fbpx
 

ActualidadSostenibilidadTe explicamos qué es un fondo sostenible

Los fondos sostenibles cuidan del medioambiente y de la sociedad a través de Inversiones Socialmente Responsables (ISR). Te explicamos por qué puedes depositar tu confianza en ellos
17 mayo, 202112019 min

En el momento de invertir, uno de los factores más importantes a tener en cuenta son los mercados o las bolsas a las que se dirige el dinero de los inversores. Existen varios fondos de inversión que tienen en cuenta las necesidades económicas y el perfil de riesgo de cada cliente: fondos sostenibles, perfilados, de renta fija, variable…

 

En el caso de la gama de Fondos Sostenibles de Gescooperativo, la gestora del Grupo Caja Rural, además de aplicar criterios financieros, priman en cada una de sus decisiones de inversión, valores como el cuidado medioambiental y la Inversión Socialmente Responsable (ISR). El objetivo es asegurarse de que cada inversión llegue a un proyecto o empresa que favorezca el desarrollo social y natural del medio en el que se encuentra.

 

Hoy te contaremos en qué consisten los fondos sostenibles, para que entiendas las variables que deberías tener en cuenta antes de decidirte por uno en particular. En primer lugar, es importante que busques información y te asesores bien para conocer todos los detalles, pero también debes entender cuál es tu situación financiera y personal antes de dar el paso adelante en la búsqueda de posibles rentabilidades.

¿Qué es un fondo sostenible? Compromiso, salud y bienestar ciudadano

Un fondo sostenible es un vehículo financiero que tiene una política de inversión en compañías o en otros fondos que cumplan unos criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo. La prioridad consiste en realizar operaciones que cuiden del bienestar de las personas, respetando la biodiversidad y el desarrollo del medioambiente por todo el mundo.

 

Un apartado a tener en cuenta es que este tipo de fondos, al igual que otros como los perfilados, no garantizan ninguna rentabilidad o la recuperación del desembolso inicial. El riesgo es inherente en todas las operaciones, si bien se pueden realizar distintas inversiones en renta fija o variable para que la volatilidad máxima no supere el límite anual establecido en cada plan.

 

El pionero en este tipo de inversiones fue el Fondo Soberano de Noruega, una institución que se creó a principios de los 90 para sufragar las pensiones en este país escandinavo. Los beneficios conseguidos por la extracción y venta del petróleo se destinaron a inversiones con criterios sostenibles, de forma que en la actualidad su cartera llega a 9.200 empresas de todo el mundo como Apple, Microsoft y Nestlé.

 

Los criterios ASG (Ambientales, Sociales y Gobierno Corporativo) son los que llevan a Gescooperativo a apostar por áreas como la gestión del agua y la biodiversidad; la igualdad, los derechos humanos y los negocios éticos. La necesidad de construir un mundo mejor implica que todos debemos colaborar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que pretenden conseguir una sociedad unida y sostenible para el año 2030.

 

Dentro del ideario sostenible de la gestora, en la selección de valores se tendrán en cuenta dos tipos de criterios de inversión: excluyentes y valorativos, que definen el ámbito de inversión de sus fondos sostenibles. De esta forma, apoyan la inversión en aquellas empresas que apliquen políticas medioambientales (energías renovables, control de la contaminación, control del gasto energético), la responsabilidad social (respeto a los derechos humanos, a un trabajo digno, generación de empleo estable en regiones más desfavorecidas…) y la Gobernanza Corporativa (transparencia en la gestión, procesos de auditorías sociales y medioambientales, ausencia de prácticas ilegales, etc). Y a su vez, excluyen de su ámbito de inversión empresas que dañen el medio ambiente, atenten contra derechos humanos o fabriquen armas

 

La sostenibilidad: un compromiso de Gescooperativo y las entidades del Grupo Caja Rural

Gescooperativo y las entidades del Grupo Caja Rural mantienen una apuesta firme por la sostenibilidad en todas sus áreas, comenzando por los productos de inversión sostenibles. En total, la gestora triplicó su patrimonio en este tipo de fondos en 2020 y cerró el año con más de 843 millones de euros, frente a los 254,5 millones de euros alcanzados a finales de 2019.

 

A día de hoy, está situada entre las tres principales gestoras nacionales por cuota de mercado y utiliza parte de sus ingresos vinculados al Fondo Rural Sostenible Moderado para realizar donaciones a ONGs.

 

El cumplimiento de los criterios ASG y el análisis del perfil de inversor ofrecen herramientas perfectas para que el cliente tome la decisión adecuada sobre la elección de fondos que cuiden del medioambiente y del bienestar de la ciudadanía.