Teletrabajo: mobiliario ergonómico para trabajar con salud

La ergonomía es esencial para mantener un ambiente de trabajo saludable y seguro. Es beneficiosa tanto para los trabajadores, como para las empresas.
Empresas9 mayo, 202395413 min

Blog Ruralvía » Empresas » Ergonomía en el trabajo
 
El teletrabajo resulta ventajoso para muchas personas, ya que permite trabajar desde la comodidad del hogar. Sin embargo, hacerlo durante largas horas sentado en una silla no adecuada o frente a un escritorio mal diseñado puede causar problemas de salud como dolor de espalda, cuello y muñecas. Por lo tanto, es importante tener en cuenta la ergonomía en el trabajo a la hora de elegir el mobiliario.

La ergonomía en el trabajo: una cuestión de salud

La ergonomía es una disciplina que se enfoca en adaptar el trabajo a las capacidades físicas y mentales del trabajador. Su objetivo es prevenir lesiones y enfermedades laborales asociadas con el trabajo repetitivo, el mal uso de herramientas, posturas incómodas y otros factores relacionados con la actividad laboral.

La ergonomía laboral busca diseñar puestos de trabajo que sean seguros, cómodos y eficientes, teniendo en cuenta la anatomía humana, la biomecánica y la psicología del trabajo; ya que los trabajadores que están expuestos a condiciones ergonómicas inadecuadas pueden experimentar dolor, fatiga, estrés, lesiones musculoesqueléticas y otros problemas de salud relacionados con su trabajo.

Por tanto, una ergonomía adecuada puede reducir la incidencia de lesiones laborales, mejorar la satisfacción del trabajador, como reducir el estrés mental diario, y aumentar la eficiencia y la calidad del trabajo realizado.

Trabajar con muebles poco adecuados

Como hemos mencionado, la ergonomía laboral se enfoca en adaptar el trabajo a las capacidades físicas y mentales del trabajador, y esto incluye la elección de muebles y equipamiento adecuado.

Los muebles inadecuados pueden causar problemas de salud. Por ejemplo, trabajar en una silla que no es ajustable puede causar tensión en la espalda y en los hombros, mientras que trabajar en una mesa demasiado alta o baja puede causar dolor en el cuello y en la espalda.

Es importante que los muebles de trabajo estén diseñados para ser ergonómicos e indicados para cubrir todas las necesidades. Esto incluye sillas y mesas ajustables en altura, apoyos para la muñeca y los brazos, y soportes para pantallas de visualización.

⮞ Escoger silla para trabajar en casa

Escoger la silla adecuada para trabajar en casa es crucial para evitar problemas de salud relacionados con la ergonomía.

La silla perfecta debe tener un asiento ajustable en altura para que los pies descansen en el suelo, un soporte lumbar que mantenga la curva natural de la espalda y reposabrazos ajustables para que los brazos descansen cómodamente. También es importante que la silla tenga una base estable y ruedas para facilitar el movimiento.

Además, es aconsejable que tenga una inclinación ajustable y un respaldo reclinable, para permitir cambios de postura y descanso durante el día. Si el trabajador tiene problemas de salud específicos, como dolor de espalda o cuello, puede ser necesario considerar una silla especializada o una almohadilla de soporte adicional.

Al elegir una silla para trabajar en casa, es importante valorar también la durabilidad y la calidad del material para garantizar que la silla dure mucho tiempo y proporcione el soporte adecuado.

⮞ Tipos de mesas para el teletrabajo ¿cuál es la mejor opción?

La elección de la mesa adecuada es fundamental para garantizar una postura correcta durante el trabajo en casa y reducir el riesgo de lesiones. Las opciones más populares son:

  • La mesa de escritorio regulable en altura, que permite ajustar la altura de la mesa según las necesidades del usuario y la tarea que se esté realizando. Esta opción es especialmente útil para aquellos que necesitan alternar entre trabajar sentados y de pie, ya que permite ajustar la altura de la mesa para cada posición.
  • Otra opción es la mesa con superficie inclinable, que permite inclinar la superficie de trabajo para ajustar la posición del cuerpo y reducir la tensión en el cuello, hombros y espalda. Esta opción es particularmente práctica para aquellos que pasan largas horas escribiendo o dibujando en una mesa.
  • También existen mesas que están diseñadas específicamente para el uso del ordenador, con una bandeja para el teclado y el ratón que se puede deslizar hacia adentro y hacia afuera según sea necesario. Esta opción ayuda a reducir la tensión en los brazos y las muñecas al mantener los codos en un ángulo de noventa grados.

⮞ Iluminar tu espacio correctamente

Una buena iluminación es esencial para trabajar cómodamente desde casa. Si no dispones de suficiente luz natural, es importante escoger la iluminación adecuada para evitar la fatiga visual y mejorar tu bienestar:

  • Según los expertos en ergonomía laboral, la iluminación debe ser uniforme, sin reflejos ni sombras. Además, es recomendable utilizar luces blancas o neutras para evitar la fatiga visual, antes mencionada, y mantener una buena concentración.
  • En cuanto a la posición de la luz, lo ideal es que esté situada en un ángulo de cuarenta y cinco grados respecto a la mesa de trabajo. De esta manera, se evita el deslumbramiento directo en la pantalla del ordenador y se reduce el cansancio ocular.
  • Es importante también ajustar la intensidad de la luz según las tareas que se estén realizando. Por ejemplo, si se está leyendo o escribiendo, es necesario una luz más intensa que si se está hablando por teléfono.
  • Y, además, es recomendable hacer descansos periódicos para mirar a objetos lejanos y parpadear con frecuencia.

Además del mobiliario ¿qué más debes tener en cuenta para teletrabajar con salud?

Trabajar con salud, sea desde donde sea, implica cuidar una serie de aspectos para mantenerla a largo plazo. Te contamos algunos de ellos:

  • Mantén una buena postura, ya que tener una posición adecuada es fundamental para prevenir lesiones.
  • Otro aspecto importante es la ventilación del espacio de trabajo, ya que una mala calidad del aire puede afectar negativamente tu salud. Es recomendable abrir las ventanas para permitir la entrada de aire fresco y renovar el aire del ambiente de manera regular.
  • La organización del espacio de trabajo también es un aspecto fundamental a tener en cuenta. Mantener el área de trabajo limpio y ordenado no solo te ayudará a ser más productivo, sino que reducirá el estrés y la ansiedad. Te recomendamos también decorar tu espacio de teletrabajo, te ayudará a sentirte más cómodo. Además, es recomendable separar la zona de trabajo del área de descanso para que puedas desconectar y relajarte después de finalizar la jornada laboral.
  • Del mismo modo, es importante establecer límites claros entre la vida personal y profesional para evitar el estrés y la sobrecarga. Esto puede incluir establecer horarios fijos para trabajar y para desconectar, así como evitar revisar el correo electrónico o mensajes de trabajo fuera de las horas laborales establecidas.

 

 

Artículos Relacionados