fbpx
 

EmpresasPropuesta para afrontar la crisis COVID-19 por las empresas familiares de España

Las empresas familiares de España han sufrido a causa del coronavirus, pero las perspectivas de futuro pueden mejorar si se fomenta el impulso emprendedor, la formación o la flexibilización del mercado.
28 octubre, 202055912 min

Las empresas familiares afrontan una situación complicada durante estos meses, a raíz de los numerosos ERTE que han paralizado su actividad por el coronavirus. Sin embargo, en los momentos más difíciles es cuando asoman las soluciones más innovadoras.

 

El Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y el IESE Business School han preparado un informe titulado “El impulso del empleo y el relanzamiento de la empresa: algunas reflexiones para la acción”, donde se recogen las preocupaciones y las oportunidades que encuentran 16 sectores para afrontar el futuro con determinación.

 

Entre ellas, se encuentra el impulso de la formación continua para mejorar el proceso de digitalización de las empresas, o  la liberación de la liquidez para las empresas. Vamos a analizar algunas de las conclusiones para ver cómo pueden implementarse en su estructura productiva.

 

Así pueden afrontar las empresas familiares su lucha contra el COVID-19

 

El informe tiene como objetivo plantear una política económica para “mantener el empleo y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, impulsando para ello el relanzamiento de las empresas”. Esto significa que se necesita realizar cambios en el tejido social y financiero para conseguir el equilibrio perfecto que permita a las empresas desarrollarse plenamente. Estas son las variables que tiene en cuenta:

 

  • Adaptación del trabajo a la nueva realidad. Si las empresas quieren sufragar los gastos que van acumulándose por el parón de la actividad, tienen que contar con unos ERTE funcionales y ágiles, que se adapten a la realidad de cada sector y cada empresa.

 

  • Impulso de la formación a todos los niveles. En Alemania, los trabajadores cuentan con mecanismos dinámicos para dedicar tiempo a su formación en las épocas en las que se reduce la actividad.

 

En España se hace necesario un modelo parecido, no solo porque mejora el rendimiento y los conocimientos de los empleados, sino porque también es esencial para conducir a las empresas a su digitalización definitiva.

 

  • Asegurar la liquidez de las empresas. La tercera política necesaria para reforzar la estructura financiera de las empresas consiste en disponer de liquidez fácil para ellas, a través, por ejemplo, de líneas ICO o préstamos flexibles a corto plazo.

 

Hay que intentar que no decaiga el esfuerzo internacionalizador de muchas compañías, lo que supondría un bajón en las exportaciones del mercado español.

 

  • Fomento del impulso emprendedor. Seguro que a muchos nos suenan los esfuerzos emprendedores que están haciendo profesionales de sectores como la biotecnología o las energías renovables. El Estado y las empresas tienen que financiar los proyectos que involucren a la sociedad y contribuyan a mejorarla a través de la tecnología o los recursos de los que disponemos.

 

  • Mejorar la política fiscal del mercado. Las empresas y las familias se enfrentan a dos problemas graves como consecuencia de la pandemia: la dureza de los impuestos y la previsible avalancha de desempleo después de los ERTE.

 

Una política efectiva debería flexibilizar la fiscalidad de las empresas familiares y favorecer métodos de empleabilidad con un desembolso adecuado a las posibilidades de la deuda pública en nuestro país.

 

Los tres conceptos para lograr un relanzamiento empresarial con éxito

 

Aparte de estos cinco puntos, los expertos y las empresas encuestadas coinciden en que es necesario trabajar en tres conceptos que deberían apoyar la estrategia de relanzamiento: confianza, colaboración y perspectiva internacional.

 

  • El gobierno, las empresas y los agentes sociales deberían adoptar un espíritu de colaboración activo para recuperar la confianza de los ciudadanos. Ellos son la columna vertebral de nuestro sistema productivo, así que solo implicándolos en el proceso es posible que se ilusionen por el futuro que está por llegar.

 

  • Colaboración. La colaboración público-privada entre el gobierno y los sectores privados es imprescindible para reforzar la seguridad jurídica, el rigor, la profesionalidad, la transparencia, y la idea de una búsqueda continua por el bien común de la sociedad.

 

  • Perspectiva internacional. España es una de las puntas de lanza de la renovación empresarial en Europa, así que nuestro país tiene que contar con un proyecto de relanzamiento que cumpla las expectativas y se garantice la seguridad financiera de la Unión Europea. De esta forma, podremos dar protagonismo a los productos y servicios españoles que han conseguido un gran grado de internacionalización en el mundo.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural cuentan con diferentes programas e iniciativas para ofrecer herramientas e información a las empresas familiares, como Proyecta Empresas. A través de esta plataforma, pueden encontrar opciones de financiación como préstamos, leasing o el confirming, una solución que les ayuda a gestionar el pago de facturas y reducir sus labores administrativas.

 

Proyecta Empresas también acompaña empresas y autónomos en su proceso de internacionalización, a través de avales y garantías internacionales, transferencias entre países y la posibilidad de contratar coberturas de riesgo tipo cambio para sus operaciones en el extranjero.

 

Además, las PYMES, autónomos, emprendedores y empresas de gran tamaño puedes utilizar la plataforma  subvencionespymes.tufinanziacion.com creada por Caja Rural de Aragón, Caja Rural de Asturias, Cajasiete, Cajaviva, Caja Rural Central, Globalcaja, Caja Rural de Granada, Caja Rural de Navarra, Caja Rural de Soria, Caja Rural del Sur, Caja Rural de Zamora, Banco Cooperativo Español e Insomnia Consulting. En esta plataforma localizarán cientos de opciones de financiación pública para sus proyectos y  actividades.

Artículos Relacionados