fbpx
 

EmpresasTeletrabajo y calor, estos son los peligros del verano para los portátiles

El calor, el agua, los despistes y los virus son algunos de los peligros del verano para los portátiles. Aprende a protegerlos para evitar que se estropeen
11 junio, 20207847 min

Son muchas las personas que llevan ya varios meses teletrabajando. Una modalidad que en nuestro país, por nuestra cultura laboral, no estaba muy arraigada, pero que, tras el confinamiento, ha llegado para quedarse. Y es que, durante el estado de alarma, se han demostrado sus beneficios tanto para los trabajadores como para la empresa. Con la llegada de las altas temperaturas, hay que tener en cuenta cuáles son los peligros del verano para los portátiles y alargar la vida útil de nuestros equipos informáticos.

 

Llevarse el portátil a la playa, trabajar con él sobre las piernas en el borde de la piscina, hacerlo en una colchoneta hinchable o simplemente, a pleno sol. Puede sonar apetecible, pero si no quieres tener que renovar tu dispositivo, es mejor que lo evites. ¿Sabías que si trabajas con el ordenador sobre las piernas, el calor que desprende puede dañar la piel de los muslos y originar una afección cutánea que se conoce como eritema ab igne?

 

El exceso de calor en el hardware debido a las altas temperaturas es uno de los problemas más habituales en verano. Si el ventilador de la fuente de alimentación del portátil no funciona correctamente, puede producirse un sobrecalentamiento e incluso, llegar a producir cortocircuitos. Los portátiles llevan unos sensores de temperatura que, cuando sobrepasan ciertos niveles, bloquean y apagan el equipo con el objetivo de evitar que el hardware se dañe.

 

Para prevenir el calentamiento lo más recomendable es asegurarnos de que las entradas y salidas de aire están libres de polvo y suciedad y utilizar una base refrigeradora. Otro aspecto a tener en cuenta es que la superficie sobre la que se encuentra el dispositivo puede obstruir las rejillas de ventilación y afectar al funcionamiento de los ventiladores. Si colocas el dispositivo sobre una superficie blanda, como un sofá, almohada, cama o sobre las piernas, es posible que los ventiladores giren a mayor velocidad. Para controlar la temperatura, es mejor utilizar el dispositivo siempre sobre una superficie dura y plana, como una mesa o un escritorio.

 

Peligros del verano para los portátiles, ¡mantenlo a salvo!

Además de las altas temperaturas y lo mal que le sientan a los aparatos tecnológicos, existen otros riesgos:

  • El agua. Cierto es que en verano, pasamos gran parte del día en la piscina o en la playa y es muy tentador llevarse el ordenador para seguir trabajando. Sin embargo, las salpicaduras de agua pueden penetrar en el equipo y averiarlo. También puede pasar que, por un despiste, derramemos una bebida sobre el teclado y nos llevemos un buen disgusto.
  • Los robos. Nos guste o no, el verano es una época en la que los amigos de lo ajeno lo tienen más fácil para sustraer lo que no es suyo. Para evitarlo, ten controladas tus pertenencias en todo momento y asegúrate de que tienes una contraseña robusta para evitar un robo de datos.
  • Los despistes. Si no estás acostumbrado a llevarte el portátil fuera de casa o de la oficina, ¡no te despistes! Es bastante frecuente olvidarlo en el chiringuito de la piscina, de la playa, en el transporte o debajo de la tumbona.
  • Los virus informáticos. Aunque durante la pandemia por el coronavirus, los virus informáticos experimentaron un importante crecimiento, también suele producirse un repunte de casos durante los meses de verano. Correos electrónicos aparentemente ‘normales’ puedes esconder software maliciosos con la intención de robarnos los datos o de cifrar el disco duro. Hay que extremar las precauciones para evitar ser víctima de un delito así.

Por otro lado, con el objetivo de que tu equipo funcione de forma óptima, los expertos recomiendan hacer una puesta a punto antes del verano. Como mínimo, debemos limpiar el teclado, la pantalla y las rejillas de ventilación.

Artículos Relacionados