TecnologíaLa tecnología en el sector salud

El sector salud está viviendo una revolución con la inversión en nuevas tecnologías. Descubre cómo serán los chatbots médicos del futuro o cómo se utilizará la inteligencia artificial para responder las dudas de los ciudadanos.
24 febrero, 2021114111 min

La inversión en el sector salud se ha convertido en una de las apuestas más importantes de las empresas y los Gobiernos en los últimos tiempos. La crisis de la COVID-19 ha provocado que se tenga en cuenta la necesidad de adquirir nuevos materiales y financiar aquellas actividades que realizan una labor pública para los ciudadanos.

 

Debemos tener en cuenta que la salud, en primer lugar, debe cuidarse dentro del propio hogar. Podemos utilizar la tecnología para enseñar a nuestros mayores, pero también para educar a nuestros hijos en el bienestar de las relaciones sociales.

 

En el sector salud también hay una vocación de enseñanza, que va dirigida a cuidar de los pacientes e intentar que las infraestructuras sean accesibles y sostenibles para todos. En este artículo nos acercamos a los usos de la tecnología que acompañan al sector salud en los últimos tiempos.

 

Los usos de la tecnología en la medicina y el sector salud

El presupuesto en salud, que en 2020 representaba el 7,6% del PIB español, se verá reducido al 6,9% en 2021. El Ejecutivo de nuestro país considera que la situación de la pandemia mejorará de cara a mitades de año, por lo que ha decidido centrar sus esfuerzos en I+D+i, una partida que sube 1.200 millones de euros y un 59,4% con respecto a los PGE de 2020. Estas son algunas de las tendencias que vendrán en el futuro y podrían incorporarse en España:

 

  • Realidad virtual en el entrenamiento médico. La realidad virtual comienza a traspasar el ámbito de los videojuegos y llega hasta los hospitales para enseñarle a los alumnos cómo se deben tratar los órganos del cuerpo humano.

 

Esta tecnología les permitirá diseccionarlos uno a uno e incluso contar con salas virtuales para practicar todo tipo de procedimientos quirúrgicos. La empresa Medical Realities, por ejemplo, graba cirugías reales en vídeo para convertirlas en experiencias digitales para los alumnos de medicina.

  • Datos clínicos para análisis y tratamiento. El Big Data permite reunir todos los parámetros de los pacientes, desde su ritmo cardíaco hasta sus necesidades fisiológicas, en un mismo gráfico. Esto permite que los científicos monitoricen todos los datos y trabajen para mejorar su salud, inventando nuevos dispositivos tecnológicos.

 

Un ejemplo de ellos es Embrace, un reloj inteligente desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que se apoya en la inteligencia artificial para prevenir las convulsiones que sufren los pacientes con epilepsia.

  • Chatbots como consultores para el público. Estos asistentes virtuales ya se encuentran en nuestra vida diaria cuando nos dirigimos a Google y realizamos una búsqueda por voz. La diferencia es que los chatbots especializados permiten a los pacientes realizar preguntas sobre enfermedades como diabetes, asma o VIH.

 

OneRemission, por ejemplo, es una app de Oncología Integrativa que cuenta con un chatbot que desempeña el papel de un consultor de salud física, mental y social. De esta forma, si el usuario siente sueño o hace ejercicio, e incluso si tiene un pensamiento negativo, recibe un mensaje para informarle de sus condiciones psicológicas en ese momento.

 

  • Telemedicina y atención médica a distancia. ¿Alguna vez te has preguntado cómo sería levantarte, enviar una foto a un médico y que este te diga por qué te duele la pierna? La telemedicina revolucionará la interacción entre los hospitales y los ciudadanos rompiendo las barreras físicas para dar soluciones inmediatas a cualquier enfermedad.

 

Doc.com, por ejemplo, es una app que pretende universalizar el acceso al cuidado médico, ofreciendo un servicio profesional de asistencia y orientación médica con profesionales que les pueden proporcionar una terapia psicológica las 24 horas del día todos los días de la semana.

 

  • Inteligencia Artificial para prevenir enfermedades. Si hubiera existido un programa informático capaz de prevenir el coronavirus, probablemente hubiéramos estado prevenidos de antemano. Esto es lo que se pretende lograr con la inteligencia artificial, que analiza ubicaciones y edificios de cada ciudad para detectar posibles focos de enfermedades en el futuro.

 

En este sentido, la empresa canadiense Bluedot ha diseñado un software de detección precoz de enfermedades infecciosas que ya ha demostrado su validez: en 2016 predijo con éxito que el virus del Zika se propagaría por Florida, en Estados Unidos, seis meses antes de que ocurriera durante el año 2016.

 

Como ves, las inversiones futuras en el sector salud pasan sí o sí por el uso de la tecnología. En el ámbito familiar ya podemos utilizar los adelantos técnicos para mejorar nuestra vida, como juegos para mantener la mente activa o la existencia de internet para decidir qué alimentos sanos poner en la cesta de la compra. Es solo cuestión de tiempo que empecemos a ver cómo los centros médicos y la población comienzan a comunicarse de forma telemática, abriendo un futuro de posibilidades increíble para el sector de la salud.