Recetas tradicionales con castañas, el producto estrella del otoño

Las castañas son uno de los símbolos más evidentes de que el otoño ya ha llegado, y de que estamos en el preludio de la época invernal. En este artículo, resumimos cómo aprovechar estos frutos de la mejor manera posible.
Cooperativismo 📢24 octubre, 202243013 min

Blog Ruralvía » Cooperativismo 📢 » Recetas tradicionales con castañas
 
¿Sabías que, además de ser el ingrediente principal de múltiples recetas, las castañas son también el centro de algunas tradiciones en ámbitos rurales? ¡Descubre las principales recetas con castañas y saca partido al otoño!

La castaña, fruto otoñal por excelencia

Cada temporada tiene sus productos estrella, y, sin duda, las castañas son uno de los frutos que más asociamos con la época otoñal. No solo por la riqueza del alimento en sí en este período, sino también por la celebración de fiestas tradicionales en torno a la recogida de la castaña.

Un ejemplo de esta relevancia lo encontramos en fiestas como el Amagüestu, la fiesta de las castañas asturianas, o el Magosto, que se celebra en la región leonesa del Bierzo. En ambos casos, son tradiciones que tienen lugar entre finales del mes de octubre y principios de noviembre, coincidiendo con la época de recogida de las castañas, que en estas regiones tienen Denominación de Origen.

Principales recetas con castañas

Centrándonos en la gastronomía, la castaña es un alimento muy versátil con el que se pueden preparar platos dulces y también salados. Se trata de un alimento muy interesante también a nivel nutritivo, puesto que es bajo en calorías y rico en hidratos, proteína, fibra, vitamina E y ácido fólico.

La cocina con castañas es realmente amplia y diversa, ya que ofrece múltiples posibilidades para crear recetas diferentes, fáciles y sanas. A continuación, resumimos algunas de las principales.

🌰 Guisos de castañas

Las recetas en las que las castañas forman parte de un guiso no son las más habituales, pero suelen sorprender muy positivamente a quien las hace. De hecho, una de las formas más tradicionales de comer las castañas solas es asándolas. Por tanto, ¿por qué no aplicar esta máxima combinándolas con otros ingredientes a los que acompañe bien y cocinándolas a fuego lento?

Un ejemplo es el pato guisado con castañas, una forma diferente de comer el pato, cuyo sabor casa muy bien con el de la castaña. También puedes optar por elaborar pollo asado con castañas, receta en la que puedes aunar dos texturas distintas de la castaña. Por un lado, funciona muy bien en salsa para acompañar la carne. Y, además, puedes dejar algunos trozos de castaña asada enteros, para aportar más dimensión y sabor al plato.

🌰 Guarniciones de castañas

Además de ser un buen elemento principal, las castañas son uno de los mejores ingredientes para los acompañamientos de los platos, lo que habitualmente conocemos como guarnición. Por ejemplo, puedes optar por elaborar un sencillo puré de castañas para acompañar cualquier plato de carne, sobre todo, si es de caza.

Otra idea que puedes adoptar es elaborar una guarnición formada por patatas asadas, castañas, setas y una salsa de nata ligera con cebollino por encima. Este acompañamiento no solo va bien con carnes, sino también con pescados e incluso platos de verduras.

🌰 Recetas con castañas cocidas

El horno no es la única herramienta culinaria en la que puedes cocinar las castañas. Hay algunos grandes cocineros profesionales que optan por la castaña cocida como ingrediente principal. Para ello, cuece las castañas en suficiente agua, añadiendo un pequeño chorro de anís para potenciar su sabor. El tiempo de cocción dependerá del grosor de la castaña, aunque con 30 minutos suele ser suficiente.

El resultado no solo es aromático, sino que la textura de las castañas es más blanda y comestible. Así, puedes utilizarlas como complemento para tus ensaladas combinándolas con queso, nueces y rúcula, por ejemplo. Otra opción para la que puedes aprovechar las castañas es para elaborar un arroz con base de castañas y setas, ya que la textura de la castaña asada contrasta muy bien con la del arroz.

🌰 Recetas saladas de castañas

La versatilidad de las castañas se refleja en que puedes utilizarlas tanto para elaborar platos dulces como salados, y en ambos casos el sabor de la castaña se percibe y combina a la perfección. Estas son algunas combinaciones interesantes si quieres probar suerte con una receta salada de castañas:

  • Ragú de ternera o pavo con castañas y pimientos.
  • Crema de verduras y castañas.
  • Saquitos de castaña cocida con cecina y queso de Valdeón.
  • Ensalada de lombarda y castañas.
  • Calabaza rellena de castañas y setas.

🌰 Postres fáciles con castañas

Y, si el uso de la castaña en recetas saladas está más inexplorado, su potencial en repostería y elaboración de postres es más que sonado. De hecho, algunos postres elaborados con castañas se han convertido en un emblema gastronómico de determinadas regiones del norte de España en las que la castaña tiene una gran presencia en época otoñal. Estas son algunas ideas:

  • Tarta de castañas.
  • Flan de castañas.
  • Helado de castañas.
  • Mousse de pera y toffee con castañas.
  • Crema dulce de castañas, que puedes incorporar en un tronco de castañas.

 

¿Son saludables las recetas con castañas?

Tal y como hemos mencionado brevemente antes, la castaña tiene un alto valor nutricional, ya que aporta múltiples proteínas y vitaminas y es muy baja en grasas. De hecho, las castañas tienen una particularidad: pese a ser un fruto seco, su composición es más parecida a la de los cereales. Teniendo en cuenta que, además, el 50% de la castaña es agua, es un producto muy poco calórico.

Por otro lado, las castañas son ricas en potasio, fósforo y calcio, además de en vitaminas E y B, y Omega 3 y 6. Precisamente por esto actúan como cardioprotectoras, reforzando y protegiendo el funcionamiento del corazón y reduciendo el colesterol. Asimismo, además de ejercer un gran aporte de fibra, las castañas son un alimento muy recomendable para combatir desajustes hormonales, como la menopausia o la menstruación, gracias a su riqueza mineral.

En cambio, debes tener en cuenta que las castañas tienen un alto contenido en taninos, lo que hace que ingerirlas en crudo puede ser más indigesto.  No obstante, son más ventajosas sus propiedades nutritivas, por lo que apostar por las castañas en esta época no solo te permite ganar en salud.

Además, es una labor fundamental para los productores de castañas, que dependen de la estacionalidad de su producto. Especialmente este año, en el que la deforestación y el calentamiento global han supuesto un gran hándicap en la recogida de castañas que, con gran esfuerzo, deberán sortear.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}