Estos son los ciberataques más populares: descubre cómo proteger a tu empresa

Durante los últimos años la presencia de las empresas en internet ha crecido exponencialmente, lo que aumenta su posibilidad de sufrir un ciberataque. Para protegerse contra ellos es importante conocer los riesgos y qué medidas se deben adoptar. En este post recogemos algunas de las más conocidas.
Empresas6 octubre, 202284112 min
Blog Ruralvía » Empresas » Ciberataques en pymes

 

Según una encuesta realizada por el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) los ciberataques contra empresas de todo el mundo aumentaron un 31% durante el pasado año. La necesidad de apostar más por el teletrabajo sin las medidas de seguridad adecuadas como consecuencia del coronavirus, ha sido y es una oportunidad excelente para que los ciberdelincuentes campen a sus anchas por la red con mayor libertad.

¿Qué es un ciberataque?

La ciberseguridad ha sido creada para proteger todos los sistemas, redes y dispositivos de particulares y empresas. En este sentido, podemos definir un ciberataque como toda acción de ataque a los sistemas informáticos de empresas y entidades con el fin de desestabilizarlos, tomar el control o robar sus datos, entre otros daños.

A las personas responsables de estos ataques se les conoce con el nombre de hackers y, dependiendo del objetivo que persigan, sus ataques pueden ser de diferentes tipos. Para llevarlos a cabo pueden necesitar de más o menos recursos en función de su complejidad, ya que no es lo mismo realizar un asalto a través del envío de elementos maliciosos por correo electrónico que coordinar un ataque para infectar cientos o miles de ordenadores.

¿Cuáles son los ciberataques más comunes?

Las pymes son las más vulnerables ante los ciberataques, ya que no cuentan con servicios de protección y seguridad tan avanzados como los que tienen las grandes compañías. Es por ello que se hace imprescindible conocer cuáles son los ciberataques más comunes y cuál es la mejor medida de protección frente a cada uno de ellos.

➤ Denegación de Servicios (DOS)

Se trata de un tipo de malware a través del cual los hackers generan numerosas peticiones a un servidor hasta que este sea incapaz de atenderlas y se colapse. Su objetivo es inhabilitar las páginas web de las empresas, lo que provoca graves daños económicos y operativos. Existen dos vertientes de este ataque:

  • Denegación de servicio (DoS): se utiliza un único ordenador que envía multitud de conexiones consecutivas al servidor que desea atacar.
  • Denegación de servicio distribuido (DDoS): se utilizan diferentes equipos que lanzan constantes peticiones al servidor hasta colapsarlo.

➤ Phishing

Esta es, sin lugar a duda, una de las técnicas más utilizadas por los ciberdelincuentes para obtener información personal y estafar a los usuarios mientras estos piensan que se encuentran navegando en un portal seguro. Lo más habitual es que los hackers suplanten la identidad de una empresa, enviando una comunicación a los usuarios casi idéntica a la oficial.

Sin embargo, estos son redirigidos a una web fraudulenta donde se produce el ataque, aunque suele estar tan bien desarrollada que en ocasiones parece casi idéntica a la original. Allí, es probable que soliciten datos confidenciales como el número de cuenta y tarjeta bancaria, así como las claves necesarias para acceder a ellas.

Es importante no facilitar ningún dato personal en ninguna web o aplicación que no sea estrictamente oficial y cumpla con todas las garantías de seguridad. Algunos trucos para reconocer webs fraudulentas y evitar ser víctimas de phishing pasan por prestar atención a las faltas de ortografía o expresiones raras que no concuerdan con las utilizadas en nuestro lenguaje habitual.

➤ Ransomware

Su denominación hace referencia a un programa de software malicioso cuyo objetivo es secuestrar el ordenador de las víctimas para pedirles una elevada cantidad de dinero a cambio de la devolución de los datos retenidos. La forma más frecuente que tiene este software de acceder a nuestros dispositivos es a través de la descarga de archivos adjuntos en correos electrónicos o la ejecución de aplicaciones de descarga de contenido no confiable. La mejor manera de evitar el ransomware es mantener tanto el antivirus como el sistema operativo de los dispositivos siempre actualizados, además de contar con una copia de seguridad reciente de todos los datos allí guardados.

➤ Spyware

Este malware espía a los usuarios con el objetivo de conseguir la mayor información confidencial posible como número de cuenta o tarjetas de crédito para acceder a ellas y conseguir una elevada suma de dinero. Normalmente este software se instala en nuestro ordenador al descargar archivos sospechosos y la mejor forma de prevenirlo es leer siempre detenidamente los permisos que otorgamos a aplicaciones de terceros a nuestros dispositivos y no acceder ni descargar nada que no cumpla con las máximas garantías de seguridad.

Cómo proteger a tu empresa de los ciberataques

Sea cual sea el tamaño de tu empresa existen diferentes medidas de seguridad básicas que debes tomar para aumentar la protección ante posibles ciberataques:

  1. Mantén todos tus ordenadores protegidos: comprueba que tus dispositivos cuentan siempre con la última versión del sistema operativo y mantienen su antivirus actualizado.
  2. Apuesta por contraseñas complejas: sobre todo aquellas destinadas al ámbito laboral. Lo ideal es que tengan siempre más de 8 dígitos y cuenten con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Recuerda que las contraseñas difíciles tienen menos posibilidades de ser vulneradas.
  3. Aumenta la formación sobre ciberseguridad: los ciberataques cambian y evolucionan constantemente. Por ello es muy recomendable que tanto tú como tus empleados tengáis una formación básica acerca de cómo evitar errores frecuentes y alertar sobre posibles ataques.
  4. Contrata profesionales especializados en ciberseguridad: si es posible, contar con al menos un perfil dedicado a estas labores podría ahorrarte más de un quebradero de cabeza.
  5. Realiza copias de seguridad: contar con protocolos y copias de seguridad en la nube te permitirá mantener tus datos a salvo en caso de un ataque de ransomware, que secuestrará tus dispositivos y archivos locales. De esta forma, seguirás teniendo acceso a toda tu información.

Como puedes observar, mantener un óptimo nivel de ciberseguridad para proteger tu empresa es hoy más importante que nunca. Y es que cada vez son más los datos sensibles que tenemos en nuestros dispositivos, por ello es imprescindible contar con todos los recursos necesarios que permitan mantener la máxima protección ante posibles amenazas y ataques que puedan surgir.