ActualidadAhorra tiempo y combustible en tu próximo viaje por carretera con VIA-T

Ahorra tiempo en autopistas y aparcamientos con VIA-T. Un sistema de telepeaje implantado en todas las autopistas de peaje de España, Francia y Portugal.
4 junio, 201927910 min

Si estás planificando tu próximo viaje y vas a desplazarte con tu propio vehículo, te interesa el servicio VIA-T. Gracias a este sistema de telepeaje, podrás viajar con más comodidad por todas las autopistas de peaje de España, Francia y Portugal. Además de estacionar en algunos aparcamientos sin necesidad de gestionar el acceso y salida de forma manual.

 

En España hay un total de 28 autopistas de peaje dependientes del Estado y 10 que pertenecen a las comunidades autónomas y diputaciones. Más de 3.400 kilómetros de autopistas a disposición de los conductores.

 

Para poder utilizar VIA-T se requiere un dispositivo que se coloca en el parabrisas. Gracias a él, podrás pagar el peaje sin tener que detener el vehículo. Las autopistas están equipadas con una antena que lee los datos del dispositivo VIA-T, y se cargará de forma automática el importe correspondiente en la cuenta o tarjeta vinculada al dispositivo.

 

¿Cómo funciona VIA-T?

Hacer uso de este servicio es cómodo, fácil y seguro. Todo lo que tienes que hacer es contratar el sistema VIA-T. Coloca el dispositivo en el parabrisas de tu vehículo y listo. Ya solo tendrás que disfrutar de sus ventajas.

 

Cuando el vehículo pasa por una de las vías equipadas con este sistema de telepeaje, una antena lo detecta y carga el importe del peaje a la cuenta o tarjeta del usuario asociada a dicho dispositivo.

 

Cuando la antena ha leído el dispositivo VIA-T, el propio dispositivo emite un pitido para confirmar que la operación se ha realizado correctamente. Solo en ese momento el semáforo se pondrá verde y se levantará la barrera de seguridad.

 

El límite de velocidad es entre 20 y 40 km/h y no será necesario detener el vehículo para acceder a la autopista de peaje. Sí que es recomendable circular a baja velocidad porque, en ocasiones, la antena puede tardar unos segundos en leer los datos  y abrir la barrera.

 

En el caso de que no oigas el pitido, algo no ha salido bien. La operación no se ha ejecutado y, por tanto, el semáforo se queda en rojo. En ese momento, lo más recomendable es utilizar los mecanismos de llamada que estarán al lado del conductor, para que un profesional pueda acudir a ayudarte.

 

Es importante que tengas en cuenta que, si te posicionas para acceder a la autopista de peaje por el carril VIA-T, también tendrás que hacerlo para salir de ella. Es decir, no puedes combinar distintos métodos de pago del peaje en la misma autopista. Además, en los tramos de autopista con un sistema de peaje cerrado, aquellos en los que se recoge ticket y no hay antena para leer VIA-T, deberás utilizar el mismo sistema de pago al entrar y salir de la autopista.

 

Ventajas del telepeaje VIA-T

El dispositivo VIA-T no requiere ningún tipo de instalación. Se coloca de forma fácil en el parabrisas, tanto en vehículos ligeros, como pesados y motocicletas. Entre sus ventajas, destacamos:

 

  • Comodidad y seguridad. Todo lo que tienes que hacer es colocar el dispositivo. No requiere llevar dinero en efectivo, ni tarjeta de crédito, ni bajar la ventanilla, ni detener el vehículo, ni recoger ticket.

 

  • Rapidez. Al no tener que parar con el coche en el acceso o salida de la autopista de peaje, ahorrarás tiempo en tu viaje.

 

  • Sostenibilidad. Como no es necesario detener el vehículo, se reduce la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera y el gasto de combustible.

 

  • Interoperable. Puedes utilizar este sistema en todas las autopistas españolas de la península, así como en las carreteras de peaje de Francia y de Portugal.

 

  • Descuentos. Al pagar con este sistema, puedes disfrutar de ciertos descuentos y condiciones especiales que lanzan las propias compañías concesionarias de las distintas autopistas.

 

  • Control. Permite llevar un control periódico de tus gastos en transporte por el coste de las distintas autopistas de peaje que utilizas en tus desplazamientos.

 

¿Cómo puedes conseguir tu propio VIA-T?

El servicio VIA-T puedes contratarlo en todas las entidades del Grupo Caja Rural. El procedimiento es tan sencillo como contratar cualquier otra tarjeta de crédito. Lo único que necesitarás será asociar tu dispositivo VIA-T a una cuenta o tarjeta sobre la que se realizarán los cargos correspondientes a los viajes que realices por las autopistas de peaje.

 

Con VIA-T de Caja Rural sólo realizarás un único pago mensual, pudiendo comprobar en todo momento, a través de tu sesión en ruralvía, el detalle de todos tus movimientos.

 

El precio del dispositivo oscila entre 30 y 50 euros. Y, después, tu entidad financiera te podrá informar de las posibles tarifas de mantenimiento.

 

Si todavía no tienes este servicio y te gustaría contratarlo, acércate a la oficina de tu entidad del Grupo Caja Rural y solicita tu propio VIA-T. ¡Benefíciate de todas estas ventajas en tu próximo viaje por carretera!

Artículos Relacionados