fbpx
 

SeguridadAprende a protegerte contra el malware, otro delito cibernético en alza

Los delitos de malware o programas informáticos maliciosos suelen atacar al ordenador del usuario cuando menos se lo espera. Aprende a protegerte frente a este tipo de ciberdelitos.
4 septiembre, 202082813 min

El malware es un software malicioso, un programa informático diseñado por un ciberdelincuente para contaminar tu ordenador y, de esta forma, llevar a cabo una serie de acciones negativas para ti: robar tu información personal, neutralizar su funcionamiento o acceder a todas tus carpetas para extraer las claves bancarias que tengas guardadas en ellas.

En el terreno de los delitos cibernéticos, el malware ocupa uno de los lugares más destacados junto con el phishing. De hecho, durante estos meses de coronavirus, hemos visto cómo empresas tan grandes como Netflix y organizaciones estatales como la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Guardia Civil han sufrido casos de phishing o suplantación de identidad, que han ocasionado pérdidas millonarias.

El problema del malware es que es mucho más sofisticado y, por ello, difícil de detectar y de controlar. Puede encontrarse en enlaces que te envían al correo, en las descargas de un archivo de cualquier tipo o en páginas web que se hacen pasar por fuentes oficiales pero no tienen ningún protocolo de seguridad.

 

¿Qué tipos de malware deberías conocer?

El primer paso para saber cómo podemos protegernos frente al ataque de los ciberdelincuentes es conocer los tipos de malware que circulan por internet. Esto nos ayudará a proponer una serie de medidas para custodiar nuestras comunicaciones y nuestra navegación por la red.

Estas son las categorías de malware más importantes en la actualidad:

  • El virus informático actúa igual que uno natural, infectando los archivos del ordenador y replicándose por todo el sistema para insertar su código. Es uno de los malware más difíciles de eliminar, pero un buen antivirus puede ayudarnos a deshacernos de él en cuestión de minutos.

 

  • Este malware recibe su nombre del caballo de Troya, porque se camufla en un archivo inofensivo que, al abrirse, permite al ciberdelincuente tener el control remoto de tus datos. Es importante que cuentes con un buen programa para analizar todos tus archivos antes de abrirlos, de forma que puedas contrarrestarlo eficazmente.

 

  • Los gusanos son parecidos a los virus, pero solo se replican dentro de una red informática. Su objetivo es aumentar el tráfico web hasta niveles insostenibles, y suelen venir en el formato de correos electrónicos relacionados con apuestas, temáticas sexuales o la vida de personas famosas.

 

  • Es muy probable que ya hayas sido víctima del adware, un software que introduce publicidad engañosa y agresiva (ad) en la pantalla del usuario final. Este malware es de los más comunes, y también es de los más fáciles de combatir con los medios adecuados.

 

  • El mecanismo del malvertising actúa directamente en el navegador, enseñando anuncios que parecen legítimos e incluyendo software malicioso en plugins accesibles como Adobe o Flash. El consejo en este caso es que solo tengas instaladas las extensiones necesarias y que provengan de fuentes fiables.

 

  • El spyware es un programa espía (spy) que colecciona las contraseñas y los datos personales del propietario de un ordenador y las envía a una entidad externa sin su permiso. Los ciberdelincuentes aprovechan las fallas en los sistemas operativos para colocar este software y reunir toda la información en una sola base de datos para chantajear a sus víctimas o utilizar sus métodos de pago.

 

 

¿Cómo protegerse frente al malware?

Ten en cuenta que lo primero que debes hacer para combatir el ataque de un malware es mantenerte atento y utilizar herramientas de protección. Como ya sabes, muchos de los programas maliciosos que programan los ciberdelincuentes están encriptados con un nivel muy alto de seguridad, para que ni siquiera las aplicaciones más avanzadas puedan detectarlas. Estas son algunas de las medidas que te pueden ayudar a prevenir los malware:

 

  • Instala un buen antivirus y mantenlo actualizado. La única forma de defendernos es contar con un antivirus competente, que analice nuestro ordenador en busca de malware y sea capaz de detectarlo allí donde se esconde. Mantenlo actualizado para asegurarte de que funciona al cien por cien de su capacidad.

 

  • Descuida de los correos electrónicos que piden contraseñas. Esto no sucede solo en los phising, sino también en los malware. Si recibes un correo de un amigo o de una entidad bancaria pidiéndote contraseñas o credenciales, desconfía, porque no es la manera de actuar de las personas de confianza.

 

  • Haz copias de seguridad periódicas del sistema. Algunos de los malware actúan directamente sobreescribiendo los datos del ordenador, por lo que es conveniente hacer copias de seguridad diarias o semanales. Esto nos permitirá recuperar el estado del software y evitar casos de ransomware.

 

  • Anota los indicadores de vulnerabilidad. Hay webs y aplicaciones como el correo de Microsoft, Outlook y Skype que te envían correos advirtiéndole de que alguien ha iniciado sesión desde un dispositivo desconocido. Mantente atento a cualquier indicador, porque puede que estén intentando suplantar tu identidad para conseguir tus datos personales.

 

A través de los malware se destruyen miles de millones de datos, pero con un nivel alto de prevención y teniendo actualizados nuestros programas conseguiremos tener un buen control de nuestra privacidad cuando navegamos por internet o encendemos el ordenador. Vigila también que no haya nada fuera de lugar, como una luz que parpadea en tu webcam cuando escribes o un sonido extraño que provenga de los altavoces.

Ruralvía, el servicio de banca digital de las entidades del Grupo Caja Rural, cuenta con una garantía de seguridad para sus clientes. Desde Grupo Caja Rural se trabaja día a día para que nuestros sistemas informáticos analicen y destruyan cualquier intento de vulnerar nuestras bases de datos, de manera que todos los usuarios se sientan protegidos cuando vayan a realizar sus transacciones. ¿Te gustaría ser cliente de Caja Rural? Descárgate la app ruralvía móvil, pulsa el botón ‘Hazte Cliente’ y sigue los pasos que te irá marcando el proceso.   

  1. Elegir la entidad de Caja Rural de la que te quieras hacer cliente.
  2. Completar la información que te solicitemos a través de un formulario.
  3. Será importante que tengas el DNI a mano para poder enviarlo en el momento.
  4. Recibirás una videollamada para confirmar tu identidad.
  5. Finalizarás el proceso firmando los documentos de manera online.

En unos minutos serás cliente de la entidad que hayas elegido. 

 

 

Artículos Relacionados