fbpx
 

EmpresasMarketplaces, oportunidades para emprendedores, autónomos y empresas

¿Qué son los marketplaces? ¿Qué tipos existen? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes? Aprende todo sobre este modelo de negocio de crecimiento imparable
25 agosto, 202056810 min

Los marketplaces son plataformas que ponen en contacto oferta y demanda. Como si de un gran centro comercial se tratara, en un marketplace se venden productos de diferentes empresas, negocios, marcas, usuarios… Es una tienda de tiendas digital en la que se pueden encontrar todo tipo de productos, en cualquier momento y lugar.

 

El marketplace, también conocido como online marketplace, actúa como intermediario, ofreciendo a los compradores toda una gama de productos. Las ventajas son múltiples tanto para los clientes como para los vendedores. Seguro que has oído hablar e incluso, habrás realizado alguna compra en Amazon, Privalia, Vente Privée, Fnac o eBay, ¿verdad? Pues bien, son algunos de los marketplaces más influyentes de todos los tiempos.

 

Tipos de marketplaces

Existen distintos tipos de marketplaces:

  • On demand. Es el más común en el sector servicios y su misión consiste en dar respuesta a la necesidad del cliente en el momento en el que surge, a través de una red de proveedores. Uber o Deliveroo son ejemplos de este tipo de marketplaces.
  • Managed. Es el modelo de Amazon, eBay, Rakuten… Es el modelo más habitual y el más empleado. En este tipo de plataformas los fabricantes o distribuidores ofrecen sus productos en una plataforma gestionada por un tercero, quien habitualmente se encarga de la gestión del proceso de venta, almacenamiento, envío…
  • Community-driven. Un buen ejemplo de este tipo de plataformas es Etsy. En este caso, el funcionamiento es el mismo que el anterior, pero se promueve la construcción de comunidad entre los miembros. Suelen formar parte de estos marketplaces vendedores más pequeños, artesanos, de productos de segunda mano… Y son ellos quienes se encargan de todo el proceso de compraventa, envíos, devoluciones, atención al cliente…

Dentro de estas tipologías, los marketplaces pueden ser generalistas, que son aquellos en los que encontramos todo tipo de productos y servicios; y de nicho o verticales, cuando se especializan en un determinado sector, como por ejemplo, Tiendanimal o Zooplus, especializados en mascotas.

 

Ventajas e inconvenientes de los marketplaces

Este modelo de negocio tiene ventajas e inconvenientes tanto para vendedores como para compradores. Vamos a analizarlo todo para que, en el caso de que tengas una empresa o un proyecto en mente valores la posibilidad de vender tus productos en un marketplace. Por otro lado, como cliente, saber los beneficios que tiene comprar en estas tiendas online puede animarte a dar el paso, si es que aún no lo has hecho.

 

En ocasiones, hay vendedores o empresas que piensan que si venden sus productos en un marketplace se ahorran montar su propia tienda online, página web… y que la inversión es menor. Sin embargo, distribuir tus productos en este tipo de plataformas también supone coste porque, normalmente, las comisiones que cobran son elevadas. Eso sí, también tiene otros muchos beneficios, como vamos a ver a continuación:

 

  • Mayor visibilidad y volumen de tráfico elevado. Hay muchos usuarios que antes de comprar un producto realizan una búsqueda en alguno de los principales marketplaces, por lo que aparecer entre los resultados multiplica tus oportunidades de venta. Además, permiten llegar a un volumen de tráfico muy elevado que, en otro caso, no sería posible. Si piensas en Amazon, lo entenderás bien.
  • Genera confianza. Si eres una marca nueva o acabas de lanzar una nueva línea de productos, venderlos a través de un marketplace aporta una mayor confianza a los usuarios.
  • Refuerza el SEO o tu posicionamiento online en buscadores. Los marketplaces suelen estar muy bien posicionados, por lo que si dentro de ellos, tus productos también lo están, ya no tendrás que preocuparte demasiado por el posicionamiento de tu propia web.
  • Los marketplaces ofrecen muchas facilidades en cuanto a logística, almacenamiento, envíos, atención al cliente, gestión de la propia plataforma… Por lo que es realmente sencillo empezar a vender en ellos.

 

Como todo en la vida, también hay ciertos inconvenientes que se deben tener en cuenta:

  • Menores márgenes de venta. Además de la cuota mensual, el marketplace suele quedarse con una comisión por cada venta que realices, lo que disminuye el margen de venta de tus productos.
  • Falta de diferenciación. Como los marketplaces albergan tantísima cantidad de productos, diferenciarte de tus competidores es complicado.
  • No ayuda al branding o construcción de imagen de marca. Todos los productos y/o servicios se ofrecen bajo un mismo patrón y apariencia, por lo que no puedes personalizar los tuyos propios.
  • Gran competencia. Digamos que la competencia es la misma, pero al vender en un marketplace significa tener a tu competencia justo al lado. Además, al principio es complicado tener la visibilidad que esperas porque este tipo de plataformas ordenan los productos en función de las compras realizadas, dejando espacio también para la publicidad.
  • No son tus clientes. Los clientes son del marketplace, no tuyos, por lo que no tendrás sus datos para ir construyendo tu propia base de datos. No les conocerás, no podrás fidelizarlos…

En cuanto a los compradores, algunas de las ventajas más destacables son la comodidad de tener todo en un mismo lugar; aprovechar ofertas y promociones; envíos más rápidos; mayor transparencia y un montón de opiniones y comentarios sobre los productos que facilitan la decisión de compra.

 

Ahora eres tú quien tiene que decidir si vender/comprar productos en este tipo de negocios. Venderlos, ya sea en uno o en varios marketplaces, es una parte importante de cualquier estrategia de ventas online omnicanal. Sin embargo, nuestra recomendación es que no renuncies nunca a tener tu propia imagen en tu página web o tienda online.

Artículos Relacionados