Introducción al mundo de la bolsa: ¿Qué es y cómo funciona?

La bolsa de valores es un mercado donde se compran y venden acciones de empresas. Funciona mediante la oferta y demanda, influenciada por factores económicos, entre otros.
Educación Financiera18 octubre, 2023137917 min
Blog Ruralvía » Educación Financiera » Inventir en bolsa

 

En el mundo financiero, la bolsa de valores desempeña un papel fundamental como una institución que facilita la negociación de activos financieros. En este artículo te contamos en detalle qué es invertir en bolsa, qué es la bolsa de valores, su importancia en la economía y cómo funciona.

 

¿Qué es la bolsa de valores?

La bolsa de valores es un mercado financiero que facilita el intercambio de activos financieros entre compradores y vendedores. Este mercado brinda a las empresas la posibilidad de financiarse a través de la emisión y venta de acciones y bonos, y a los inversores les permite invertir en instrumentos financieros con el objetivo de obtener rentabilidad.

El funcionamiento de la bolsa se basa en la oferta y demanda de los activos financieros. Los compradores y vendedores establecen el precio al que están dispuestos a comprar o vender, y cuando ambas partes están de acuerdo, se realiza la transacción. Por consiguiente, resulta un mercado fundamental para las empresas, ya que les permite obtener financiación para realizar inversiones, expandirse o llevar a cabo proyectos de desarrollo. Además, la cotización de una empresa en la bolsa puede mejorar su reputación y atraer inversores interesados en sus acciones.

Para los inversores, la bolsa brinda la oportunidad de participar en el crecimiento de las empresas y obtener beneficios a través de la compra y venta de acciones. Al invertir en la Bolsa, los inversores asumen el riesgo de las fluctuaciones en los precios de los valores, pero también tienen la posibilidad de obtener altas rentabilidades.

 

¿Qué es el IBEX 35?

El IBEX 35 es el principal índice bursátil de España y agrupa a las 35 empresas más líquidas y con mayor capitalización en la Bolsa de Madrid y se utiliza para medir la evolución del mercado de valores en el país.

Como hemos mencionado, la bolsa de valores es un mercado encargado de proveer un espacio donde se realizan compraventas de acciones y otros instrumentos financieros. Su función principal es facilitar la financiación de empresas a través de la emisión de acciones, permitiendo que los inversores compren y vendan estos títulos, y se establezca un precio de mercado para los mismos. Es por ello por lo que, en este contexto, el IBEX 35 cumple la importante tarea de reflejar el comportamiento de las empresas más destacadas en el mercado de valores español. Para ello, se selecciona una cartera de 35 compañías representativas de diferentes sectores económicos, que se actualiza periódicamente. Estas empresas son elegidas en función de su liquidez, tamaño y capitalización bursátil.

La capitalización bursátil se refiere al valor total de mercado de una empresa, determinado por el precio de sus acciones multiplicado por el número de acciones en circulación. Las empresas incluidas en el IBEX 35 son consideradas como referentes en el mercado y su rendimiento influye directamente en la evolución del índice.

 

El proceso de compra y venta de acciones

En la bolsa de valores, los inversores pueden comprar acciones de diferentes empresas, lo que les otorga la propiedad de una fracción de la compañía y, por ende, derecho a participar en sus beneficios y decisiones. Estas acciones se consideran activos financieros que, al ser comprados y vendidos, permiten a los inversores obtener rendimientos y diversificar su cartera de inversiones.

La compra y venta de acciones se lleva a cabo a través de los intermediarios financieros, como corredores de bolsa o entidades financieras autorizadas. Estos intermediarios facilitan las transacciones y brindan un acompañamiento a los inversores durante su actividad. 

Además, en algunos casos, las empresas pueden realizar la recompra de acciones, es decir, adquirir sus propias participaciones en el mercado. Esta estrategia puede tener varios fines, como reducir la cantidad de acciones en circulación, incrementar el valor de las acciones restantes o utilizar las acciones recompradas para pagar a los empleados como parte de su compensación.

