fbpx
 

SeguridadLos seguros de tu tarjeta de crédito te pueden sacar de un apuro

Si supieras la cantidad de cosas que cubren los seguros de tu tarjeta, te sorprenderías. Descubre cuáles son los más habituales y benefíciate de sus coberturas
24 febrero, 2020119314 min

Si supieras la cantidad de cosas que cubren los seguros de tu tarjeta de crédito, te sorprenderías. La amplia variedad de coberturas que ofrecen, aparte de ser uno de sus principales reclamos, suelen infrautilizarse por el desconocimiento de los usuarios.

 

Las tarjetas de crédito, y en algunos casos también las de débito, no sólo sirven para realizar compras y aplazar los pagos cómodamente. Pueden brindarte algunas ventajas extra. Sin embargo, es importante saber qué seguros incluyen para que puedas sacarles el máximo partido. Eso sí, para beneficiarte de las distintas coberturas tienes que tener en cuenta que sólo se aplican si el producto o servicio se ha pagado con la tarjeta.

 

¿Conoces los seguros de tu tarjeta?

Aunque los seguros y las condiciones de los mismos pueden variar de unos ‘plásticos’ a otros, los más habituales suelen ser:

 

  • Seguro de accidentes. Suele ser el más frecuente y siempre que el importe de los billetes haya sido abonado con la tarjeta sujeta a la póliza, puedes beneficiarte de distintas coberturas. El seguro de accidente cubre los accidentes sufridos como pasajero durante el viaje; a la subida o bajada del medio de transporte; y los accidentes durante la espera en el recinto de embarque -estación, puerto o aeropuerto-, así como el transporte público complementario, necesario para acceder al punto de partida o regreso del medio en que vaya a realizar el viaje cubierto el asegurado. Aunque es mejor que no tengamos que utilizarlo nunca, este seguro cubre el fallecimiento accidental, incapacidad permanente y lesiones como la pérdida de dos manos o los dos pies, la visión de los dos ojos; una mano y un pie; un brazo o una pierna; una mano o un pie, o la pérdida de la visión de un ojo.

 

También puede ocurrir que hagas un viaje y la compañía pierda tu equipaje. Si te ha pasado alguna vez, quizá no hayas recurrido al seguro de tu tarjeta. Pero tienes que saber que puedes utilizarlo siempre y cuando pasen más de 48 horas y sigas sin equipaje y también, en caso de que esté dañado. Para ello, deberás tramitar la correspondiente reclamación al transportista, pues la necesitarás para gestionar el seguro.

 

  • Seguro uso fraudulento. Es otro de los seguros más habituales de las tarjetas y a la vez, uno de los más reclamados por los usuarios, ya que da respuesta a algunos de los problemas que conlleva su uso diario. Cubre las pérdidas resultantes de:
    • Falsificación de la tarjeta.
    • Pérdida, robo o sustracción.
    • Uso fraudulento en compras telefónicas o por internet.
    • Cobertura en caso de gastos y costas judiciales.

Para saber si tus tarjetas cuentan con estas coberturas, consúltalo directamente en tu oficina. Así, te informarán también de las condiciones y de los capitales garantizados.

 

  • Seguro de asistencia en viajes siempre y cuando hayas pagado el viaje con la tarjeta, ésta te ofrece:
    • Coberturas en caso de enfermedad, como pueden ser gastos médicos, hospitalarios…
    • Coberturas por retrasos en el medio de transporte, cancelaciones, pérdida de conexiones por retrasos, overbooking…
    • Robo y daños en el equipaje

 

Éstos son algunos de los seguros más habituales en los ‘plásticos’, pero también pueden incluir otros como, por ejemplo, el seguro de reembolso de compras. Es importante que consultes en tu entidad bancaria, y tener claro qué seguros tienen incluidos tus tarjetas por contrato, pues es algo que puede variar.

Si eres cliente de alguna de las entidades de Grupo Caja Rural, y tienes cualquier duda, busca una oficina de tu entidad y acércate a consultar todas las opciones disponibles de tus tarjetas.