Inversión y especulación: ¿cuál es la diferencia?

Invertir y especular son dos términos que generan muchas dudas y confusiones dentro del ámbito financiero. Si alguna vez has pensado en invertir tu dinero, deberás conocer como funcionan ambas acciones y cuál es la que mejor se adapta a tu situación personal.
Educación Financiera17 enero, 202336712 min
Blog Ruralvía » Educación Financiera » Invertir o especular diferencias

 

En este artículo analizaremos cómo funcionan ambas estrategias, especialmente la especulación, una práctica que puede ser bastante arriesgada si no se tienen los conocimientos suficientes sobre ella. Asimismo, para evitar que tomes una mala decisión a la hora de invertir tus ahorros, te contamos cuáles son las principales diferencias entre ambas prácticas.

Invertir y especular, ¿por qué confundimos estos términos?

Es habitual oír hablar de inversión y especulación de forma complementaria. Incluso, en algunos casos, pueden llegar a utilizarse como sinónimos. No lo son, aunque la línea que los separa es, a veces, muy fina. Por ello, hay que saber distinguir ambos conceptos y entender qué significa cada uno.

En los dos casos hay un objetivo común: incrementar el capital. Sin embargo, hay diferencias en lo que respecta a la forma de hacerlo. Una inversión supone la obtención de ingresos a largo plazo y con un riesgo más controlado que en el caso de la especulación. Lo explicamos más detalladamente a continuación.

¿Qué significa especulación?

Hablamos de especulación bursátil para referirnos a la estrategia que siguen algunas personas cuya finalidad es obtener beneficios de capital de forma rápida, en el corto plazo. Esto, a su vez, implica un riesgo más elevado que el que conlleva una inversión, cuyas ganancias se perciben a largo plazo.

Además, en la especulación hay un componente relacionado con la inmediatez, y es que los especuladores aprovechan la fluctuación de precios para obtener más beneficios de manera inmediata.

Es importante, también, saber distinguir entre la especulación al alza y a la baja. La primera implica la adquisición de un bien con el objetivo de venderla por un precio más elevado en el futuro. Por el contrario, la especulación a la baja sucede cuando un inversor vende un determinado bien o producto con el objetivo de comprarlo más barato en un futuro.

Diferencias entre invertir y especular

Tal y como hemos mencionado, la diferencia más importante entre invertir y especular radica en dos aspectos: el plazo de obtención de beneficios y el riesgo que se asume. Para entenderlo en detalle, analizamos las diferencias más relevantes:

  • ¿Cuándo se obtienen beneficios? En el caso de la inversión, el capital se incrementa en el largo plazo, por lo que sus efectos no son inmediatos. En cambio, la especulación se caracteriza por los beneficios que se perciben casi de forma inminente.
  • ¿Qué nivel de riesgo se asume? Las inversiones suelen conllevar un nivel de riesgo más moderado, puesto que son operaciones que siguen una estrategia más segura basada en intereses y dividendos. Por el contrario, las especulaciones pueden reportar beneficios prácticamente al instante, pero el riesgo es mayor, puesto que no se basa en una estrategia que analice la rentabilidad a largo plazo.
  • ¿Qué margen de seguridad hay? En caso de una bajada importante de la bolsa, la inversión permite afianzar el margen de seguridad para evitar perder tanto capital, algo que no es posible con la especulación por su componente de inmediatez.
  • Rentabilidad: en las inversiones, el riesgo es menor, lo que implica que también lo es la rentabilidad. En cambio, la especulación puede suponer más pérdida de dinero, pero también más ganancias.

Ventajas y desventajas de invertir o especular

Como todo en la vida, ambos conceptos tienen pros y contras. La ventaja más clara de invertir es que la obtención de beneficios es más segura, ya que se lleva a cabo un análisis más exhaustivo y el capital se destina a activos que, aparentemente, proporcionan más seguridad económica a largo plazo.

El inconveniente es que tardas más tiempo en percibir los beneficios, y que la rentabilidad suele ser más baja. Básicamente, invertir suele traducirse en ganar algo menos de dinero y en más tiempo, pero con más seguridad de que no lo vas a perder.

Si hablamos de la especulación, tiene una importante ventaja, y es que aprovecha los precios más competitivos en el mejor momento. Al no tratarse de estrategias largoplacistas, es más fácil beneficiarse de una bajada repentina de los precios. Además, el trading garantiza liquidez en los mercados, lo que favorece las transacciones económicas.

Sin embargo, la especulación tiende a generar más inseguridad y tensión en los mercados, lo que, a su vez, provoca más inestabilidad en los mismos. Es decir, un mal resultado de una especulación puede tener efectos negativos importantes en el mercado global.

Ejemplos de especulación e inversión en la economía española

Existen numerosos ejemplos en los que se puede ver la diferencia entre la especulación y la inversión. Uno de los más claros en el primer caso es la especulación inmobiliaria, en la que los especuladores deciden comprar viviendas a un precio muy barato, generalmente con necesidad de reforma, para renovarlas y alquilarlas a un precio que les permita obtener más rentabilidad.

Asimismo, la especulación bursátil también es bastante habitual. Consiste en la compraventa de acciones de aquellas empresas que coticen en bolsa y que estén en un buen momento financiero para obtener rendimientos importantes e instantáneos.

En cambio, un ejemplo de inversión puede ser la adquisición de monedas internacionales para venderlas, con el tiempo, a un precio mayor que el precio de venta. Eso sí, siempre que las previsiones sean de incremento de valor, y no de devaluación.

Por su parte, el mercado inmobiliario también se presta bastante a inversiones. En este caso, si compras una vivienda sin necesidad de reforma y con vistas a largo plazo, puedes llegar a obtener rentabilidad de la misma en un período mayor de tiempo.

Grupo Caja Rural protege tus inversiones

Contar con una entidad financiera que te dé la confianza que necesitas para salvaguardar tus inversiones es fundamental antes de lanzarte a ellas. En Grupo Caja Rural lo sabemos, y por eso, ponemos a tu disposición una amplia variedad de fondos de inversión para ayudarte a lograr la mayor rentabilidad posible y a incrementar tu capital a largo plazo. Y, para que estés siempre al día de la actualidad bursátil, puedes consultar nuestro portal actualizado, con la información de los mercados diaria.  Nuestro objetivo es ayudarte a obtener el mayor beneficio posible de tu capital reduciendo los riesgos al máximo.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}