 

Instrumentos financieros: acciones, bonos, fondos de inversión y opciones

Los instrumentos financieros permiten a los inversores acceder y participar en los mercados. Algunos de los instrumentos más comunes son:

  • Las acciones representan una participación en una empresa, otorgando al accionista derechos sobre los beneficios y decisiones corporativas.
  • Los bonos, por otro lado, son valores de deuda emitidos por entidades públicas o privadas. Estos instrumentos representan un préstamo que el emisor se compromete a devolver, junto con los intereses acordados.
  • Los fondos de inversión son vehículos de inversión colectiva gestionados por profesionales. Los inversores aportan su dinero en un fondo, que se invierte en diferentes activos financieros, como acciones, bonos y otros instrumentos. Esto les permite diversificar su cartera de inversión sin tener que gestionar individualmente cada uno de los activos.
  • Las opciones son instrumentos financieros derivados que otorgan a su tenedor el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo subyacente a un precio predeterminado en una fecha futura. Esto brinda a los inversores la  posibilidad de obtener beneficios en diferentes escenarios de mercado.

En definitiva, todos estos instrumentos financieros brindan oportunidades para generar rendimientos y participar en los mercados, siendo una opción a considerar al decidir en qué invertir en 2023. Los clientes de las entidades de Grupo Caja Rural podrán encontrar en su broker, dentro de Ruralvía, informes técnicos y fundamentales sobre las empresas y evolución del mercado, información relevante para poder tomar la decisión sobre sus inversiones con más tranquilidad.

 

Diversificación de cartera y gestión de riesgos

La diversificación de la cartera busca reducir los riesgos asociados a la inversión concentrando los recursos en diferentes activos financieros. De esta manera, se busca minimizar el impacto negativo que una mala inversión pueda tener en el conjunto de la cartera.

La gestión de riesgos, por su parte, implica evaluar y controlar los riesgos inherentes a las inversiones en bolsa. Esto implica identificar los riesgos potenciales, calcular su impacto y probabilidad, y tomar decisiones estratégicas para minimizarlos.

 

Pasos para comenzar a invertir en bolsa

Comenzar a invertir en bolsa puede parecer abrumador, pero con las pautas correctas y una comprensión básica, puedes comenzar a construir tu cartera. Aquí hay algunos pasos importantes para comenzar:

  • Educarte. Antes de comenzar a invertir, es fundamental educarte sobre la bolsa de valores. Aprende los conceptos básicos, como cómo funcionan los mercados, los diferentes tipos de activos y los términos clave. Dentro de tu broker en Ruralvía, si eres cliente de alguna de las entidades de Grupo Caja Rural, dispondrás de información para todo tipo de perfiles de inversores.
  • Establece objetivos. Define tus objetivos de inversión a largo plazo. Esto te ayudará a determinar el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir y a desarrollar una estrategia de inversión adecuada para ti.
  • Crea un plan de inversión. Desarrolla un plan de inversión que se ajuste a tus objetivos y situación financiera. Considera factores como tu tolerancia al riesgo, el horizonte temporal y la diversificación de la cartera.
  • Abre una cuenta de valores. Una vez que te sientas preparado y tengas un plan de inversión, abre una cuenta de valores. Investiga diferentes corredores y elige uno que se adapte a tus necesidades. Asegúrate de comprender las tarifas y comisiones asociadas. Dentro de Ruralvía podrás abrir tu propia cuenta de valores de forma digital.
  • Realiza investigaciones. Antes de tomar una decisión de inversión, realiza investigaciones sobre las empresas o activos en los que estás interesado. Examina los informes financieros, el rendimiento pasado y la industria en la que operan. Esta información la podrás encontrar dentro de tu broker online en Ruralvía.
  • Diversifica tu cartera. La diversificación es clave para reducir riesgos. No pongas todos tus huevos en una sola canasta. Distribuye tus inversiones en diferentes activos, sectores y geografías. Para ello, si eres cliente de alguna de las entidades de Grupo Caja Rural, tendrás la posibilidad de crear una cartera virtual en tu Broker de Ruralvía e ir viendo cómo se comportarían tus acciones antes de invertir.
  • Gestiona tus riesgos. Establece límites de pérdida y utiliza herramientas como las órdenes de stop-loss para proteger tus inversiones de movimientos bruscos del mercado.

Recuerda que invertir implica riesgos, por lo que es importante tener una visión a largo plazo y ser paciente. Obtener asesoramiento financiero profesional también puede ser una gran ayuda para maximizar tus resultados. Desde tu entidad de Grupo Caja Rural tendrás acceso a tu gestor donde podrás trasladar tus consultas y te facilitarán los accesos a la información que requieras antes de elegir entre todas las opciones de inversión. Para más información, consulta con tu entidad más cercana:

 

 

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}