Ganadería intensiva: qué es y cuál es su huella de carbono

¿Cómo funciona la ganadería intensiva? ¿Cuál es el impacto medioambiental de esta práctica? En este artículo explicaremos cómo, al igual que sucede en el resto de las industrias, este tipo de actividad ganadera intensifica sus factores de producción.
Cooperativismo 📢29 marzo, 2023190414 min
Blog Ruralvía » Cooperativismo 📢 » Ganadería intensiva

 

El objetivo principal de la ganadería intensiva es maximizar la producción con el fin de satisfacer la creciente demanda de proteína animal de la población. En este artículo explicamos cómo se realiza esta producción utilizando técnicas de alto rendimiento, similares a las que se utilizan en otras industrias.

¿Qué es la ganadería intensiva?

La ganadería intensiva es un sistema de producción animal que se caracteriza por la cría masiva de animales en un espacio limitado. Con esta metodología, los animales son criados con el objetivo de obtener el mayor rendimiento posible en términos de producción.

La ganadería intensiva se aprovecha al máximo el espacio disponible utilizando una gran cantidad de animales. Estos son alimentados con raciones concentradas que les permiten crecer más rápidamente. Además, se utilizan técnicas de inseminación artificial y otras tecnologías para mejorar la eficiencia reproductiva de los animales.

Este sistema de producción ha sido criticado por algunos debido a las condiciones de vida a las que, con frecuencia, se someten a los animales, la falta de espacio y movimiento, y el uso intensivo de antibióticos y otros productos químicos para prevenir enfermedades. También ha sido cuestionado por su impacto ambiental, debido a la cantidad de residuos y emisiones que generan estos animales.

¿Cuántas macrogranjas hay en España?

No existe una definición exacta para este término, del mismo modo que tampoco hay datos precisos acerca del número de macrogranjas que hay en España, pero según el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (PRTR) y el Sistema Integral de Trazabilidad Animal (SITRAN), se puede deducir un aproximado según los últimos datos reflejados. Aunque el número de macrogranjas ha disminuido en comparación a hace diez años, se estima que hay un total de 7.100 instalaciones industriales registradas.

¿Cómo contamina la ganadería en explotaciones industriales?

Según la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial la producción ganadera a gran escala genera una amplia gama de contaminantes que afectan negativamente el agua, el aire y el suelo. Además, esta práctica contribuye a la pérdida de biodiversidad y al cambio climático. Asimismo, la ganadería industrial requiere grandes cantidades de alimento para los animales, lo que ha llevado a una importante tala para la producción de los piensos.

Los purines, un tipo de residuo líquido que proviene de los excrementos del ganado, se utilizan como fertilizantes en tierras de cultivo. Estos contienen nitrógeno que, en cantidades adecuadas, puede ser beneficioso para el crecimiento de las plantas y aumentar su rendimiento. Sin embargo, si se aplica una cantidad excesiva de purines, el nitrógeno puede convertirse en nitratos, que son perjudiciales para el medioambiente y la salud humana.

¿Qué gases produce la ganadería intensiva?

La industria ganadera produce grandes cantidades de gases que contribuyen al calentamiento global. Dos de los gases más importantes son el metano y el óxido nitroso, que son mucho más poderosos en términos de efecto invernadero que el dióxido de carbono. De hecho, el metano tiene un efecto invernadero 25 veces mayor que el dióxido de carbono. En la ganadería industrial, alrededor del 50% de las emisiones son de metano, lo que equivale a unas 8,1 gigatoneladas de dióxido de carbono. El óxido nitroso y el dióxido de carbono también contribuyen significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria ganadera, representando el 24% y el 26% del total, respectivamente.

¿Cuánto influyen las vacas en la contaminación?

En el estómago de los rumiantes, como las vacas, los microbios descomponen la comida que consumen y producen metano, que se libera en forma de flatulencias (ya hemos tratado cuanto CO² emite una vaca en otra ocasión). Este metano es un gas muy potente que, combinado con el aumento de la cría de ganado para la industria cárnica, tiene un impacto altamente contaminante en el medioambiente.

Debido a esta producción de metano, se podría afirmar que las vacas producen este gas considerado el responsable de, nada más y nada menos, que del 25% del calentamiento global actual.

 ¿Cuál es la huella de carbono en bovinos?

La huella de carbono de los bovinos se refiere a la cantidad de gases de efecto invernadero, especialmente el dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, que se emiten durante su ciclo de vida. Esto incluye todas las emisiones directas e indirectas relacionadas con la cría, alimentación, transporte, sacrificio y procesamiento de la carne y otros productos derivados del ganado bovino.

La huella de carbono de los bovinos es significativa debido a la gran cantidad de animales criados para la producción de carne, leche y otros productos en todo el mundo. Por lo tanto, la reducción de su huella de carbono es un objetivo importante para reducir la contribución de la industria ganadera al cambio climático.

Diferencias entre ganadería extensiva e intensiva

La ganadería extensiva se enfoca en la producción de carne y otros productos de origen animal de manera más natural y sostenible, mientras que la ganadería intensiva se enfoca en la producción a gran escala utilizando tecnología avanzada y altamente controlada. Algunos aspectos que las diferencian:

  • Espacio: en la ganadería extensiva, los animales se crían en grandes extensiones de terreno y tienen mucho espacio para pastar libremente. En la ganadería intensiva, los animales se crían en un espacio más reducido y a menudo confinados en corrales o jaulas.
  • Alimentación: en la ganadería extensiva, los animales se alimentan principalmente de pasto y forraje natural, mientras que, en la ganadería intensiva, a menudo se les da alimentos de alta energía, como granos y suplementos para mejorar su crecimiento y engorde.
  • Uso de tecnología: la ganadería intensiva utiliza tecnología avanzada para controlar el ambiente y las condiciones de los animales, mientras que la ganadería extensiva se basa más en métodos tradicionales.
  • Impacto ambiental: La ganadería intensiva a menudo tiene un mayor impacto ambiental debido al uso de recursos y la producción de desechos y emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que la ganadería extensiva suele tener un menor impacto ambiental.

Grupo Caja Rural y las líneas de financiación para autónomos y trabajadores del campo

El Grupo Caja Rural considera primordial implementar acciones que respalden y fomenten a las empresas agrícolas sostenibles y extensivas que ofrezcan una alternativa para vivir en el campo y en las áreas rurales.

Además, desde las cooperativas de crédito de Grupo Caja Rural se apuesta por estos negocios extensivos ya que son vitales para garantizar que estas empresas sostenibles tengan acceso a recursos y servicios básicos para que puedan prosperar y crecer.

Existe una demanda en firme sobre la necesidad de políticas y programas que promuevan la inversión y el desarrollo en las áreas rurales, para que puedan competir con las oportunidades de empleo y vida en las áreas urbanas. Por todo ello, las entidades del Grupo Caja Rural ofrecen ayudas a autónomos y ganaderos ofreciendo diferentes líneas de financiación. Además las cooperativas de crédito facilitan, también, soporte con SAECA (Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria), herramienta desde la que se gestiona todos los trámites y se obtiene también financiación.

 

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}