ActualidadPerfil del autónomo en España: la mujer gana posiciones en 2018

Se registran 137 nuevos autónomos cada día en España durante 2018, casi 5 veces más que en 2017. Además, el emprendimiento femenino ha crecido muy por encima que el masculino.
18 enero, 201932514 min

Cambio y evolución. Características que definen, a la perfección, el tipo de trabajador por cuenta propia en España. A diferencia de lo ocurrido en años anteriores, en 2018 el ritmo de creación del empleo autónomo femenino ha duplicado, holgadamente, al registrado por los hombres. Mientras que los hombres han crecido por encima del 1,1 por ciento, las mujeres lo hicieron al 2,4 por ciento.

 

2018 ha sido un año en el que el colectivo de trabajadores por cuenta propia o autónomos en España ha crecido un 1,6 por ciento. Tanto, que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha despedido el año con un aumento de 49.989 miembros, un dato que se traduce en una media de 137 nuevos autónomos cada día. La cifra gana mayor protagonismo cuando recordamos que el año anterior la media se reducía a 29 nuevos autónomos por día. Según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), los autónomos han crecido en 2018 cinco veces más que en 2017 y casi el doble que en 2016.

 

Así es el autónomo español

Sin embargo, aunque el emprendimiento femenino ha crecido muy por encima que el masculino, los hombres representan el 64,9 por ciento del total de empleados autónomos, y las mujeres el 35,1 por ciento, según los datos del tercer trimestre de 2018 publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Con estos datos sobre la mesa, podemos determinar que el perfil del autónomo en España es hombre, de entre 40 y 54 años, sin trabajadores a su cargo y del sector servicios.

 

Por su parte, desde ATA ya manejan datos globales de 2018 y han determinado que más de la mitad de los nuevos autónomos son mujeres. Según sus datos, en valores absolutos, de los 49.986 nuevos cotizantes en el RETA, 27.680 son nuevas emprendedoras (55,3%) frente a 22.306 hombres.

 

Por sectores de actividad

En cuanto a los sectores de actividad, el 4,4 por ciento trabaja en el sector industria, el 11,5 por ciento en agricultura, el 11 por ciento en la construcción y el 73,1 por ciento en el sector servicios. Si nos fijamos en el perfil de los autónomos jóvenes, menores de 25 años, el 78,3 por ciento trabajan en el sector servicios.

 

Según datos del último informe presentado por ATA, sólo tres sectores productivos han perdido autónomos en 2018. Industria encabeza el descenso, con una pérdida de 1,5 por ciento de sus autónomos; seguido por comercio, que continúa perdiendo autónomos cada año, y hostelería.

 

Por lo que respecta al resto de sectores, cerraron el año en positivo, sumando nuevas altas de cotizantes al RETA. En este sentido, merece la pena destacar el crecimiento registrado en las actividades inmobiliarias, con un aumento superior al 9 por ciento, siendo el sector que más ha crecido porcentualmente por segundo año consecutivo. También cuentan con más trabajadores autónomos las actividades artísticas, las actividades relacionadas con la educación y la comunicación.

 

Nacionalidad y cotizaciones

Manejando los datos del Ministerio, vemos cómo los autónomos extranjeros representan el 10,4 por ciento del total. Un porcentaje que aumenta si analizamos el tramo comprendido entre los 25 y los 40 años, o nos centramos en las comunidades insulares, Melilla y Madrid y en el sector de la construcción y servicios.

 

Base mínima de cotización

Hasta el 30 de septiembre de 2018, el 85,9 por ciento de los trabajadores autónomos en España no superaba la base mínima de cotización.  El 1 de julio de 2018 se estableció que la base mínima de cotización en España sería de 932,7€.

 

Si nos centramos en los trabajadores por cuenta propia menores de 40 años, le porcentaje que no supera la base mínima de cotización asciende hasta el 90% y, si analizamos menores de 40 años y extranjeros, tenemos que hablar de un 95,7 por ciento de autónomos que no superan la base mínima de cotización.

 

Para encontrar datos más positivos nos tenemos que fijar en los autónomos con al menos 55 años.  El 28,2 por ciento de estos trabajadores cotiza por una base superior a la mínima.

 

Previsiones de futuro

El crecimiento que se ha registrado en 2018 en el número de trabajadores autónomos pone de manifiesto el cambio que se está produciendo en el sistema productivo español, donde empieza a calar la cultura emprendedora.

 

Tener una idea o un sueño empresarial y convertirlo en negocio es algo cada vez más habitual en nuestro país. Si a ti también te llama la atención el emprendimiento y necesitas asesoramiento, pásate por tu oficina Caja Rural más cercana, y pregunta por nuestro servicio de asesoramiento personalizado.

 

¿Tu entidad no está en esta lista? Búscala en nuestro mapa de Caja Rural.