ActualidadPasos para pedir una hipoteca en España

Solicitar un crédito hipotecario es una de las operaciones financieras más comunes entre los españoles. En un país donde el mayor porcentaje de la población desea comprar vivienda, el trámite para pedir una hipoteca es habitual. También, al mismo tiempo, es uno de los procesos más largos y completos a los que se enfrentará el ciudadano. Cuando una persona ha encontrado una casa que encaja con sus intereses y decide comprarla, una de las principales...
13 diciembre, 201853616 min

Solicitar un crédito hipotecario es una de las operaciones financieras más comunes entre los españoles. En un país donde el mayor porcentaje de la población desea comprar vivienda, el trámite para pedir una hipoteca es habitual. También, al mismo tiempo, es uno de los procesos más largos y completos a los que se enfrentará el ciudadano.

Cuando una persona ha encontrado una casa que encaja con sus intereses y decide comprarla, una de las principales vías para hacer frente al pago será pedir una hipoteca a una entidad bancaria.  En este artículo vamos a detallar los principales pasos que deberá seguir una persona que quiere solicitar un préstamo hipotecario en España.

 

1.Buscar toda la información posible y comparar

El punto de partida será recopilar toda la información sobre las posibilidades que ofrecen los bancos. Algunas entidades ofrecerán la financiación de un porcentaje del valor de la tasación del inmueble.

Además de ver las posibilidades bancarias, es muy importante que el ciudadano solicite una nota simple de la vivienda que desea comprar en el Registro de la Propiedad. En este documento, que tiene un coste, podrá ver una descripción del inmueble, la ubicación exacta, el nombre oficial de los propietarios actuales de la vivienda, si el inmueble tiene cargas y otras informaciones complementarias. Con toda esta información, el ciudadano puede estar seguro de lo que va a comprar y de si el banco le puede poner algún problema para concederle una hipoteca ya que, ante cualquier irregularidad, la entidad bancaria paralizará el proceso.

 

 2.Tipo de interés de la hipoteca: fijo, variable o mixto

Entre las diferentes opciones que se ofrecen de crédito hipotecario una de las grandes diferencias se basa en la forma de devolver el dinero prestado. Puede ser basándote en un tipo de interés fijo, variable o mixto.

El tipo de interés fijo significa que siempre pagarás la misma cuota mensual durante todos los años que dure tu préstamo hipotecario.  En cambio, el tipo de interés variable implica que la cantidad que pagas cada mes puede cambiar en función del índice de referencia utilizado, lo más habitual cuando se trata de hipotecas es el Euribor.

Además, se pueden encontrar hipotecas ofertadas con un tipo de interés mixto, lo cual implica que durante un tiempo tu cuota mensual se basará en un tipo de interés fijo y durante otro periodo pagarás en base a un tipo de interés variable.

 

3.Los intereses que debemos revisar: TIN y TAE

En definitiva, los intereses son el precio que pagamos a la entidad bancaria por el dinero que nos está prestando.

El TIN es el Tipo de Interés Nominal y es el precio que cobra el banco por prestar dinero. Pero, para tener en cuenta los gastos de la propia operación y las comisiones bancarias que pueden afectar al préstamo hipotecario, hay que fijarse en el TAE, Tasa Anual Equivalente. Este valor sí será el coste efectivo del préstamo.

 

 

4.Comisiones y otros gastos asociados

Además del dinero necesario para comprar la vivienda elegida, hay una serie de gastos asociados y comisiones que afectarán al coste total por la operación financiera. Hay entidades financieras que eliminan algunas de estas comisiones o que asumen parte de los gastos asociados.

Según el Banco de España, encontramos los siguientes posibles comisiones o gastos asociados:

  • Comisión de estudio: la entidad bancaria puede aplicar un coste al estudio o análisis de riesgos de la hipoteca solicitada.
  • Comisión de apertura: de igual forma, el banco puede buscar una retribución por las gestiones administrativas necesarias para formalizar la hipoteca. Cuando se conceden hipotecas por más de 150.000€, la comisión de estudio se incluye dentro de la comisión de apertura.
  • Comisión de cuenta asociada a la hipoteca: es posible que el banco te exija tener una cuenta corriente en la misma entidad para gestionar directamente el pago del préstamo. Es un coste que puede no incluir el banco directamente.
  • Comisión por amortización. Este coste es uno de los más comunes entre los préstamos hipotecarios y se aplica cuando el ciudadano decide pagar parte de la deuda, o toda la cantidad prestada, antes de que termine el plazo de su préstamo.
  • Notaría: el coste del notario se fija por normativa y la cantidad dependerá del importe de la operación de compraventa.
  • Gestoría: los bancos solicitan a una gestoría la tramitación de cierta documentación necesaria como, por ejemplo, la liquidación de impuestos, comprobación registral o inscripción de la escritura de compraventa inmobiliaria en el Registro.
  • Tasación: este documento establece el valor económico del inmueble, será decisivo para saber qué cantidad te presta la entidad financiera. Es un trámite que debe realizar una tasadora homologada y supervisada por el Banco de España.
  • Productos vinculados: entre las diferentes opciones que te ofrecerá una entidad bancaria para minimizar el coste final del préstamo, es muy común que te ofrezcan contratar otros productos como seguros o tarjetas de crédito.

 

 5.Impuestos de compraventa y de hipoteca

Toda operación hipotecaria está afectada por una serie de impuestos que variarán en función del préstamo concedido y del valor del inmueble en cuestión. En la mayoría de los casos, la cantidad a pagar por los impuestos está definida por las Comunidades Autónomas.

 

calculador hipoteca blog ruralvia

 

6.Primeros cálculos en privado

La cuota mensual a pagar por el préstamo hipotecario que solicites debería ser inferior al 40% de tus ingresos mensuales.  Este cálculo será parte del estudio de riesgo que realice el banco ante tu solicitud y será determinante para su decisión.

 

 7.La documentación que necesitará el banco

Las entidades bancarias te pedirán una serie de documentos para estudiar tu solicitud y tener garantías de que terminarás devolviendo el dinero prestado.  Los documentos más comunes son:

    • Documento Nacional de Identidad (DNI).
    • Las dos o tres últimas nóminas (las más recientes).
    • Información sobre tu actividad financiera: otras cuentas, depósitos, valores…
    • La última declaración de la renta (la del año anterior al momento de la solicitud).
    • Documentación sobre el patrimonio que dispones.
    • Documentación sobre otras deudas.
    • Documentación sobre tu estado civil y posibles capitulaciones matrimoniales.

 

8.La respuesta del banco

Es cierto que no existe un plazo determinado para que una entidad financiera te dé una respuesta en firme sobre la concesión o no de una hipoteca. Lo común es que lo hagan en un plazo razonable según cada caso.

En el momento en que el banco responda a tu solicitud puede facilitarte, si así lo considera la entidad, dos documentos informativos y orientativos, de forma gratuita:

  1. Ficha de Información Precontractual, FIPRE, que es un documento donde se detalla la información de la hipoteca de forma clara y concreta.
  2. Ficha de Información Personalizada, FIPER, un documento donde se especifica la información de la hipoteca, en este caso, personalizada a nuestra demanda.

Si te encuentras ante una respuesta negativa, analiza cuáles han sido los motivos que han provocado el rechazo de tu solicitud. Es posible que tu capacidad de endeudamiento no sea la que necesitas para una hipoteca y sea más conveniente que ahorres durante un tiempo, finalices otras deudas que puedas tener, antes de iniciar de nuevo el proceso de solicitud de un préstamos hipotecario en otra entidad.