fbpx
 

Actualidad¿Qué recuerdas de la peseta? La moneda que nos acompañó más de 134 años

La peseta alberga 134 años de historia de España concentrada, habiendo siendo testigo de los acontecimientos más importantes de nuestro país.
22 mayo, 20205168 min

Qué tiempos aquellos en los que con 500 pesetas merendábamos con nuestros amigos en el burguer, nos sobraba dinero para comprar unas chuches y ahorrábamos la calderilla. Lejos quedó ya el uso de la peseta, una moneda que estuvo entre nosotros durante más de un siglo. En concreto, vio la luz un 19 de octubre de 1868 y estuvo en curso hasta el 1 de marzo de 2002, momento en el que se quedó el euro como única divisa válida en nuestro país.

 

Hay que recordar que fue en enero de 1999 cuando el euro se convirtió en la nueva moneda europea. En España, pesetas y euros convivieron durante dos meses en los que los ciudadanos no nos despegábamos de esas pequeñas calculadoras con conversor de moneda que regalaban hasta con el pan. 1 euro equivalía a 166 pesetas y lo que hasta la fecha nos costaba 100 pesetas, pasó a redondearse al euro.

 

La peseta, una moneda con historia

La peseta alberga 134 años de historia de España concentrada, habiendo siendo testigo de los acontecimientos más importantes de nuestro país. La primera moneda que se acuñó fue la unidad y en el anverso, debido a la situación política de aquel 1968, en vez de poner España ponía “Gobierno Provisional”. Inspirado en el diseño de las monedas del emperador Adriano, se decoró con la personificación de Hispania recostada sobre los Pirineos. En cuanto al bronce representaba a España como matrona sentada sobre las rocas. Ambas modenas fueron grabadas por Luis Marchionni que, desde 1861, era el grabador principal de la Casa de la Moneda de Madrid.

 

El reverso en las monedas de plata fue el escudo de España. En el bronce, se mostraba la figura de un león rampante sosteniendo dicho escudo. Esta imagen dio lugar a una de las curiosidades sobre las pesetas. La gente en vez de ver un león, veía un perro y pasaron a denominarlas popularmente “perra gorda” y “perra chica”.

 

Con el paso del tiempo, el diseño de las monedas ha ido reflejando los distintos cambios políticos. Por ejemplo, durante la Segunda República se introdujeron motivos de inspiración republicana y durante la dictadura, un retrato del general Franco. Con la llegada de la democracia, época en la que se mantuvieron tamaños y valores de las pesetas, se incorporó la imagen del rey don Juan Carlos I y el Escudo Real.

 

A partir de 1990, poniendo fin a la tradición exclusivamente monárquica, los tipos se renuevan cada año con motivos culturales, artísticos o locales.

 

Materiales de las primeras pesetas

Las primeras monedas se fabricaron en oro, plata y bronce. Sin embargo, en el reinado de Alfonso XIII se sustituyen estos metales preciosos por nuevos metales y aleaciones, como cobre, aluminio y níquel. Las acuñaciones de oro se mantuvieron hasta 1904 y en plata hasta 1933. Esta última dio paso a la peseta amarilla de latón, conocida popularmente como «la rubia».

 

¿Sabías que durante seis años en España únicamente hubo monedas? Los billetes no se pondrían en circulación hasta el 1 de julio de 1874, coincidiendo con la concesión al Banco de España del derecho de exclusividad para emitir billetes. En esa primera emisión se crearon los billetes de 25 pesetas, 50 pesetas, 100 pesetas, 500 pesetas y 1.000 pesetas.

 

Última oportunidad para cambiar pesetas por euros

Si eres de los nostálgicos y aún conservas pesetas, el 31 de diciembre de este año finaliza el plazo para poder cambiarlas por euros. Según datos del Banco de España, en noviembre de 2019, aún guardábamos 1.610 millones de euros de pesetas sin canjear, lo que equivale a 267.881 millones de pesetas. En el caso de que conserves la antigua divisa nacional, recuerda que tendrás que acercarte al Banco de España a canjearla.

De esta manera, se cerrará totalmente el ciclo de vida de la peseta. Quedará en nuestro recuerdo y en las vitrinas de los coleccionistas. Mientras, la historia seguirá escribiéndose para el euro. Uno de sus últimos capítulos fue la incorporación, el 28 de mayo de 2019, de nuevos billetes de 100 y 200 euros de la serie Europa. Se ponía así fin a la incorporación de dicha serie, con el objetivo de evitar el fraude, las falsificaciones y poner fin a la polémica que ha acompañado a los billetes de 500 euros desde su introducción en el mercado.