suele suceder en otros ámbitos, como la lucha contra el cambio climático o la propuestas de políticas que favorecen la conciliación familiar y el bienestar laboral, los países escandinavos son actualmente quienes están a la cabeza en el compromiso por alcanzar una economía más sostenible e inclusiva.

Para hacernos una idea y según la información recogida en el índice ODS (ranking que evalúa el compromiso y el desarrollo de políticas para cumplir la agenda 2030) los estados del norte de Europa son actualmente quienes están a la cabeza con una puntuación de 80 sobre 100, siendo 100 la máxima nota otorgada por la ONU.

Así, Suecia cuenta con una puntuación de 84,5, Dinamarca 83,9, Noruega 82,3 y Finlandia 81. La razón principal que les lleva a ocupar los primeros puestos es su compromiso por desarrollar políticas en materia social y económica. Aun así, todavía necesitan trabajar duro para que su economía sea menos dependiente de los combustibles fósiles.

Por el contrario, nuestro país se encuentra bastante alejado de la perspectiva nórdica. España ocupó en 2020 el puesto número 30 con una puntuación de 72,2 y, según la información recogida por la ONU, se debe a que cumple en materia de igualdad de género, pero no avanza favorablemente en aspectos como ciudades y movilidad sostenible, justicia e instituciones sólidas o educación de calidad.

Conscientes de que todo esfuerzo suma a la hora de alcanzar un cambio colectivo, desde las entidades de Grupo Caja Rural estamos comprometidos con el cumplimiento de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible. Para ello, las entidades de Grupo Caja Rural apoyamos desde el ámbito local el desarrollo social y rural del tejido productivo, desarrollando iniciativas que promueven el comercio local y kilómetro cero como, por ejemplo, SeSeo Canarias de Cajasiete.