fbpx
 

ActualidadBeneficios que desconoces sobre tener plantas en casa y en la oficina

Tener plantas en casa purifica el aire y ayudan a reducir el estrés. Un estudio concluye que las plantas vivas incrementan la productividad y la creatividad hasta un 15%
12 noviembre, 20191866 min

Las plantas transmiten bienestar, energía y mejoran la productividad. Un estudio de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) demuestra que las personas que trabajan en oficinas con plantas verdes se sienten más felices, se concentran mejor y son un 15 por ciento más productivas. Si quieres saber más beneficios sobre tener plantas en casa y en la oficina, ¡sigue leyendo!

 

Ayudan a reducir el estrés, aumentan la capacidad de atención y mejoran el bienestar, lo que se traduce en una mejora de la productividad. Éste es el principal motivo por el que te recomendamos tener plantas en la oficina. Pero las ventajas de tener plantas no se limitan a los espacios de trabajo. En nuestros hogares, los hacen más cálidos y acogedores y aportan frescura. Además, de sentir la satisfacción de cuidarlas y verlas crecer.

 

Descubre los beneficios de tener plantas en casa

 

  • Purifican el aire. Gracias a la fotosíntesis, las plantas absorben el dióxido de carbono del ambiente y lo devuelven en forma de oxígeno. De esta manera, mejoran el aire que respiramos. ¡Ah! Y también puedes tener plantas en tu dormitorio. El hecho de que nos roben el oxígeno mientras dormimos es un mito, ya que la cantidad de dióxido de carbono que expulsan por la noche es tan pequeña que no hay porqué tener ningún miedo. Además, absorben gases contaminantes, minimizan las partículas de polvo y mejoran la humedad del ambiente.

 

  • Reducen los niveles de estrés. Tanto los colores como los aromas que desprenden las flores y plantas influyen en nuestro estado anímico. Está demostrado que las flores de colores vivos transmiten energía y las plantas verdes, proporcionan tranquilidad. Cuidarlas resulta muy estimulante.

 

  • Reducen el ruido. Aunque no lo creas, las plantas absorben el ruido del ambiente, consiguiendo que los espacios sean más tranquilos. No es algo que se perciba, pero sí lo suficiente para evitarnos dolores de cabeza por esos sonidos que perjudican nuestros oídos.

 

  • Aumentan la autoestima. Cuidar plantas y verlas crecer ayuda a mejorar la satisfacción que tenemos con nosotros mismos. Si tenemos plantas que requieren cuidados más exigentes, ver cómo crece es muy satisfactorio.

 

  • Humanizan los espacios de trabajo. Ya te hemos contado que está demostrada científicamente la incidencia de las plantas en la productividad y en la creatividad, pero además, aumentan la participación laboral de los empleados, haciendo que estén más involucrados en su trabajo. Al humanizar el espacio, los trabajadores se sienten como en casa.

 

Si no tienes mucha ‘mano’ con las plantas, te aconsejamos que elijas aquellas que requieran pocos cuidados. Antes de seleccionarlas, fíjate en la cantidad de luz que recibe el espacio y dónde te gustaría ubicarlas. Hay algunas que necesitan recibir sol directo y otras, a las que les basta un lugar luminoso. Para la oficina, la mejor opción son plantas resistentes, que no necesiten demasiada luz. Por ejemplo, la lengua de tigre o Sansevieria, el aloe vera, la Fitonia, los cactus…

 

¿Conocías estos beneficios de tener plantas en casa? Esperamos que te hayas animado a incorporarlas a tu vida diaria y experimentes tú mismo estas ventajas.