fbpx
 

TecnologíaEl derecho al olvido es posible, ¡aprende a borrar tu huella digital!

El derecho al olvido garantiza una vía para que los usuarios soliciten el borrado de su información personal a motores de búsqueda como Google, Yahoo o Bing. Te explicamos cómo borrar tu huella digital con facilidad.
28 enero, 2021135312 min

Nuestros perfiles en el internet de las cosas guardan mucha información sobre nosotros: datos, imágenes, vídeos, textos… Existen algunos casos en los que no queremos que los navegadores registren toda esta información y la muestren al público, para lo cual recurrimos al derecho al olvido.

 

¿En qué consiste el derecho al olvido? Es una práctica que permite a los internautas solicitar la eliminación de sus datos en portales como Google, Yahoo o Bing, motores de búsqueda que registran su actividad y la muestran en sus SERP o páginas de resultados del buscador.

 

Si nunca habías oído hablar de esta posibilidad, vamos a contarte qué pasos tienes que seguir para ejercer tu derecho al olvido. No te preocupes, es un proceso sencillo que en muchas ocasiones se resuelve rellenando los datos de un formulario en cuestión de minutos.

 

El origen del derecho al olvido: mayo de 2014

Este derecho nació como una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que el 13 de mayo de 2014 reconocía que los usuarios debían contar con una opción para solicitar la desindexación de un contenido personal en los buscadores por causas como la información desactualizada y los errores de fuente mal documentada o de carácter malicioso.

 

Desde entonces, los motores de búsqueda han hecho un gran esfuerzo procesando de forma manual las miles de solicitudes anuales que reciben para borrar esta información de sus bases de datos. Estos son los formularios que debes rellenar para ejercer tu derecho al olvido con éxito:

Google, el navegador más importante del mundo, cuenta con dos páginas web de referencia para saber todo lo que necesitemos sobre su relación con el derecho al olvido: un cuestionario de preguntas frecuentes y un informe con todas las estadísticas de URL retiradas hasta ahora.

 

¿Cómo puedo ejercer mi derecho al olvido?

Antes de enseñarte el proceso para decir adiós a esos datos que te incomodan, es importante que entiendas la importancia de ser conscientes sobre lo que subes a la red. Todo aquello que aparece en ella queda expuesto al ataque de los hackers, por lo que debes educar a tus hijos a usar internet con seguridad y aprender a realizar compras online con seguridad. Dicho esto, vamos a guiarte paso a paso para que ejerzas tu derecho al olvido sin dificultades:

  • Lee bien el formulario. En primer lugar, lee toda la información introductoria antes de rellenar tus datos. En ella encontrarás mucha información valiosa, como el procedimiento para solicitar la eliminación de la información sobre los niños o las condiciones para el borrado en la Unión Europea.

 

  • Rellena los espacios en blanco. En los formularios, los campos marcados con asterisco son obligatorios: nombre, apellidos, edad, país… Te recomendamos que escribas en todos los espacios, porque cuanta más información reciba el motor de búsqueda, mejor podrá entender las razones por las que solicitas tu derecho al olvido.

 

  • Introduce las URL que quieres que desaparezcan. Es importante que copies y pegues la dirección tal y como está en el buscador para no equivocarte. Debajo de cada una, introduce una descripción detallada, primero con los datos personales que quieres borrar (como “edad”, “nacionalidad” o “fotografía”) y luego con el motivo muy bien explicado.

Ten en cuenta que Google prioriza los casos más graves, en los que el solicitante pide que se retire su historial delictivo o su pasado político de las búsquedas. De todas formas, mantén la esperanza aunque no ejerzas tu derecho al olvido por una razón de peso.

 

  • Pon tu nombre en el apartado de firma digital. Después de revisar que todos tus datos están bien escritos en el formulario, tienes que introducir tu nombre completo en la firma digital. Completa el CAPTCHA de seguridad y selecciona el botón “Enviar”.

 

Los buscadores tardarán un tiempo en responderte, por la cantidad de solicitudes prioritarias que tendrán en su base de datos. En cualquier caso, contactarán contigo y te darán una solución para que no te preocupes sobre tus datos.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) tiene más consultas para entender cómo funciona el derecho de supresión o de olvido, así que puedes escribirles si no estás seguro de que tu caso se vaya a resolver pronto, o si necesitas conocer nuevas guías y herramientas que te ayuden a proteger tus datos en internet.

Por último, recuerda que con este proceso solo ejerces tu derecho al olvido con los motores de búsqueda. Tu información personal seguirá estando en la página web de origen, así que tendrás que ponerte en contacto con el webmaster de cada sitio para solicitarle que la elimine si quieres estar completamente tranquilo. Cuando te confirme que ya no se encuentra en su servidor, habrás terminado el proceso y tu huella digital habrá quedado enterrada en las arenas del recuerdo.