¿Qué recuerdas de las pesetas y de la entrada del euro en España?

Este 2022 se han cumplido veinte años desde que la moneda comunitaria sustituyera a la peseta, pero ¿te acuerdas de cómo fue aquella transición?
Empresas12 abril, 2022585714 min

Blog Ruralvía » Empresas » Recuerdos de las pesetas
 
Qué tiempos aquellos en los que con 500 pesetas merendábamos con nuestros amigos, nos sobraba dinero para comprar unas revistas, cromos, chuches e incluso ahorrábamos una parte. Lejos queda ya el uso de la peseta, tanto que hay quien todavía tiene que pararse a pensar en qué año entró el euro exactamente.

Historia de la peseta

La peseta alberga 134 años de historia de España concentrada, habiendo sido testigo de los acontecimientos más importantes de nuestro país.

La primera moneda que se acuñó fue la unidad y en el anverso, debido a la situación política de aquel 1968, en vez de poner España ponía “Gobierno Provisional”. Inspirado en el diseño de las monedas del emperador Adriano, se decoró con la personificación de Hispania recostada sobre los Pirineos. En cuanto al bronce representaba a España como matrona sentada sobre las rocas. Ambas monedas fueron grabadas por Luis Marchionni que, desde 1861, era el grabador principal de la Casa de la Moneda de Madrid.

El reverso en las monedas de plata fue el escudo de España. En el bronce, se mostraba la figura de un león rampante sosteniendo dicho escudo. Esta imagen dio lugar a una de las curiosidades sobre las pesetas. La gente, en vez de ver un león, veía un perro y pasaron a denominarlas popularmente como “perra gorda” y “perra chica”.

⮞ ¿De qué material estaban hechas las pesetas?

Las primeras monedas se fabricaron en oro, plata y bronce. Sin embargo, en el reinado de Alfonso XIII se sustituyen estos metales preciosos por nuevos metales y aleaciones, como cobre, aluminio y níquel. Las acuñaciones de oro se mantuvieron hasta 1904 y en plata hasta 1933. Esta última dio paso a la peseta amarilla de latón, conocida popularmente como «la rubia».

¿Sabías que durante seis años en España solamente hubo monedas? Los billetes no se pondrían en circulación hasta el 1 de julio de 1874, coincidiendo con la concesión al Banco de España del derecho de exclusividad para emitir billetes. En esa primera emisión se crearon los billetes de 25 pesetas, 50 pesetas, 100 pesetas, 500 pesetas y 1.000 pesetas.

Con el paso del tiempo, el diseño de las monedas ha ido reflejando los distintos cambios políticos. Por ejemplo, durante la Segunda República se introdujeron motivos de inspiración republicana y, durante la dictadura, un retrato del general Franco. Con la llegada de la democracia, época en la que se mantuvieron tamaños y valores de las pesetas, se incorporó la imagen del rey don Juan Carlos I y el Escudo Real.

¿Cuándo entró el euro en España?

Como venimos mencionando, la peseta estuvo vigente en nuestro país durante más de 100 años. En concreto, vio la luz un 19 de octubre de 1868 y la peseta dejó de estar en circulación el 1 de marzo de 2002, momento en el que se quedó el euro como única divisa válida en nuestro país.

En 1995, tras una reunión de los miembros de la UE, se determinó que el nombre idóneo para la moneda comunitaria era “euro”. De esta forma, en enero de 1999, el euro se convirtió oficialmente en la nueva moneda europea, inaugurando así la creación del Banco Central Europeo.

A partir de entonces, se abrió un periodo de transición para que los distintos países de la zona euro pudiesen ir incorporando la nueva divisa como máximo hasta el 1 de enero del 2002, año en el que el euro entró oficialmente en España.

Ese primer día del año 2002, el euro entró en vigor también en otros once estados europeos: Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal.

Por el contrario, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Hungría, Polonia, República Checa, Rumania y Suecia decidieron no entrar en el euro por voluntad propia. Igualmente, Reino Unido tampoco abandonó la libra esterlina durante sus años de pertenencia a la UE.

Cabe destacar también que los microestados europeos como Andorra, Mónaco, Ciudad del Vaticano o San Marino están igualmente ligados al empleo del euro. Tanto es así que acuñan sus propias monedas en base a las leyes y acuerdos firmados con miembros de la UE. Así, Mónaco regula la producción de moneda siguiendo una serie de acuerdos con Francia. San Marino y Ciudad del Vaticano hacen lo propio con Italia.

Equivalencia euros/pesetas

La última vez que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre acuñó pesetas fue en junio del año 2001. La despedida de la impresión de los billetes de la antigua divisa se produjo en noviembre del 2000, año y dos meses antes de la llegada oficial del euro a España.

Pesetas y euros convivieron durante dos meses en nuestro país para que los ciudadanos se acostumbrasen poco a poco a la nueva moneda. Herramientas como las calculadoras conversoras, que nos ayudaban a recordar que 1 euro equivalía a 166 pesetas, fueron durante meses indispensables en el día a día de los españoles.

Así, del 1 de enero del año 2002 hasta el 1 de marzo, los españoles podíamos comprar bienes y servicios tanto con pesetas como con euros. El periodo de canje para cambiar nuestras pesetas por euros se alargaba hasta el 30 de junio de aquel mismo año.

Cambiar pesetas por euros

A pesar de que el periodo de transición desde que entró el euro en España en el año 2002 fue bastante holgado, algún que otro despistado se vio años después con cierta cantidad de dinero en pesetas.

⮞ ¿Hasta cuándo y dónde se cambiaban pesetas por euros?

Esta situación llevó al Ejecutivo a aprobar una ley en el año 2012 que extendía el plazo para cambiar las monedas hasta el 2020. Fruto de la pandemia, este periodo se amplió finalmente hasta el 30 de junio del 2021.

Tanto es así que, según el último informe del Banco de España a este respecto, en noviembre de 2020, quedaban un total de 266.051 millones de pesetas sin canjear a euros. En otras palabras y haciendo el cambio de divisa, estamos hablando de 1.590 millones de euros sin canjear.

Precisamente por esta razón, las prórrogas que el Banco de España fue emitiendo para cambiar pesetas a euros en las últimas dos décadas fueron renovándose hasta dos veces.  Pero como todo tiene un fin, también llegó la fecha sin retorno del cambio definitivo de divisa: el 30 de junio del año 2021 se cumplió el plazo para intentar recuperar el dinero almacenado en pesetas por los actuales euros.

⮞ Las pesetas y el mercado del coleccionismo

A juzgar por las colas acumuladas en las oficinas del Banco de España, el ultimátum monetario pareció haber surtido efecto. Sin embargo, a aquellas personas que no se hubiesen enterado, solo les queda una oportunidad de negocio en el mercado del coleccionismo. En lugar de recuperar el valor exacto de su dinero en euros, podrán intentar vender las pesetas a los más nostálgicos en este ámbito.

De esta manera, se cerrará totalmente el ciclo de vida de la peseta, mientras la historia seguirá escribiéndose para el euro. Uno de sus últimos capítulos fue la incorporación, el 28 de mayo de 2019, de nuevos billetes de 100 y 200 euros de la serie Europa. Se ponía así fin a la incorporación de dicha serie, con el objetivo de evitar el fraude, las falsificaciones y poner fin a la polémica que ha acompañado a los billetes de 500 euros desde su introducción en el mercado.