ActualidadGuía para comprar una vivienda y evitar los errores más habituales

Te contamos cuáles son los errores más típicos al comprar una vivienda. Conocerlos te ayudará a evitarlos y te ahorrará lamentaciones en el futuro.
28 mayo, 20193599 min

Comprar una casa es uno de los mayores esfuerzos económicos que haremos a lo largo de nuestra vida. Una de las inversiones más importantes y, por tanto, una de las decisiones más meditadas que debemos tomar. Cometer algún fallo a lo largo de todo el proceso, desde la búsqueda hasta la firma de la hipoteca, es una posibilidad que todos queremos evitar. Con esta guía, queremos ayudarte a conseguirlo.

 

¿Podremos pagarla, es el momento ideal para comprar, requiere reformas, cubre mis necesidades, es la mejor opción…? Éstas son sólo algunas de las dudas que nos asaltan en este momento de nuestra vida. Además, tras ellas se esconden algunos de los errores más típicos al comprar una vivienda. Vamos a analizarlo en detalle:

 

1.Falta de presupuesto

Una vez que nos hemos decido a comprar una vivienda, debemos sentarnos y hacer cuentas. ¿Cuál es la cantidad máxima que puedo gastar? Ésta es una de las principales preguntas que debemos hacernos. En este sentido, los expertos recomiendan no superar el 35 por ciento de nuestros ingresos mensuales. Fíjate un presupuesto y cúmplelo. Si te endeudas más de la cuenta, terminarás arrepintiéndote.

 

También es importante calcular la cuota mensual de la hipoteca, para estar seguros de que vamos a poder afrontarla sin problemas. Ten en cuenta las posibles subidas de los tipos de interés, la inflación, tu situación laboral… Cuanto más planificado y calculado tengas los posibles escenarios, mejor.

 

2.No tener en cuenta los gastos asociados

En la compra de una vivienda el precio del inmueble es importante, pero no es todo el gasto que tendrás. Existen otros gastos asociados a la compraventa inmobiliaria que no podemos pasar por alto.

 

Algunos de estos gastos son la notaría, el registro de la propiedad, la escritura, impuestos como el IVA o el de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Además, si la vivienda requiere que hagamos reformas, debemos prever un presupuesto para las mismas y el coste de la licencia.

 

También deberemos tener en cuenta otros gastos recurrentes como son los seguros, facturas de luz, gas, agua…, otros impuestos y gastos de comunidad.

 

3.Evitar pensar en futuro

Otro de los errores más típicos al comprar una vivienda es no pensar en las necesidades futuras. ¿Voy a ampliar la familia, trabajo desde casa, tiene el tamaño apropiado, cuenta con las habitaciones necesarias, está bien ubicada?

 

Tener una casa muy grande o muy pequeña puede ser motivo de arrepentimiento en un futuro. Tomar la decisión de dónde comprar la vivienda también es clave, y sería recomendable tenerlo claro antes de iniciar la búsqueda de casas. No pienses únicamente en si es buen barrio, también, si tiene acceso a transportes públicos, zonas verdes, colegios, zonas comerciales, centros de salud…

 

  1. No analizar el contexto ni negociar el precio

Quedarse con la primera opción es otro de los fallos más comunes. No te dejes llevar por las primeras impresiones y la emoción.  Analiza la localización, baraja distintas opciones, estudia los precios de la zona y, con toda la información que hayas recabado, habla con el vendedor para ver opciones de negociación.  Recuerda, el no  ya lo tienes, si consigues una reducción del precio será un primer éxito en tu compra.

 

5.No comparar las opciones de financiación

Esta tarea implicará tiempo pero será muy ventajosa para tu planificación financiera. No todos los préstamos hipotecarios son iguales ni se ajustan a las necesidades del ciudadano de la misma manera.

 

Piensa si te conviene más una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable y, si tienes dudas, pregunta. En el Grupo Caja Rural, tienes la opción de acércate a una oficina y preguntar. Además, te facilitaremos simulaciones de cada préstamo hipotecario para que puedas hacerte una idea rápida de las opciones y puedas valorar la situación con la mayor información posible.

 

  1. Falta de investigación

A veces, ya sea por miedo o por prudencia, no preguntamos todas las dudas que tenemos sobre la vivienda que vamos a comprar.  No hacerlo, nos puede impedir saber si el inmueble tiene deudas, si la comunidad está al corriente de todos los pagos, si la casa tiene fallos estructurales que no vemos, el estado de la instalación eléctrica, la fontanería… Pregúntalo todo y si tienes que hablar con los vecinos, hazlo sin miedo.

Es muy recomendable que solicites una nota simple del inmueble que deseas comprar en el Registro de la Propiedad. Ahí podrás comprobar que no tenga cargas pendientes.

 

Opciones de viviendas en venta a través de Grupo Caja Rural

Si estás pensando comprarte una vivienda, consulta el portal inmobiliario de tu entidad del Grupo Caja Rural y encontrarás distintas posibilidades en tu región.

Artículos Relacionados