Actualidad¿Qué pasaría en un mundo sin abejas?

Un mundo sin abejas supondría un grave problema para el mantenimiento de la biodiversidad y el equilibrio de los ecosistemas. Te contamos cómo nos afectaría
20 mayo, 20191727 min

La agricultura es la principal beneficiaria de los servicios que prestan las abejas. El más importante de ellos es la polinización. Y, dentro de los insectos polinizadores, las abejas son los más eficaces. Un mundo sin abejas supondría un grave problema para el mantenimiento de la biodiversidad y el equilibrio de los ecosistemas.

 

¿Sabías que sin las abejas no existiría el 90 por ciento de los alimentos del mundo y peligraría la supervivencia de 25.000 especies de plantas? Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 90 por ciento de los alimentos de todo el mundo se obtienen a partir de cien especies de cultivos, de los que más del 75 por ciento son polinizados con abejas. Sin abejas ni otros polinizadores, como las mariposas, los pájaros, las polillas, los escarabajos e incluso los murciélagos, no habría polinización y sin ésta, es decir, sin el trasiego de polen de una flor a otra, no se formarían los frutos ni las semillas. Y lo cierto es que, en la actualidad, están en peligro de extinción a escala mundial.

 

¿Por qué desaparecen las abejas?

En los últimos años, estamos asistiendo a un importante despoblamiento de las colmenas debido a la desaparición de las abejas. Un fenómeno global, más acusado en países con una agricultura más desarrollada, cuyas causas son varias. Entre ellas, los efectos combinados del cambio climático, la agricultura intensiva, los plaguicidas (incluidos los insecticidas neonicotinoides), la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

 

Si has llegado hasta aquí y todavía no ves la importancia que tienen las abejas en nuestra propia supervivencia, ¿qué tal si te decimos que sin ellas y sin otros polinizadores no habría café, manzanas, almendras, tomates ni cacao, por citar tan sólo algunos de los cultivos que dependen de la polinización?

 

Por todo lo expuesto y, tal y como proponen desde la FAO, los países deben hacer un mayor esfuerzo para proteger a las abejas y a otros polinizadores, “o arriesgarse a sufrir una disminución drástica de la diversidad alimentaria”, alertan.

 

¿Qué puedo hacer yo para evitar un mundo sin abejas?

Como has visto, las abejas son mucho más que productoras de miel. Y hay muchas pequeñas grandes acciones que cada uno de nosotros podemos poner en marcha en pro de su supervivencia.

 

A partir de ahora, cuando veas a una abeja revoloteando a tu alrededor, no te alteres. Es cierto que sus picotazos duelen bastante y, en caso de alergias, pueden llegar a ser mortales, pero la intención de las abejas no es picarte. Mantén la calma, no las molestes con aspavientos y, por favor, no las mates.

 

Otras cosas que podemos hacer por el bien de estos insectos tan necesarios son:

 

  • Si tienes la posibilidad, jardín o huerto urbano, cultiva plantas autóctonas, pues son las que mejor se adaptan a las abejas autóctonas. Y si florecen en diferentes épocas del año, ¡mejor qué mejor!

 

  • Evita el uso de plaguicidas, fungicidas o herbicidas. No sólo pueden matar a estos insectos. También, envenenar las colmenas con néctar contaminado o polen traído por las abejas de plantas contaminadas. Opta por soluciones naturales para combatir las posibles plagas en tu huerto.

 

  • Apuesta por una agricultura ecológica y consume miel de producción ecológica.

 

Ahora que sabes el papel que juegan las abejas en la pervivencia de cientos de plantas y cultivos, cuando veas a una revoloteando a tu alrededor, actúes de diferente manera, ¿verdad?

Artículos Relacionados