Inversión con enfoque de género para promover el desarrollo y la igualdad de la mujer

La evolución forma parte del desarrollo de la sociedad, y es necesaria para seguir avanzando en la buena dirección. Uno de los ámbitos donde más hincapié se está haciendo a lo largo de los últimos años es la igualdad, también en el sector financiero. En este artículo te contamos en qué consiste la igualdad con enfoque de género y cómo contribuye esta corriente a una integración más homogénea de la mujer en la sociedad.
Educación Financiera8 marzo, 2023102213 min
Blog Ruralvía » Educación Financiera » Inversiones con enfoque de género

 

Las políticas relacionadas con la promoción de la igualdad en la sociedad trascienden mucho más allá de lo que vemos en los titulares de prensa a diario. Las empresas y las personas están cada vez más concienciadas sobre la necesidad de promover acciones en pro de la igualdad y uno de los sectores donde más se está avanzando últimamente es el ámbito financiero.

De hecho, es probable que hayas oído recientemente el concepto de inversión con enfoque de género, que deriva de la expresión inglesa “gender lens investing”. Pero ¿sabes exactamente en qué consiste esta tendencia que está ganando cada vez más peso? En este artículo analizamos qué es y qué implicaciones tiene para las mujeres en la sociedad.

Gender lens investing o inversiones con impacto de género: ¿en qué consisten?

A priori, muchas personas piensan que las inversiones con impacto de género hacen referencia a una mayor presencia de las mujeres en la toma de decisiones relacionadas con las inversiones y las finanzas. Sin embargo, el concepto va mucho más allá.

Las inversiones con impacto de género son aquellas basadas en estrategias que buscan generar impactos positivos y beneficiosos hacia las mujeres en base a la integración del análisis de género en el análisis financiero.

Es decir, permiten decidir cómo se utilizan los recursos económicos para lograr acciones que beneficien a las mujeres y que contribuyan a alcanzar la ansiada igualdad de género. Por tanto, va mucho más allá de invertir en empresas lideradas por mujeres; lo que se persigue es un cambio social profundo.

Mitos sobre la “inversión feminista”

La necesidad de implementar cambios estructurales en la sociedad que rompan con la desigualdad que ha existido tradicionalmente en el entorno financiero hace que surjan determinados mitos que desvirtúan el propósito real de la inversión con enfoque de género.

En este sentido, el Banco de Inversiones Europeo (European Investment Bank) ha identificado algunos de los mitos más habituales que imperan en la esfera social relacionados con lo que, para muchos, es la “inversión feminista”:

  • El primero de ellos hace referencia a que el empoderamiento de la mujer es de índole social, más que económica.
  • Otro de los mitos más extendidos es que las estrategias basadas en inversiones con enfoque de género no reportan beneficios reales a los inversores privados.
  • La creencia de que no hay suficientes proyectos en los que las inversiones con enfoque de género sean viables también es errónea.
  • En cuarto lugar, esta institución identifica como mito el hecho de que algunas personas o entidades divulguen que este tipo de inversiones no son importantes para el éxito de una empresa.
  • Y, por último, destaca el mito de que la inversión con enfoque de género no puede ser escalable porque no tiene la envergadura suficiente como para serlo.

Sin embargo, distintas investigaciones apuntan a que una participación activa de las mujeres en la toma de decisiones económicas podría contribuir a un crecimiento muy importante en el PIB de cada país.

Asimismo, el colectivo femenino supone un mercado con un gran potencial de consumo, y la identificación que sienten las mujeres hacia las marcas parte de los valores que estas reflejan hacia ellas.

Mujer y empresa, ¿en qué punto estamos hoy en España?

Es innegable que ha habido avances en la integración femenina dentro del ámbito económico de alto nivel, pero todavía queda un largo camino por recorrer. Según la Organización Internacional del Trabajo, en el año 2022, la participación de las mujeres dentro de la fuerza laboral se situó en el 47,4%, muy lejos del 72,3% en el caso de los hombres.

Participación femenina en el ámbito laboral España

En España, la participación femenina en el ámbito laboral es del 46% en el año 2021, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Cabe destacar que la desigualdad es aún más intensa entre las mujeres del ámbito rural. Asimismo, se desprende también que las mujeres perciben un sueldo 3.000 euros menor que el de los hombres por el desempeño de un puesto a jornada completa.

Por tanto, aunque es evidente que ha habido progreso, no se ha alcanzado el nivel de igualdad que erradique la actual brecha laboral de género que existe y es necesario promover más inversiones con enfoque de género que reduzcan cada vez más esta diferencia.

Rentabilidad en las inversiones con impacto de género

La decisión de llevar a cabo inversiones con impacto de género no solo reporta beneficios a nivel social, sino también desde el punto de vista de la rentabilidad económica. Aunque, en este sentido, no solo hay que hablar de rentabilidad, sino de retorno. El retorno es económico, pero también ambiental y social, en línea con los criterios ESG que imperan actualmente.

Desde el punto de vista económico, cabe destacar el dato que aporta la OCDE, que anticipa que una disminución del 50% en la brecha de género incrementaría el PIB en un 6% de cara a 2030. Asimismo, un estudio elaborado por la consultora McKinsey revela que aquellas empresas con igualdad salarial lograron un aumento de la tasa interna de retorno del 13% frente a la media.

Esta consultora añade, también, que los equipos ejecutivos donde no hay desigualdad de género tienen un 21% más de posibilidades de superar la rentabilidad media del mercado, y un 27% más de probabilidades de crear valor.

Por tanto, los inversores ponen cada vez más atención en las inversiones con impacto de género, si bien es cierto que el criterio económico no es el único que impera en este sentido.

Empieza a invertir considerando el impacto de género

Las opciones de inversión que existen hoy en día son muchas y muy diversas; por ello, lo más importante es tener claro cuáles son los criterios básicos que van a regir tu decisión. Queda patente que el enfoque de género es uno de los que conviene tener en cuenta, aunque también hay que saber analizar el perfil de riesgo de cada uno para saber dónde podemos debemos y, sobre todo, dónde no debemos invertir.

En Grupo Caja Rural ponemos a tu disposición el apoyo de nuestros asesores y expertos, que te orientarán para definir cuál es tu perfil de inversión y, en base a él, mostrarte todas las posibilidades que mejor se ajustan a él. Contamos con un amplio abanico de carteras y fondos de inversión donde buscar una opción que se adapte a ti.

Somos conscientes de que, para cambiar el mundo, hace falta hacer pequeños cambios estructurales, y por eso queremos ayudarte a que conozcas todas las opciones de inversión, para que puedas elegir de forma responsable, sostenible y escalable.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}