EmpresasRiesgos de una empresa que debemos saber medir y analizar

Todas las actividades empresariales implican riesgos. Algunos de ellos, derivados de la propia actividad y otros, comunes a todas las empresas. Identificarlos es clave para prevenirlos.
9 septiembre, 20199812 min

Emprender implica estar dispuesto a asumir riesgos. Todas las actividades empresariales tienen situaciones de incertidumbre. Algunos de los riesgos de una empresa son comunes a todas las compañías y otros, propios de cada actividad. Identificarlos y saber cómo prevenirlos es fundamental para que no pongan en peligro la sostenibilidad de la empresa.

 

A grandes rasgos, los riesgos de una empresa se pueden clasificar como externos e internos. Otra clasificación que suele tenerse en cuenta, también, son los riesgos de negocio, que son los puramente empresariales, y los riesgos accidentales, sujetos a la existencia o no de accidentes.

 

Clasificación de los riesgos de una empresa

 

Riesgos externos

Los riesgos externos de una empresa son aquellos que proceden del entorno en el que se opera.

 

Estos riesgos externos suponen, en ocasiones, una amenaza de peso para el negocio. Entre ellos, destacamos:

 

  • Ciclo económico del país. Aquí encontramos las fluctuaciones de la economía, los momentos de bonanza económica y recesión. Conocer el ciclo económico del país es fundamental para poder tomar decisiones estratégicas. Por ejemplo, muchas empresas en nuestro país soportaron la crisis económica de 2007 mientras que otras se vieron obligadas a cerrar sus puertas.

 

  • De localización. Dependiendo del lugar geográfico en el que se ubique la empresa, ésta asumirá unos riesgos u otros, derivados principalmente de regulaciones específicas y leyes.

 

  • De fuerza mayor. Como son las catástrofes naturales, las guerras, los golpes de estado… Son aquellas situaciones que escapan de nuestro control.

 

Riesgos internos o estratégicos

Son riesgos de negocio relacionados directamente con las decisiones empresariales que se tomen.

 

También se encuentran en este gran bloque los riesgos económicos, como son los riesgos competitivos, son aquellos que tienen que ver con los procesos y los productos, como son el precio, la calidad, la competencia….

Además, son internos y estratégicos los posibles riesgos de liquidez, como un exceso de financiación, activos con poca productividad, problemas de inventario o existencias…, y los riesgos de crédito por falta de acceso a financiación debido a variaciones en las tasas de interés, desconfianza…

 

Queremos resaltar, también, otros riesgos internos que una empresa debe tener en cuenta:

 

  • Capital humano. Los procesos de contratación de personal y la alta rotación de personal son situaciones a tener en cuenta para no poner en peligro la estabilidad de la empresa.

 

  • Riesgos relacionados con la tecnología y los sistemas. Fallos de seguridad, manuales de procedimiento obsoletos, falta de documentación… Son situaciones que afectan a la productividad.

 

  • Riesgos laborales, que son la posibilidad de que un trabajador sufra un accidente o una enfermedad laboral.

 

Una vez que sabemos los riesgos a los que podemos enfrentarnos, el siguiente paso es identificarlos y definir un plan de actuación para para prevenirlos o atajarlos. De esta manera, es posible minimizar lo máximo posible el impacto en el negocio.

 

Seguros para empresas

Puesto que muchos de estos riesgos son inherentes a la propia actividad empresarial, contar con un partner de confianza cobra especial relevancia. Cubrir los distintos riesgos a los que se enfrenta una empresa es la finalidad de los seguros para empresas.

 

La compañía aseguradora Seguros RGA pone a disposición de los empresarios un catálogo amplio y personalizable de soluciones para proteger los bienes de la empresa y también incentivar la rentabilidad de su personal. Algunos de estos seguros para empresas son:

 

  • ​Seguro Multirriesgo Industrial​​​. Seguro adaptado especialmente para las Pymes que desarrollan una actividad industrial de fabricación, reparación, transformación de materias, así como almacenes independientes. Un producto flexible para proteger la compañía de los riesgos internos y externos que la pueden afectar económica y materialmente.
  • Seguro de Transportes. Seguro para proteger las mercancías por tierra, mar o aire.
  • Seguro Multirriesgo de Comercio. Tres modalidades de contratación con amplias coberturas y asistencia 24 horas.
  • Seguro de Responsabilidad Civi​l. Si nuestra empresa provoca un daño a otra persona, el perjudicado puede reclamar y vernos obligados a indemnizarle. Por este motivo, a través de este seguro, RGA ofrece un gran abanico de modalidades de responsabilidad civil para asegurar la actividad empresarial. Además, cuentan con un Seguro de Responsabilidad Civil específico para directivos, administradores y consejeros.
  • ​​Seguro de Protección Jurídica. Seguro con gran variedad de coberturas, como asistencia jurídica telefónica, defensa ante la inspección de trabajo, defensa civil y penal, reclamación de daños, etc.​
  • Seguro Todo Riesgo de la Construcción. Destinado a cubrir los daños y pérdidas materiales que se produzcan en la obra asegurada, cuando sean consecuencia directa de una causa accidental e imprevisible, cualquiera que fuera su origen, incluso aquellas que se deban a fenómenos de la naturaleza.
  • ​​​Seguro de Crédito y Caución. Con este seguro se dispone de un análisis exhaustivo de la cartera de clientes con el que estar prevenido, percibir indemnización por la insolvencia de los clientes y contar con el respaldo de especialistas en el recobro de deudas. Es un producto que permite cubrir las necesidades legales o contractuales de afianzamiento, liberando recursos financieros y favoreciendo la capacidad de crédito de la empresa.
  • ​Seguros Colectivos, como seguros de vida, planes de pensiones y previsión, y planes de ahorro e inversión para los empleados.
  • ​Seguro de Invernaderos. Seguro Multirriesgo que garantiza la seguridad de las instalaciones dedicadas al crecimiento y protección de plantas mediante el uso de energía solar y defensa de condiciones climáticas adversas.
  • ​Seguro de Robo con el que quedan cubiertas las pérdidas que el asegurado sufra por la desaparición, destrucción y deterioro de los objetos asegurados a consecuencia de robo o intento de robo cometido por personas extrañas a la familia y que no convivan ni tengan dependencia con el mismo.