fbpx
 

EmpresasIniciativas y ayudas para atraer a 20.000 jóvenes agricultores a España

Para garantizar el relevo generacional en el campo es vital atraer a los jóvenes agricultores, para lo que se han articulado distintas líneas de ayudas estatales, autonómicas y europeas
24 septiembre, 201929012 min

En los próximos diez años, seis de cada diez agricultores entrarán en edad de jubilación. O lo que es lo mismo, más de 200.000 activos dejarán de serlo en el periodo 2020-2030, según datos de la organización agraria COAG. Ante esta situación, es vital atraer jóvenes agricultores al campo español.

 

Para garantizar un relevo generacional sostenible, tal y como explican desde COAG, el ritmo de reposición debería ser de unos 20.000 agricultores anuales. Sin embargo, según cifras oficiales, las solicitudes de incorporación giran en torno a las 8.500 de media al año.

 

La necesidad de garantizar el relevo generacional en el campo es prioritario y por ello las instituciones ya se han puesto manos a la obra para buscar fórmulas. En el caso de España, el objetivo es incorporar 20.000 jóvenes en el horizonte 2020. ¿Cómo? A través de distintas iniciativas y ayudas impulsadas por el Gobierno central, junto con las comunidades autónomas, tirando de fondos europeos.

 

Las ayudas para atraer jóvenes agricultores

En el marco de la Política Agraria Común, los jóvenes agricultores que cumplan unos determinados requisitos, podrán recibir:

 

  • Asignación de derechos de pago básico de la Reserva Nacional, por un valor correspondiente a la media regional, siempre de la zona donde se asignen dichos derechos.

 

  • Pago complementario a percibir, sobre un máximo de 90 derechos de pago básico activados, y durante 5 años. Este pago es un incremento adicional en el marco del primer pilar de la PAC, cuyo principal objetivo es favorecer el relevo generacional y la competitividad del sector agrario.

 

  • Las ayudas para jóvenes en el marco del segundo pilar de la PAC contempla una ayuda a jóvenes agricultores que se establezcan, por primera vez, en una explotación agrícola, como titulares de la explotación.

 

Programas para el Desarrollo Rural en España

En España se ha decidido realizar una programación basada en 17 programas autonómicos y un marco nacional. El marco nacional es un documento de programación consensuado con las comunidades autónomas, que contiene elementos comunes para los programas de Desarrollo Rural.

 

Uno de estos elementos comunes es la instalación de los jóvenes agricultores. Los Programas de Desarrollo Rural de las comunidades autónomas contemplan la concesión de esta ayuda en su ámbito territorial y en sus planes financieros establecen el importe que se va a destinar para el pago de las mismas. Estas ayudas son cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

 

El límite máximo de esta ayuda es de 70.000 euros, tal y como establece el anexo I del Reglamento (UE) 1305/2013. Muchas comunidades han optado por establecer un importe básico (módulo básico) que podrá aumentarse en función de las características de la explotación o de la puntuación obtenida al aplicar los criterios de selección. El pago se realizará en al menos dos plazos en un periodo máximo de cinco años y el último pago estará condicionado a la correcta implementación del plan empresarial.

 

Soy joven agricultor, ¿cómo pido estas ayudas?

La solicitud de asignación a la Reserva Nacional se realiza en la solicitud única. La información que se debe aportar es aquella que permita comprobar que se cumplen los requisitos establecidos.

 

Son las comunidades autónomas las que recaban la información y posteriormente la remiten al Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Con base en la información recibida y las disponibilidades de la Reserva Nacional, el FEGA establece los derechos que se asignarán a cada agricultor y remitirá dicha información a cada comunidad autónoma.

 

Las comunidades autónomas comunicarán o publicarán la información relativa a la asignación de derechos a los agricultores de su ámbito antes del 28 de febrero del año siguiente al de presentación de la solicitud de derechos a la Reserva Nacional.

 

Según se establece en el Marco Nacional de Desarrollo Rural, la ayuda para la primera instalación de jóvenes agricultores se podrá conceder a las personas que, en el momento de presentar la solicitud, cumplan los siguientes requisitos:

 

  • Tener entre 18 y 40 años de edad, inclusive. Es decir, que no hayan cumplido los 41 años de edad.
  • Poseer la capacitación y competencias profesionales adecuadas, que determinen las comunidades autónomas en sus programas de Desarrollo Rural, pudiendo permitirse un período de gracia, de hasta 36 meses desde la concesión de la ayuda.
  • Presentar un plan empresarial, según los requisitos establecidos en dichos programas y que debe incluir como mínimo:
    • La situación inicial de la explotación agraria.
    • Los hitos y objetivos para el desarrollo de las actividades de la explotación agraria.
    • Detalles de las acciones requeridas para el desarrollo de las actividades de la explotación agraria, incluidas las relacionadas con la sostenibilidad medioambiental y la eficiencia de recursos, que incluyan inversiones y gastos asociados a la explotación, además de otras como formación, asesoramiento y cualquier otra actividad.
  • Ajustarse a la definición de agricultor activo dentro de los dieciocho meses siguientes a la fecha de establecimiento.
  • La explotación agraria en la que se instale el joven agricultor debe ajustarse a la definición de micro y pequeñas empresas dentro de los límites mínimos y máximos que establezca el programa de Desarrollo Rural de la comunidad autónoma.
  • En el caso de que un joven agricultor no se instale como titular único de la explotación, estos programas deben establecer las condiciones específicas para el acceso a la ayuda. Estas condiciones serán equivalentes a las que se requieran al joven agricultor cuando se establezca como titular único. En todos los casos, el control de la explotación debe recaer siempre en un joven agricultor.
  • Ejercer su actividad agraria en la explotación durante al menos 5 años desde el momento de la concesión de la ayuda. Además, el joven debe haber iniciado el proceso de instalación como máximo 12 meses antes de la solicitud de ayuda.

 

Todos estos requisitos los concretan las diferentes comunidades autónomas en sus respectivos programas de Desarrollo Rural.

 

Más allá de estas líneas de ayudas, todas las entidades del Grupo Caja Rural ofrecemos distintas opciones de financiación y asesoramiento a los agricultores y ganaderos de nuestras regiones. Si estás interesado,  busca la oficina de Grupo Caja Rural más próxima en nuestro mapa, y acércate a preguntar tus opciones.

Artículos Relacionados