Café ecológico: qué es y cuáles son los beneficios de su consumo

Para muchos, despertarse y tomar una buena taza de café es la mejor forma de empezar el día. Cada vez son más los amantes del café que se están pasando al ecológico, pero ¿qué beneficios aporta? ¿Es realmente tan bueno como dicen? Aquí te mostramos la respuesta a estas dudas.
Sostenibilidad2 septiembre, 202236212 min
Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Café ecológico

Desde hace décadas, se comenzó a utilizar pesticidas y productos químicos en las plantaciones de cultivo y también en las de café para evitar las plagas y maximizar las producciones. Pero esta solución se ha vuelto un problema, dando como resultado plagas más resistentes y un verdadero dilema medioambiental. Además, la deforestación de las regiones cafeteras también supone un conflicto para las plantaciones. Todo ello ha generado un nuevo movimiento: el cultivo responsable y el café ecológico. En este artículo te contamos cuáles son sus peculiaridades y los beneficios de su consumo.

¿Qué significa café ecológico?

El café ecológico es aquel producto que se cultiva de forma natural, es decir, sin utilizar ningún tipo de compuesto químico ni pesticida. Además de cumplir estos requisitos, para obtener café ecológico debe llevarse a cabo un proceso productivo respetuoso con el medioambiente. Sobre el método de recolección, es importante mencionar que se realiza de forma manual y selectiva. Además, los productores de este tipo de café deben tratar de emplear a mano de obra local para fomentar el desarrollo de la comunidad y también, para conservar los procesos tradicionales.

¿De dónde viene el café orgánico?

Principalmente, el café orgánico se exporta de tres zonas (con grandes superficies naturales) donde las plantaciones de café se desarrollan en unas condiciones excepcionales y son: África, Asia y Latinoamérica. Lo más habitual es que las plantaciones estén ubicadas en zonas montañosas y suelos con abundante carga de minerales. En estos espacios conviven también con otro tipo de vegetación y árboles autóctonos que les ayudan a crecer fuertes al amparo de su sombra. La presencia de árboles en las plantaciones ecológicas es fundamental para obtener frutos de gran calidad. Esta característica genera un perfecto equilibrio de nutrientes en el suelo, un aspecto esencial para el desarrollo de la plantación al no tratar el cultivo con pesticidas.

¿Es lo mismo ecológico que café de cultivo sostenible?

Los términos sostenible y ecológico se han popularizado en los últimos años, pero si queremos hablar con propiedad y conocer la procedencia y el tratamiento real de los productos es importante saber diferenciarlos. Aunque su objetivo final sea el respeto por el medioambiente y el cuidado de la salud, estas denominaciones son totalmente distintas cuando nos referimos al café.

  • En el caso del café ecológico, cada fase del proceso productivo debe estar acreditado y certificado por un organismo competente. Es decir, durante todo el tiempo que dure la producción, no podrá aplicarse ningún tipo de fertilizante o pesticida químico. Estos son algunos de los certificados más habituales que encontrarás en la etiqueta de un café orgánico:
  1. Certificaciones de Café Orgánico en Europa, establecido por el Parlamento Europeo en los Reglamentos UE 834-2007 y el UE 889-2008.
  2. Sellos de cada país (certificaciones privadas) como ECOCERT, OCIA Internacional
  3. Otras certificaciones que no son sinónimo de orgánico, pero promueven el comercio justo, las buenas prácticas de cultivo, etc. Por ejemplo: FairTrade, Bird Friendly, 4C, Euregap o Rain forest alliance.

Otra característica destacable del café ecológico es que, después de su recolección, entre los meses de marzo a octubre, los granos de café de una plantación ecológica no pueden mezclarse con otros frutos que no tengan la misma categoría, ya que perderían la denominación de ecológicos.

  • Por otro lado, una cosecha de cultivo sostenible se basa en dos pilares fundamentales: respeto a la naturaleza y la biodiversidad y el fin económico. Además, busca los mejores beneficios tanto para el consumidor final como para el productor de café.

¿Cómo saber si un café es de cultivo ecológico?

Aunque no seas un experto cafetero, te damos unos consejos muy útiles para que puedas distinguir un café de cultivo ecológico de uno que no lo es y no te den gato por liebre.

  • ¡Fíate de tus sentidos! La intensidad del aroma y del sabor son aspectos indiscutibles cuando pruebas un café ecológico. Al realizarse de forma manual, se obtiene un café de alta calidad, fácilmente diferenciable del café convencional.
  • Las certificaciones no engañan. Los sellos de certificación acreditan y aseguran al consumidor la calidad y la procedencia del café orgánico. Con estas acreditaciones tendrás la certeza de que el producto que estás consumiendo es 100% ecológico.
  • El precio. Al tratarse de un cultivo más exclusivo (se produce menos cantidad que el café convencional dependiendo de los nutrientes del suelo), el precio puede ser más o menos elevado. Eso sí, siempre será algo mayor que el del café cultivado en grandes producciones y de forma mecanizada.

Si te preguntas dónde encontrarlo, la gran mayoría de superficies y supermercados, cuentan con múltiples alternativas. O también puedes acudir a tiendas especializadas de café donde encontrarás una mayor selección.

Beneficios del café ecológico

El café ecológico presenta importantes ventajas, sobre todo, si lo comparamos con el café más común. Estas diferencias radican principalmente en el desarrollo y en la producción del alimento. ¡Descubre los beneficios de consumirlo tanto para ti como para el planeta!

  • Importantes beneficios para la salud. Al tratarse de un producto ecológico, el café orgánico tiene un alto nivel nutritivo y cuenta con una importante presencia de antioxidantes, minerales y vitaminas.
  • Es bueno para el medioambiente, ya que no se utilizan productos químicos que degraden o contaminen las zonas naturales.
  • Evita la deforestación y promueve un uso responsable y sostenible de los recursos naturales.
  • Las plantaciones de café ecológico generan empleo en zonas poco desarrolladas, lo que aporta un gran impulso a las familias del lugar y también de las zonas rurales.
  • La calidad es insuperable. Tanto durante el proceso de cultivo, como durante la extracción y la producción final del producto, el café orgánico cumple estrictamente los más altos estándares ecológicos, teniendo como resultado un café más natural con sabores y matices intensos.

Desde Grupo Caja Rural apoyamos y fomentamos las producciones sostenibles que respeten nuestro planeta, ofreciendo ayudas financieras a los agricultores y apoyando a las nuevas empresas que fomentan este tipo de producciones y comercio respetuoso con nuestro planeta.