fbpx
 

TecnologíaLa tecnología en las granjas de España: así se revoluciona la cunicultura

La ganadería y cunicultura 4.0 es ya una realidad. Conocemos el caso del Grupo Hermi, líder del mercado en carne de conejo, y revolucionarios gracias a una app implantada en sus 50 granjas.
25 abril, 201941010 min

La ganadería 4.0 es una realidad ya. Gracias al uso de la tecnología en las granjas, los ganaderos pueden recopilar una gran cantidad de información e implementar acciones para la mejora de la rentabilidad, la producción, el bienestar animal y la sostenibilidad ambiental.

 

No sólo las nuevas tecnologías han llegado a la agricultura. Aunque de forma más lenta, la automatización también se ha colado en las explotaciones ganaderas. Robots de ordeño automático, cerdos con chip, dispositivos para monitorizar el movimiento y comportamiento de los animales y drones para el seguimiento del pastoreo son algunos de los avances tecnológicos que podemos encontrar en granjas de toda España.

 

Cunicultura 4.0

En Valladolid, el Grupo Hermi, líder del mercado en carne de conejo, ha revolucionado la cunicultura con una app que permite a los cunicultores el intercambio de información en tiempo real. La aplicación, que ya está implantada en las 50 granjas integradas -35 en Castilla y León, 10 en Castilla-La Mancha, 3 en Galicia, 1 en Cantabria y otra en el País Vasco – representa a más de 70 mil reproductoras.

 

La aplicaicón permite recoger de forma diaria los datos de producción de las granjas, gestionar los pedidos de pienso y controlar los consumos con el objetivo de mejorar la productividad de las explotaciones.

 

“De una manera muy intuitiva, el ganadero introduce lo que ocurre cada día a través de la aplicación, y los datos están en nuestros servidores de forma online, aunque si por cualquier circunstancia no hay conexión a internet, se puede operar con normalidad, y la información será transferida en el momento en el que el teléfono móvil tenga cobertura. Sin duda alguna ha supuesto una verdadera revolución en la cunicultura, porque nos ha permitido iniciar lo que hemos denominado la cunicultura 4.0”, asegura Santiago Miguel Casado, consejero delegado del Grupo Hermi, con quien hemos tenido la ocasión de hablar.

 

La implantación de la app en estas granjas, en su mayoría de nueva creación, ha supuesto una inversión inducida de algo más de 20 millones de euros y la creación de más de 90 puestos de trabajo en el medio rural, de los cuales, un poco menos del 50% se corresponden con empleo femenino.

 

Eficiencia y rentabilidad

Gracias a esta aplicación, desarrollada e implementada por el Grupo, se ha conseguido una herramienta tecnológica de aprovechamiento en cualquier sector ganadero de producción de carne. Así, nos explica que “tener datos que sean susceptibles de transformase en información, y ésta en conocimiento, nos permite abordar una mejora continua que, sin duda, redunda en mayor eficiencia y rentabilidad para nuestras granjas”.

 

Tal y como nos cuenta Santiago Miguel Casado, antes incluso de desarrollar la app, lo primero que hicieron, junto con los técnicos, fue definir los indicadores que querían medir, qué datos y en qué momento había que registrarlos por parte del ganadero. “Con ello, podemos conocer fertilidades, prolificidades, crecimiento de los animales, bajas por ciclo etc. En definitiva, todos los datos que, de alguna forma, nos indican el nivel de bienestar que tienen nuestros conejos”.

 

La aplicación reconoce en qué momento del ciclo se encuentra la granja, por lo que únicamente propone la entrada de los datos que son propios de ese momento. “El ciclo comienza con la cubrición de las reproductoras, por lo que únicamente aparece esa posibilidad. Una vez que el dato se ha registrado, aparece la palpación, para conocer la fertilidad apreciada, ya no aparece otra vez la inseminación, y así sucesivamente. En cada pantalla aparece la fecha para que no haya que introducirla, y un cuadro donde se registra el dato, con un teclado numérico bastante grande para evitar errores. Si hay cobertura, el dato se graba directamente en nuestros servidores, y en caso contrario, se almacena en el teléfono hasta que haya acceso a internet. Estos datos devuelven valores a modo de indicadores, de manera que podamos analizar las evoluciones por ciclos, comparativas estadísticas, etc.”, nos explica el consejero delegado del Grupo Hermi, quien reconoce que para los técnicos “es una valiosa herramienta, ya que prácticamente de un vistazo les permite conocer el estado de la granja, sin necesidad de tener que visitarla, lo que sin duda ahorra tiempo y dinero en desplazamientos innecesarios.  Y, también, les ayuda a planificar las visitas en función de ciertas prioridades”.

 

Al introducir los datos de la explotación diariamente, comunes para todas las granjas, la compañía dispone de información homogénea y comparable. Así, realizan análisis estadísticos y comparativas entre los diferentes ciclos y las distintas granjas para la toma de decisiones estratégicas.

 

Más tecnología al servicio de la productividad

El Grupo Hermi, líder en cunicultura 4.0, está trabajando ya en la monitorización y automatización de todo aquello que identifiquen como importante para el bienestar de los animales, como la calidad del agua, el aire o la alimentación. “Actualmente hay tecnología. La clave está en acertar con la más idónea, que permita tener registros con los que correlacionar los datos productivos. Sin duda, todo un reto para una ganadería de un sector muy pequeño en relación al resto de especies, pero con un gran dinamismo para poder competir en un mercado que cada vez es más exigente, con un consumidor que quiere conocer el origen y los procesos de lo que compra para alimentarse”, sostiene Casado.