Curiosidades y cuidados del mastín: la raza de perro más grande de España

El mastín español es una de las razas más conocidas en todo el mundo, y también una de las más grandes que existen. Aliado de los ganaderos en el mundo rural, en este post te contamos todo lo que necesitas saber sobre este noble animal.
Cooperativismo 📢5 octubre, 2022907514 min
Blog Ruralvía » Cooperativismo 📢 » Perro mastín español

 

El mastín, compañero de ganaderos y protector en la España rural

Su imponente físico le consolida como la raza de perro más grande de nuestro país. El mastín español destaca por ser el compañero ideal para guardar y proteger casas, terrenos y ganado gracias a su espectacular fuerza y tamaño. De hecho, tanto es así que solemos asociar a este can con el sector de la ganadería.

Sin embargo, también posee un carácter noble y afable que lo hace ideal para convivir en familia. Su origen en nuestro país se remonta muchos siglos atrás cuando culturas como la fenicia, la celta o la romana ya contaban con este fiel compañero en su vida diaria.

Mastín español: ¿qué diferencia a esta raza de otros perros?

Su aspecto le hace parecer un animal agresivo y solitario, pero nada más lejos de la realidad. Esta enorme raza de perro posee un carácter tranquilo, dócil, leal y muy cariñoso. El mastín español, también conocido como mastín leonés por ser un animal típico de esta zona, se caracteriza sobre todo por ser extremadamente territorial, lo que le convierte en el guardián perfecto ya que no dejará que ninguna amenaza se acerque a aquello que protege, como por ejemplo los lobos al ganado. Su intuición e inteligencia hace además que el proceso de aprendizaje y educación sea muy fácil de llevar con el mastín español.

Tipos de mastines

A pesar de que el mastín español es el más representativo de nuestro país y uno de los más conocidos, existe una gran variedad de clases. A continuación, enumeramos algunas de las más populares:

  • Mastín español o leonés: presenta un carácter grande y noble, aunque muestra desconfianza ante los extraños, por eso es el guardián perfecto. Aunque puede llegar a alcanzar los 100 kg presenta una gran ternura y afectuosidad cuando se encuentra en familia.
  • Mastín del Pirineo: su nombre se debe a ser la raza pastora más común de los Pirineos. De carácter fiel y obediente, le encanta recibir cariño, por lo que no sería la raza más apropiada para ser guardián.
  • Mastín americano: no debemos confundirlo con el mastín americano panja (una raza cruzada entre pit bull y rottweiler). Su piel es de color crema, aunque también puede ser atigrada. Este tipo de mastín tiene su origen en Estados Unidos y se trata de un perro realmente imponente, pudiendo alcanzar los 90 centímetros de cruz y los 90 kg de peso.
  • Mastín de Cachemira: esta raza, fuerte y corpulenta, suele acompañar a las tribus nómadas del Himalaya de Cachemira, de ahí proviene su nombre.
  • Mastín italiano: los romanos los utilizaban como perros de lucha y también como guardianes. Aunque presenta una gran corpulencia su altura no es tan característica como la de otras razas.
  • Mastín napolitano: este perro de gran inteligencia presenta un carácter obediente, lo que le hace fácilmente adiestrable. Debemos tener cuidado con su alimentación ya que tienden a alcanzar el sobrepeso fácilmente.
  • Mastín inglés: se trata de una de las razas más grandes del mundo, ya que pueden alcanzar más de 80 centímetros de altura. Al igual que otras razas, este tipo de mastín presenta un gran contraste entre su musculado cuerpo frente a su dócil y afable carácter.

Cuidados del mastín español

Alimentación del mastín

La alimentación es el aspecto más importante que debemos tener en cuenta a la hora de que un mastín mantenga un óptimo nivel de salud ya que realmente presenta un gran nivel de ansiedad frente a la comida, lo que podría provocarle sobrepeso si no controlamos adecuadamente este factor. Por ello, si tenemos un mastín deberemos racionar las cantidades de comida que le damos para que la obesidad no perjudique ni a su salud ni a sus articulaciones.

Cuidado del pelaje

Su pelaje es otro de los factores que debemos tener presentes a la hora de darle a nuestro mastín el cuidado que se merece. Lo ideal es mantenerlo limpio y cepillado para eliminarle posibles parásitos que puedan acomodarse y transmitirle diversas enfermedades. En esta tarea será fundamental que contemos con algunos productos antiparasitarios que nos ayuden a mantener su pelaje limpio y desinfectado como pastillas, collares o pipetas. Si tenemos dudas sobre su uso, la mejor opción siempre será consultar a un veterinario titulado que nos pueda aportar una opinión profesional.

Actividad física de un mastín español

El ejercicio es otro de los pilares básicos que debemos atender a la hora de cuidar la salud de nuestro mastín. Se trata de perros que necesitan liberar una gran cantidad de energía a lo largo del día debido a la ansiedad que acumulan. De ahí que las labores de pastoreo y protección del ganado les vengan como anillo al dedo ya que les permiten realizar cierta actividad física de manera autónoma. Por el contrario, si tenemos un mastín como animal doméstico, lo ideal es que realicemos varios paseos al día con él además de realizar algunos juegos, ya que su carácter noble incita a disfrutar de ello.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes que puede sufrir el mastín español?

Los problemas en la cadera como la displasia son uno de los más comunes en esta raza debido al gran peso que presenta. Para tratar de evitarla o controlarla es recomendable monitorizar este aspecto desde que el mastín es un cachorro.

Por su parte, el entropión es otra de las dolencias más comunes entre los mastines. Esta enfermedad provoca que los párpados de los ojos de esta raza se plieguen hacia dentro, pudiendo provocar daños en la córnea y el globo ocular, lo que fomenta las irritaciones, la pérdida de visión y la dificultad para abrir los ojos.

¿Cuánto come un mastín?

Como hemos comentado anteriormente, la alimentación es uno de los pilares principales en la salud de los mastines a la hora de evitar un sobrepeso que pueda dañar sus articulaciones. Dar de comer a un integrante de esta raza puede suponer un auténtico desafío debido a su gran volumen. En este sentido, alcanzar el equilibrio perfecto en las raciones para evitar que aumente su peso en exceso, pero que cubra sus necesidades nutricionales que le aporten la energía que necesita.

¿y los cachorros?

Los cachorros van a demandar desde el inicio una elevada cantidad de comida debido al gran crecimiento que necesitan experimentar. Sin embargo, la opción más recomendable es racionar las comidas en pequeñas cantidades e ir adaptándolas a su crecimiento.

Cuando llegan a un estado adulto, es importante evitar que adquieran excesivo peso, por lo que lo ideal es darle alimentos que contribuyan al equilibrio de su musculatura. Además, debido a los más que posibles problemas en las articulaciones que pueda padecer, una buena opción sería complementar su dieta con alimentos que ayuden a esta tarea como los condroprotectores.

En definitiva, los mastines son animales que, a pesar de tener un aspecto rudo y agreste, necesitan de numerosos cuidados para mantener una óptima salud física. Más sobre todo si participan en célebres concursos caninos que tanta tradición y acogida tienen dentro y fuera de nuestras fronteras. Fiel compañero de agricultores y ganaderos durante décadas, sin duda el mastín español representa una de las razas más icónicas del panorama nacional.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}