El papel de las cooperativas en la economía local

Las cooperativas son una alternativa económica basada en la colaboración y la solidaridad. Sus miembros tienen voz y voto en las decisiones; y buscan mejorar el bienestar económico, social y cultural de sus comunidades a través del trabajo en equipo.
Empresas20 junio, 2023112614 min

Blog Ruralvía » Empresas » El papel de las cooperativas en la economía local

 

Las cooperativas han demostrado ser una alternativa confiable y exitosa en la economía local, permitiendo a los miembros de una comunidad trabajar juntos para alcanzar objetivos comunes y obtener beneficios económicos y sociales. A través de la cooperación y la solidaridad, estas organizaciones empresariales promueven la autogestión y el compromiso social, lo que beneficia tanto a los miembros de la cooperativa como a la comunidad en general. En este artículo, nos centramos en el papel de las cooperativas en la economía local y en cómo pueden favorecer el desarrollo empresarial y local de una comunidad.

 

¿Qué son las cooperativas?

Las cooperativas son organizaciones empresariales que se basan en la cooperación mutua y en la propiedad y gestión colectiva. Este modelo de empresa tiene como finalidad satisfacer las necesidades y aspiraciones de sus miembros, quienes son también los propietarios y los que toman las decisiones.

Por tanto, las cooperativas hacen posible la autogestión empresarial, la cual es un factor clave para el desarrollo local y para construir una economía más justa y solidaria. En las cooperativas los beneficios económicos se reparten entre los socios, que son además los que participan en la gestión y administración de la empresa.

Entre sus prácticas comerciales incluyen contratos fijos discontinuos para mantener empleos estables y garantizados a lo largo del año, en lugar de empleos temporales que no ofrecen garantías a los trabajadores. Además, el anticipo de proveedores es otra estrategia común ya que permite a las cooperativas mantener una relación de confianza y respeto mutuo con los proveedores, y beneficiarse de los descuentos por pago temprano, lo que mejora aún más sus beneficios y su estabilidad financiera.

Es necesario destacar también la importancia de las cooperativas como agentes para la creación de empleo. Si, por ejemplo, se decide vender artesanía on-line, se puede considerar la opción de establecer una cooperativa entre artistas y artesanos locales.

 

El papel de las cooperativas en el desarrollo económico local

Las cooperativas son una herramienta importante para el desarrollo económico local: fomentan la creación de empleo, mejoran la calidad de vida de los trabajadores y promueven la sostenibilidad económica y medioambiental. De hecho, las características intrínsecas de las cooperativas, como la propiedad colectiva, la gestión democrática, la distribución equitativa de beneficios y el compromiso social, las hacen una alternativa empresarial exitosa en la promoción del desarrollo económico y local.

Como hemos mencionado, las cooperativas tienen un impacto positivo en la economía local al generar empleo y mantener el empleo en la comunidad, ya que los miembros de la cooperativa son dueños y trabajadores a la vez. Además, las cooperativas pueden ser una alternativa atractiva para la inversión y el financiamiento, ya que se centran en la comunidad y se orientan a la satisfacción de necesidades locales.

A su vez, las cooperativas también pueden fomentar la sostenibilidad económica y medioambiental a través de la adopción de prácticas empresariales responsables y la promoción de la economía circular y la integración social.

 

Fomento del emprendimiento y la participación activa

El fomento del emprendimiento y la participación activa en la economía local es fundamental para el desarrollo socioeconómico de las comunidades, ya que favorece el arraigo de las personas a sus lugares de origen y contribuye a la diversificación de la economía local. Además, la participación activa de los miembros en la gestión de la cooperativa promueve la formación de ciudadanos comprometidos en el desarrollo de sus comunidades.

 

Generación de empleo y riqueza en la comunidad

Como se ha señalado, la generación de empleo y riqueza en la comunidad es uno de los principales beneficios que aporta el cooperativismo. Las cooperativas promueven la creación de empleo estable y de calidad, contribuyendo a la disminución del desempleo y la precariedad laboral.

Según la Organización Internacional del Trabajo, OIT, las cooperativas son capaces de crear más empleos que las empresas tradicionales. Además, dichos empleos suelen tener una mayor estabilidad y un salario más justo y equitativo.

Otro de los beneficios importantes es que las cooperativas fomentan el emprendimiento y la autogestión, lo que a su vez contribuye al desarrollo socioeconómico de la comunidad. Al promover la participación activa en la empresa, los trabajadores se convierten en dueños y gestores de esta, permitiéndoles el acceso a recursos y herramientas que les permiten mejorar su calidad de vida.

 

Barreras y obstáculos que enfrentan las cooperativas

Las cooperativas se han constituido como una alternativa económica y social exitosa en diversas regiones del mundo. No obstante, su capacidad para desarrollarse y consolidarse se ve afectada por distintas barreras y obstáculos.

Uno de los principales obstáculos que enfrentan las cooperativas es la falta de acceso a recursos financieros. Las cooperativas, especialmente las pequeñas y medianas, pueden tener dificultades para acceder a financiamiento que les permitan crecer y expandirse.

Otro obstáculo se relaciona con la falta de formación en gestión y administración. Las cooperativas necesitan contar con profesionales capacitados para llevar adelante la gestión y administración empresarial. La carencia de capacitación en este ámbito limita su capacidad de toma de decisiones, lo que puede generar deficiencias en su desempeño y en su capacidad de crecimiento.

El marco legal y regulatorio también representa una barrera. Algunos países presentan regulaciones y políticas que obstaculizan el desarrollo de las cooperativas, especialmente en lo referido a la fiscalidad y a las limitaciones a su capacidad de expansión e incorporación de nuevos miembros.

Por último, es importante destacar la falta de visibilidad y reconocimiento por parte de la sociedad. Muchas veces, las cooperativas son desconocidas o no son consideradas como una opción empresarial viable, lo que dificulta su consolidación y desarrollo.

 

Estrategias para superar los desafíos y fortalecer el papel de las cooperativas

Existen diversas estrategias que pueden ayudar a las cooperativas a superar los desafíos y a fortalecer su papel en la comunidad. Algunas de ellas incluyen:

  1. Promover la educación y la formación para el cooperativismo, tanto a nivel interno como externo, para mejorar su visibilidad y reconocimiento social.
  2. Fomentar el acceso a financiación y recursos para las cooperativas a través de políticas públicas y alianzas con instituciones financieras.
  3. Establecer redes y alianzas entre cooperativas a nivel nacional e internacional para intercambiar experiencias y conocimientos.
  4. Desarrollar estrategias de marketing y branding para las cooperativas.
  5. Fomentar la innovación y la tecnología en las cooperativas para mejorar su eficiencia y competitividad.

 

Grupo Caja Rural apuesta por el desarrollo local

Grupo Caja Rural trabaja activamente para contribuir al crecimiento y bienestar de sus comunidades. Desde sus entidades demuestra día a día su compromiso con el desarrollo local, como con la colaboración con sus clientes para impulsar el consumo en el pequeño comercio. Además, fomentan la inclusión financiera y el desarrollo sostenible en las zonas rurales. Consulta a tu entidad más cercana para más información.

 

Artículos Relacionados