EmpresasQué es el neuromarketing y cómo ayuda a mejorar las ventas de tu empresa

El neuromarketing permite conocer y predecir el comportamiento de los clientes. ¿Quieres saber cómo puedes utilizar la psicología para mejorar las ventas de tu empresa?
1 julio, 202110489 min

Llegar hasta el cerebro y las emociones de los consumidores es clave para entender cómo preparar la estrategia del negocio. Muchas empresas se centran en hacer un perfil del cliente que solo tiene en cuenta las variables geográficas o personales, como el país del que procede y sus gustos personales, pero es necesario ir más allá para comprender cómo es su comportamiento cuando van a comprar. Esta es la tarea del neuromarketing.

 

Esta disciplina se encarga de analizar la toma de decisiones de cada consumidor, lo que permite trazar una estrategia para poder atraerlo hacia el embudo de conversión o funnel que haya preparado previamente el negocio.

 

Si te parece complicado este proceso no te preocupes, porque hoy vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de la psicología para explicarte cómo aplicar el neuromarketing a tu propia actividad. Con las indicaciones adecuadas conseguirás que cada vez más personas se interesen por tu marca, lo que redundará en un aumento de rentabilidad a largo plazo.

 

¿Qué es el neuromarketing? Conoce sus ventajas y utilidades

El neuromarketing es el estudio del proceso de compra en todas sus fases, desde que el usuario encuentra un negocio por primera vez hasta que se lleva el producto a su casa. Esto le permite entender qué patrones mentales lo guían, considerando aquellos estímulos que una empresa puede tener en cuenta para mejorar sus planes comerciales.

El resultado pueden ser más ventas, más leads o contactos para el futuro, junto con una posible expansión internacional que permita alcanzar nuevos clientes en mercados de destino como China o Estados Unidos. Esto es lo que le permite a tu empresa:

 

  • Descubrir nuevos puntos de vista. Aporta una perspectiva diferente a los estudios de mercado e investigaciones tradicionales. Permite medir el impacto de los detalles en los diseños de tus campañas para descubrir insights sobre cómo captar la atención del consumidor, transmitir la información más importante y crear engagement emocional con él.
  • Analizar el consumidor de una forma no intrusiva, sin hacerle preguntas o estudios de mercado. De este modo también podemos evaluar no solo el consciente sino también su subconsciente, lo cual, sin duda, contribuye a obtener más éxito en el mercado.
  • Es mucho más preciso que otros tipos de marketing. Gracias a sus herramientas tecnológicas, el neuromarketing adopta una posición objetiva y, podemos decir, científica, sobre el comportamiento y pensamientos de nuestros consumidores. Relacionado con el punto anterior, al poder analizar aspectos que ni saben o no pueden esconder/mentir sobre ellos, proporciona mayor fiabilidad.
  • Mejora la experiencia del usuario. Conocer más a nuestros consumidores nos permite acercarnos a ellos, a lo que están pensando, a sus necesidades, etc. Esto se traduce en una mejor experiencia del usuario, tanto en el proceso de compra como en temas de diseño, usabilidad, etc., lo que acaba generando un mayor beneficio tanto para la empresa como para él. La comparación de comportamientos en Test A/B será clave para mejorar el diseño web.
  • Refuerza imagen de marca. El neuromarketing contribuye a centrar la comunicación y el branding de la empresa hacia las necesidades reales del consumidor.

 

Los tres tipos del neuromarketing: aplícalos a tu empresa 

  • Neuromarketing auditivo. Los sonidos de la música, los efectos sonoros o el silencio son motivadores muy importantes de la conducta humana, y es por eso que muchos spots publicitarios utilizan todos estos recursos para dirigir el pensamiento de los espectadores hacia el mensaje que quieren transmitir. Ya sea un anuncio o una cuña publicitaria para tu negocio, no te olvides de preparar cada detalle para influir en la excelente memoria auditiva que tienen las personas.

 

  • Neuromarketing visual. Si investigas el mercado, te darás cuenta de que cada vez más compañías deciden utilizar estrategias para captar el ojo de los consumidores, como poner el precio de los productos en 0’99 para que parezcan más bajos o utilizar palabras como “rebajas” u ofertas cuando en realidad te están haciendo un regalo con la compra de un solo bien.

 

  • Neuromarketing kinestésico. Los sentidos del tacto, el olfato y el gusto están diseñados para retener todo tipo de sensaciones que percibimos en el día a día. En las famosas degustaciones de los supermercados podemos comprobar su importancia: desde la vestimenta de la persona que nos ofrece la comida hasta la presentación del producto, todo cuenta para generar una gran impresión en el cliente.

 

Como ves, el neuromarketing es holístico: afecta al conjunto de los sentidos, de forma que el consumidor no puede resistirse al producto que tiene delante de sus ojos. Puedes emplear este conocimiento para diseñar tus estrategias de marketing, e incluso para mejorar tus procesos productivos de forma que tengan en cuenta sus necesidades. ¿Cuál de ellos vas a aplicar a partir de ahora? ¡La elección es tuya!