TecnologíaAprovecha la realidad virtual y aumentada para impulsar tus ventas

La realidad virtual y aumentada han abierto un mundo infinito de nuevas posibilidades comerciales a las empresas. Con la tecnología se ofrece a los clientes experiencias más satisfactorias.
21 enero, 20193337 min

En los últimos tiempos se está hablando mucho de diferentes tipos de realidades, como son la realidad virtual, la realidad aumentada y la mixta. Aunque, en ocasiones, se emplean ambos términos para referirse a una única realidad, son conceptos diferentes. Hoy, vamos a explicarte en qué consiste cada uno de ellos y cómo puedes aprovechar la realidad virtual y aumentada para impulsar las ventas de tu negocio.

 

A grandes rasgos y para ir aterrizando conceptos, podemos determinar que la realidad virtual es aquella que genera mundos ficticios, la realidad aumentada combina elementos virtuales dentro del mundo real, y la mixta es una mezcla de ambas.

 

Realidad virtual

La realidad virtual (RV) permite al usuario adentrarse en un mundo completamente ficticio, virtual. Aislado del mundo real, esta tecnología nos ofrece una experiencia sensorial en un universo paralelo. Para poder interactuar con este mundo ficticio se requieren unas gafas creadas especialmente para este tipo de tecnología y unos auriculares.

 

Las gafas de realidad virtual son totalmente cerradas, por lo que no permiten ver nada del exterior. Gracias a unos sensores, reconocen los movimientos de la cabeza, que se traducen en los movimientos del usuario dentro del entorno virtual.

 

Fue en 2010 cuando Palmer Luckey creó las primeras gafas de realidad virtual por encargo de la compañía Oculus Rift.

 

Realidad aumentada

Gracias a la realidad aumentada (AR), el usuario ve e interactúa con elementos virtuales y ficticios dentro del mundo real. Un juego que se basa en este tipo de tecnología es Pokémon Go, que permite capturar Pokémon virtuales por las calles de tu ciudad.

 

También a través de esta tecnología es posible ver cómo quedaría un determinado objeto en la decoración de tu hogar, un color pintado en las paredes o simular el acabado de un maquillaje en el rostro. Gracias a la realidad aumentada el cliente tendría una idea más clara y precisa del resultado final.

 

Para poder disfrutar de una experiencia de realidad aumentada se requieren unas gafas especiales, auriculares o un smartphone.

 

Realidad mixta

La realidad mixta es una combinación de la realidad aumentada y la virtual. Permite al usuario interactuar con objetos y elementos reales en un mundo virtual. Y, como te puedes imaginar, la persona tendrá la opción de vivir la experiencia al revés también.  Es decir, podrá interactuar con elementos ficticios en el mismo espacio donde se encuentre o sumergirse por completo en un universo virtual.

 

En este caso, para una inmersión total, se requiere un casco o unas gafas cerradas, que deberán tener cámara. Así, en la pantalla se vislumbrará el entorno real, que es el que graba la cámara, o un mundo virtual.

 

 

Estas nuevas tecnologías ya se están aplicando para mejorar las estrategias comerciales de las empresas. Cada vez son más las compañías que invierten en realidad virtual y aumentada para mejorar, sobre todo, la experiencia de compra de sus clientes.

 

Cómo impulsar tus ventas con estas tecnologías

Tanto la realidad aumentada como virtual y mixta presentan numerosas ventajas para las empresas. Entre ellas:

 

  • Mejoran el conocimiento y la reputación de marca.

 

  • Captación de nuevos clientes, sobre todo, nativos digitales que buscan una experiencia digital única e inmersiva.

 

  • Amplían las posibilidades de gamificación.

 

  • Diferenciación a la hora de contar historias que conecten con tu audiencia.

 

  • Mejoran la experiencia de usuario, abriendo un nuevo canal de comunicación con tu público.

 

  • Permiten crear increíbles campañas de marketing experiencial.

 

Estas nuevas realidades permiten, además, personalizar la información que se le muestra a cada cliente. El resultado, clientes más satisfechos con la experiencia vivida y con mayores posibilidades de fidelización.