¿Qué es el periodo de carencia de un préstamo y cuáles son sus consecuencias?

El periodo de carencia en un préstamo permite al prestatario no pagar la cuota mensual por un plazo acordado.
Educación Financiera13 julio, 2023262712 min

Blog Ruralvía » Educación Financiera » Periodo de carencia de un préstamo

 

Cuando se solicita un préstamo, pueden presentarse situaciones inesperadas que dificulten el pago de las cuotas mensuales, pudiendo llevar a la cancelación del préstamo. Una de las opciones que se ofrece a los prestatarios para hacer frente a estas circunstancias es el periodo de carencia, el cual consiste en un plazo en el que no se debe pagar la cuota mensual del préstamo. En este artículo te contamos en detalle todo lo que se necesita saber sobre qué es la carencia en un préstamo y cómo puede afectar al prestatario.

 

El periodo de carencia de un préstamo ¿Cómo funciona?

El periodo de carencia en un préstamo es una opción que las entidades bancarias ofrecen a sus clientes, ya que permite aplazar los pagos de la cuota mensual durante un tiempo determinado, generalmente 3 meses. Durante ese periodo, el cliente no está obligado a realizar pagos y solo debe abonar los intereses correspondientes al periodo de carencia.

Esta opción puede ser beneficiosa para aquellos clientes que atraviesan un momento económico difícil o incierto, ya que les permite disponer de un margen de tiempo mayor para recuperarse financieramente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, por cada mes de carencia, el plazo total del préstamo se alarga, y, por lo tanto, el cliente pagará más intereses en el largo plazo.

Algunas entidades pueden exigir unos requisitos específicos para acceder a esta opción, como una antigüedad mínima de la cuenta, un buen historial crediticio o el pago de una comisión adicional. Por lo tanto, es importante analizar cuidadosamente los términos y condiciones de la opción de carencia antes de tomar una decisión.

Además de contar con la posibilidad de solicitar un periodo de carencia, los clientes también pueden optar por diferentes tipos de préstamos bancarios. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, los préstamos preconcedidos.

 

Tipos de carencia en los préstamos

Cuando hablamos de préstamos, la opción del periodo de carencia es una de las más interesantes para aquellos que necesitan una solución temporal y no quieren empezar a pagar el préstamo de inmediato. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que existen diferentes tipos de carencia y que cada uno tiene sus particularidades.

  • El primer tipo de carencia que se puede encontrar es la carencia total. En este caso, el prestatario no realiza ningún tipo de pago durante un periodo previamente acordado, lo que significa que el capital sigue aumentando. Al finalizar la carencia, el prestatario seguirá abonando la misma cantidad durante un periodo de tiempo determinado para que el préstamo se pueda pagar correctamente.
  • El segundo tipo de carencia es la carencia parcial, que significa que se realiza un pago de una cantidad inferior a la que corresponde durante un periodo determinado. Esto permite al prestatario disponer de un margen de maniobra para poder ajustar sus pagos a sus circunstancias económicas. Al igual que en el caso de la carencia total, el capital seguirá aumentando, lo que significa que, al finalizar el periodo de carencia parcial, el prestatario tendrá que abonar una cantidad mayor.

 

Carencia de capital: pago solo de intereses durante el periodo establecido

La carencia de capital en un préstamo es la opción de realizar únicamente el pago de los intereses generados durante un período determinado. Durante este periodo, el cliente no tendría que realizar el pago del capital, lo que implica que la cuota mensual sería mucho menor. En general, la opción de carencia puede ser atractiva para personas que tengan problemas financieros temporales, como desempleo, enfermedad o gastos inesperados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a largo plazo, la opción de carencia puede terminar siendo más costosa, ya que los intereses no pagados durante el período se acumulan a la deuda total. Además, hay que leer atentamente las condiciones del contrato, ya que en algunos casos puede haber comisiones por la opción de carencia o ser necesario cumplir con ciertas condiciones para optar a ella. Por lo tanto, es importante analizar las ventajas y desventajas de la opción de carencia antes de tomar una decisión de contratar un préstamo.

 

Carencia total: suspensión temporal de todos los pagos durante el periodo establecido

La opción de carencia total en préstamos es una alternativa que puede resultar atractiva para muchas personas, ya que esta modalidad permite la suspensión temporal de todos los pagos durante el periodo establecido en el contrato. Es decir, durante un tiempo determinado (normalmente unos meses), el prestatario no tendría que pagar la cuota mensual del préstamo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la opción de carencia total incrementará el coste total del préstamo, ya que los intereses se seguirán acumulando durante el periodo de suspensión, generando un mayor coste total del préstamo. Asimismo, hay que destacar que normalmente las cuotas mensuales aumentarán después del periodo de carencia, para compensar el periodo sin pagos.

 

¿Cómo se calcula en un préstamo la carencia y cuánto dura?

La carencia en un préstamo es la opción de no pagar el capital prestado durante un tiempo determinado. Es esencial conocer las condiciones del contrato, ya que a largo plazo aumentarán los intereses. La duración de la carencia variará según el tipo de préstamo y la entidad financiera.

Existen dos tipos de carencias: parcial y total.

  • En la parcial se debe calcular la cantidad que se pagará durante el periodo de gracia y después del mismo.
  • En la total solo se calcula la cantidad que se pagará después del periodo de gracia.

Grupo Caja Rural te ayuda con tu financiación

Si estás buscando financiación para hacer realidad tus proyectos y necesidades, las entidades de Grupo Caja Rural tienen la solución. A través de los préstamos personales, podrás obtener el dinero necesario para hacer frente a tus gastos con facilidad y comodidad. Además, para aquellos que quieran saber exactamente cuáles serían las condiciones de su préstamo, podrán hacer uso del simulador de préstamos. ¡Así de sencillo! Consulta con tu entidad para recibir más información personalizada.

 

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}