fbpx
 

ActualidadUn plan diferente para celebrar el Día Universal del Niño: recoger setas

Te proponemos recoger setas para celebrar el Día Universal del Niño. Una actividad tan placentera como saludable, que podrás realizar en distintas partes de España
20 noviembre, 2019948 min

Hoy 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño, fecha en la que la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959. Un día especial para proponer actividades sociales y culturales que promuevan la fraternidad entre los niños e impulsen su bienestar. Nosotros, te invitamos a celebrarlo en el campo, realizando una de las actividades más típicas y saludables del otoño: recoger setas. ¿Te apetece?

 

Salir al campo con los más peques de la casa, enseñarles los distintos tipos de setas que pueden encontrar, y ayudarles a distinguir entre aquellas que se pueden coger y cuáles no, es una actividad que aúna naturaleza, conocimiento y crea conciencia. Los niños aprenden no sólo en qué consiste la micología, sino también a respetar el entorno natural y a valorar lo que la Tierra nos da.

 

Recoger setas a lo largo y ancho de España

La micología es la ciencia que se encarga del estudio de los hongos. Uno de sus objetivos es facilitar a las personas los conocimientos necesarios para su recolección y consumo. Y esto es importante, porque para evitar envenenamientos es imprescindible conocer las setas.

 

El micologismo puede practicarse en distintos puntos de España. Vamos a repasar aquellos en los que las setas son más abundantes y hay mayor variedad.

 

  • Soria cuenta con una amplia tradición micológica. Tanto, que acoge cada año la celebración del Congreso Internacional de Micología Soria Gastronómica. Son múltiples los lugares de esta provincia castellanoleonesa en los que se pueden recoger setas, como Navaleno y San Leonardo de Yagüe. Entre las más habituales en sus montes, encontramos níscalos, setas de cardo, champiñones silvestres, boletus…

 

  • Otra provincia de Castilla y León en la que las setas son abundantes es Zamora. En la comarca de Aliste, Rabanales es un municipio que hace las delicias de los aficionados a la micología. El Centro de Interpretación de las Especies Micológicas de Rabanales es uno de los más completos de España. Son muy recomendables sus exposiciones y las excursiones guiadas al campo.

 

  • Parque Natural del Montseny en Barcelona. Entre sus hayedos, castaños y encinas, encontramos níscalos, trompetas o negrillas. Si no tienes muchas experiencia y te cuesta identificar cuáles son comestibles, te aconsejamos que contrates una de las visitas guiadas que organiza la Oficina de Turismo de Montseny.

 

  • Sierra de Guadarrama. En la Comunidad de Madrid, uno de los mejores parajes para recoger setas es el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Níscalos, setas de cardo y distintas especies de boletus son habituales entre sus bosques de pinos silvestres.

 

  • Entre Álava y Vizcaya, en el Parque Natural de Gorbea se recogen gran cantidad de hongo. Si eres un amante de los boletus edulis, debes perderte por el hayedo de Altube. Eso sí, no podrás coger más de dos kilos al día, pues es el límite que ha establecido el Gobierno Vasco para evitar abusos.

 

  • Hasta 400 especies de setas diferentes crecen en el asturiano Bosque de Muniellos, el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa. En él se encuentra la mayor diversidad biológica de la cordillera Cantábrica.

 

Recomendaciones para recoger setas

Si te animas a recolectar setas es importante que tengas en cuenta que, en algunos lugares, esta actividad está sujeta a una regulación y normativa específica, por lo que infórmate bien antes de ir.

 

También, recuerda que deberás:

 

  • Conocer el terreno por el que vas a circular, para evitar entrar en zonas privadas o con alguna normativa que restrinja la recogida.
  • Conocer las setas y no llevar en el mismo cesto las setas que son con seguridad comestibles y las dudosas. ¡Debemos evitar envenenamientos!
  • Usar una navaja para cortarlas por la base, evitando arrancarlas.
  • Llevarlas en cestas o canastas transpirables de mimbre para que no se estropeen y suelten las esporas.
  • Evitar recolectar las setas muy jóvenes pues se pueden confundir con facilidad.
  • Respetar el entorno natural y no remover la capa de tierra vegetal para evitar dañar todas las especies.

 

Buscar y recoger setas es una actividad con la que, además de llevarnos a casa una buena cesta, nos oxigenamos, relajamos y hacemos ejercicio. Así que, ya lo sabes, este fin de semana, disfruta de una jornada en familia. Niños y adultos lo pasaréis en grande.