TecnologíaLas tecnologías agrícolas que todo agricultor debería conocer

Las tecnologías agrícolas, como los drones o los láseres, están conquistando el mercado. Estas son las innovaciones que te permiten optimizar y monitorizar todos tus terrenos
7 septiembre, 20215209 min

La agricultura se enfrenta, en los tiempos del coronavirus, a muchos retos que marcarán su futuro y su capacidad de recuperación económica. Las dificultades para exportar sus productos, la falta de inversión o los parones en su actividad durante el confinamiento han provocado que tengan que adaptarse a los nuevos tiempos, incorporando las tecnologías agrícolas en su día a día.

 

La verdad es que la revolución digital ya ha llegado al campo. Apps para móviles, sensores especializados, drones que optimizan la revisión de las cosechas… Cada vez son más los dispositivos que ofrecen soluciones para parametrizar los terrenos o para entender de qué forma se pueden mejorar los procesos productivos.

 

Hoy queremos enseñarte qué tecnologías agrícolas puedes llevarte a tu negocio para ayudarte con toda la gestión. ¿Te animas a implementarlas en tu vida?

 

5 tecnologías agrícolas para monitorizar campos y cultivos

  • Aplicaciones agrícolas. El mundo de las apps agrícolas ha tenido un gran protagonismo dentro de los sistemas de regadío. El mundo digital nos ha traído algunas aplicaciones como Agronic, una app hecha por la empresa de programadores Progres, o iRiego, que permite llevar la gestión de las Comunidades de Regantes desde el bolsillo.

 

El teléfono móvil también ha sido de gran utilidad en el cambio de registro de labores agrícolas y tratamientos, que ha dejado de producirse en libretas o partes de trabajo para convertirse en un documento detrás de la pantalla.  El cuaderno de campo digital es la clave para saber lo que pasa en tu explotación agrícola, teniéndolo todo bien controlado desde el principio.

 

  • Sensores para agricultura. Ya te encuentres en el sofá o hayas tenido que ir a hacer una gestión administrativa, estos mecanismos están diseñados para conocer el estado del cultivo desde cualquier parte. Un buen ejemplo de ello son tecnologías como Weenat, que permite analizar información y conocer el estado real de las parcelas en directo para optimizar los recursos y tomar decisiones de calado para el futuro. Entre las condiciones que se pueden recopilar están la temperatura del suelo, la humedad, el estado hídrico del cultivo, etc. Greenseeker, por ejemplo, es un sensor óptico instalado en la barra del equipo de fertilización que descubre cualquier fallo que suceda en el cultivo para conseguir un ahorro mayor en el fertilizante.

 

  • Tecnologías agrícolas con técnica láser. El láser será uno de los grandes aliados de los agricultores en el momento de darle un enfoque productivo al tratamiento de los campos. Esta poderosa herramienta tecnológica permitirá decidir cuándo es el mejor momento para cosechar sin hacer daño al cultivo y sin tener que confiar en la propia vista. De esta manera, vamos a poder recolectar el fruto en el mejor momento tanto en sabor como textura.

 

Los investigadores de distintas universidades estadounidenses ya han hecho pruebas exitosas con peras y manzanas, preparando una luz láser capaz de interactuar con cualquier medio y crear patrones que pueden compararse con los estándares de referencia para saber la tasa de respiración y la producción de etileno de la fruta.

 

  • Drones agrícolas. En España, una de las empresas que se encarga de la producción de este tipo de máquinas o UAV’s (Vehículos Aéreos no Tripulados) es Agropixel, que tiene una larga experiencia en la toma de información de parcelas agrícolas. Su trabajo permite conocer el estado del cultivo, así como la suficiencia hídrica o la detección de plagas que pueden acceder a una zona de explotación. Pero los drones para agricultura no solo sirven para la toma de información. Hybrix 2.1 es un dron español híbrido apto para hacer tratamientos de fumigación desde el aire. Por su lado, la valenciana Quaternium Technologies es la responsable de desarrollar un dron que puede transportar 10 litros de producto.

 

  • Robots agrícolas. Compañías como Agronauta se han encargado de desarrollar robots que pueden utilizarse en el cultivo intensivo del tomate en rama, analizando y recolectando esta verdura para reducir los costes al mínimo, consiguiendo una gran calidad en el momento de la venta. Lo mismo sucede con Agrobot, la innovación de una empresa onubense que permite cosechar fresas a gran velocidad. La inteligencia artificial es la gran responsable de que puedan detectarse variables como el punto de maduración de la fruta o los lugares del cultivo donde se producen las mejores condiciones climatológicas.