Vivir enVivir de alquiler, ¿qué gastos tiene que pagar el propietario o el inquilino?

Vivir de alquiler, conoce los gastos que corresponden tanto al propietarios como al inquilino en nuestra infografía
10 diciembre, 20187145 min

Cuando vives de alquiler o tienes un inmueble alquilado, se presentan situaciones que pueden llegar a provocar irritaciones y dudas, tanto en el propietario como en el inquilino. Por ejemplo, se rompe la nevera, ¿debe pagar la reparación o una nueva el propietario? ¿es cuestión del inquilino?

 

Lo principal que debemos tener todos claro es que este tipo de gastos pueden venir especificados en el contrato de arrendamiento. Se puede determinar quien debe asumir ciertos gastos durante el tiempo que dure el propio contrato.

 

Vivir de alquiler, ¿qué gastos tiene que pagar el propietario o el inquilino?

 

¿Qué pasa con los pequeños desperfectos que se originan por el uso del día a día?

 

En este caso, y todos lo debemos tener presente, será responsabilidad del inquilino hacer frente a este gasto.  Excepto si el desperfecto, en realidad, es consecuencia de que ha llegado el final de la vida útil del propio electrodoméstico. Si tienes dudas con respecto a algún gasto concreto, puedes revisar la Ley de Arrendamiento Urbana en el propio Boletín Oficial del Estado.  

 

Las cuentas claras

 

Recuerda que, para mantener las cuentas saneadas sin deudas, ahora tendrás la posibilidad de pagar y reclamar tus deudas en el mismo momento utilizando Bizum.

 

Salda tus deudas rápido, ya sea porque te toca pagar o porque te deben dinero, gracias a este servicio de pago por móvil.   

 

Seguro de hogar para viviendas alquiladas

 

Lo más práctico, para no ralentizar problemáticas en la vivienda, es tener un seguro de hogar que te ayude a gestionar los daños o incidencias de forma rápida y segura.  

 

Con el seguro multirriesgo de RGA, por ejemplo, el propietario del inmueble sabe que tiene asegurada una asistencia a la vivienda 24 horas 365 días al año, da igual qué día y a qué hora se origine el problema porque el seguro acudirá a la casa.

 

Además, existen todo tipo de coberturas como asistencia informática, cerrajería y electricidad de urgencia, rotura de cristales, placas de vitrocerámica y loza sanitaria, etc… De esta forma, aunque el daño la haya causado el inquilino, contar con un seguro te facilitará una reparación rápida y todos contentos.