TecnologíaLa tecnología en la agricultura: analizamos los sensores más novedosos

Los sensores tecnológicos son muy útiles para monitorizar todo lo que sucede en un cultivo y optimizar recursos. Estos son los sensores más habituales para la agricultura.
29 marzo, 2021151511 min

El mundo agrícola está enfrentando un proceso de cambio que implica a todos los sectores. Existen muchos retos y oportunidades para la agricultura, que pasan por conseguir un desarrollo sostenible de los campos, reducir los costes de producción e incluir nuevos adelantos tecnológicos para monitorizar su actividad.

 

Los sensores son unos mecanismos digitales que entran dentro de esta última categoría. Los agricultores se han servido de ellos desde hace años para conocer el estado de sus cultivos, pero es en los últimos cinco cuando han experimentado un auténtico boom de ventas.

 

En este artículo vamos a conocer los sensores más novedosos del mercado, un apoyo fundamental para muchos empresarios o autónomos que tienen sus parcelas y quieren llevar un control exhaustivo de todo lo que sucede en ellas.

 

Las ventajas de los sensores para el cultivo

El uso de los sensores agrícolas supone una inversión en activos que debe valorarse, por la gran cantidad de beneficios que trae a cualquier proyecto empresarial. Son herramientas que, unidas al ahorro que supone el cultivo de precisión, proporcionan toda la información necesaria para conocer el suelo, las raíces, las plantas o incluso el medio donde se desarrollan.

 

La optimización del uso de los recursos es otra de sus grandes virtudes. Los medidores de humedad, por ejemplo, ayudan a identificar los posibles errores u oportunidades de mejora en las zonas donde nacen las raíces, para controlar las pérdidas de agua o fertilizantes.

 

También es posible aprovechar los sensores para crear alertas en situaciones que necesiten una toma de decisiones inmediata: lluvias abundantes, fuertes vientos, posibles sequías… Si conocemos todos estos datos de antemano, podremos proteger los cultivos para que no sufran ningún problema inesperado.

 

Los sensores más novedosos: cuestión de calidad

Conocer las ventajas es el primer paso para entender por qué es tan útil implementar la tecnología en el campo. El segundo paso consiste en conocer los sensores más importantes del mercado para planificar un presupuesto que tenga en cuenta las inversiones futuras. Estas son las redes de sensores inalámbricas más potentes del mercado:

 

  • Sensores de radar guiado. La utilidad de este tipo de sensor es que permite analizar líquidos o sólidos granulados sin que influya la superficie del producto medido. Este tipo de medición es altamente segura porque se basa en la tecnología “fin de sonda”, o pulsos de radar de alta frecuencia que permiten la transmisión de información a alta velocidad entre sus nodos.

 

  • Sensores de radar. La particularidad del sensor de radar es que puede aplicarse en gran variedad de productos, incluidos aquellos de naturaleza corrosiva. El agricultor puede colocar el sensor sin necesidad de tocar el producto, conservando todas las características de resistencia a presión y temperatura.

 

  • Sensores de nivel hidrostático. Este sensor está especialmente diseñado para colocarse en pozos o depósitos, por su gran resistencia a las condensaciones. Está fuertemente sellado, lo que significa que garantiza su estabilidad a largo plazo y su aguante frente a cualquier choque térmico.

 

  • Sensores de horquilla brillante. Los empresarios que tienen silos con sólidos de grano fino o pulverizado pueden servirse de este tipo de sensores para conocer todos los pormenores de su actividad. Es realmente eficaz, porque cuenta con un sistema de prevención de sobrellenado y con una fórmula de medición que no varía frente a vibraciones o adherencias. Además, pueden utilizarse sin calibración y tienen una función de automonitorización automática.

 

  • Sensores de ultrasonido. La agrotech o revolución verde de la agricultura ha llevado a incluir nuevas fórmulas de investigación, innovación y desarrollo (I+D+i) en los negocios del campo. El resultado se traduce en herramientas como los sensores de ultrasonido, que no requieren de contacto para hacer las mediciones y son inmunes a manipulaciones por cuestiones de humedad o densidad. Además, vienen con una función de autolimpieza que no requiere de condiciones de mantenimiento específicas.

 

El principal beneficio de la tecnología es que contribuye a reducir los tiempos de producción y mejorar la calidad de producción agrícola. La digitalización es un proceso inevitable para muchos negocios, que deben conseguir nuevas herramientas para lograr ventajas competitivas, así que una buena opción consiste en identificar todas aquellas que, como los sensores, permiten optimizar todo el proceso desde el principio hasta el final.

 

Digitaliza tu negocio con la ayuda de las entidades del Grupo Caja Rural

Incorporar nuevas técnicas e innovaciones al trabajo nunca es fácil para una empresa que aún no ha desarrollado el máximo potencial de su digitalización. El objetivo de las entidades del Grupo Caja Rural es que encuentres la financiación perfecta para transformar tu negocio, de forma que puedas invertir en mejoras tecnológicas para tu explotación agraria.

 

Elige tu entidad de confianza en este listado y pide asesoramiento para que sus profesionales puedan orientarte en la mejor decisión para tu actividad. También puedes encontrarlas en la sección de “Miembros”, dentro de la web de grupocajarural.es. ¡Anímate y comienza tu proceso de digitalización hacia el futuro!